Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Volvió River: los dos regresados, la puerta abierta a un uruguayo y el inminente viaje a los Estados Unidos

El plantel millonario volvió al trabajo después de las vacaciones; el torneo local, la Libertadores y la Copa Argentina, los objetivos del semestre

Lunes 17 de julio de 2017 • 12:43
0
River se entrenó en su predio, en el regreso de las vacaciones
River se entrenó en su predio, en el regreso de las vacaciones. Foto: Gentileza Prensa River

Tras doce días de descanso, el plantel de River retomó los entrenamientos esta mañana en el predio de Ezeiza, donde trabajará hasta el miércoles, cuando emprenda el viaje hacia Orlando, Estados Unidos, un destino ya conocido para realizar la pretemporada que se extenderá hasta el 1° de agosto.

Los jugadores realizaron análisis de sangre, ejercicios de fuerza en el gimnasio y en el cierre hubo trabajos físicos de capacidad aeróbica. El entrenador, Marcelo Gallardo, que ya contaba con sus cuatro primeros refuerzos -Germán Lux, Javier Pinola, Ignacio Scocco y Enzo Pérez- en la previa del 2-0 ante Guaraní en Paraguay por los octavos de final de la Copa Libertadores, también tuvo caras nuevas en la vuelta a las prácticas. Nicolás Bertolo y Alexander Barboza Ullúa, cedidos a Banfield y Defensa y Justicia respectivamente, regresaron al club tras sus préstamos, ya trabajan bajo las órdenes del cuerpo técnico y viajarán a Estados Unidos con sus compañeros.

El DT eligió contar con el joven defensor mientras que se esperan definiciones por el volante de 31 años, quien podría ser negociado, tal como ocurrió con Augusto Solari -pasó por 2,4 millones de dólares a Racing-, Federico Andrada -dos años a préstamo a Quilmes- y Juan Kaprof -un año más a préstamo en Defensa y Justicia-, entre otros casos de los nueve jugadores que volvieron de sus cesiones.

Un caso más que particular es el de Arturo Mina. Con contrato hasta el 30 de junio de 2020 y luego de que se estancaran las negociaciones con Cerro Porteño de Paraguay por su pase -estuvo cerca de emigrar por 1,2 millones de dólares por el 30%-, el defensor ecuatoriano decidió no regresar de sus vacaciones en Ecuador y no se presentó a entrenar esta mañana en Ezeiza.

"Me quedé en Ecuador porque nadie del club me avisó que tenía que presentarme, yo pensaba hacerlo. Marcelo Gallardo me dijo que no contaba más conmigo. No tengo problemas en emigrar", declaró Mina en TyC Sports. "Estoy esperando que la dirigencia me diga si voy a ser transferido. Cuando un técnico te dice que no va a contar con vos, es difícil seguir entrenando. Vas a trabajar y el domingo no podés jugar. No estoy dolido ni molesto, quiero tener continuidad".

La salida del uruguayo Iván Alonso, quien rescindió su contrato cuando todavía tenía un año de vínculo con el club, le dio el cupo extranjero necesario que River buscaba con la salida de Mina para seguir buscando al juvenil uruguayo Nicolás De La Cruz. Mientras la dirigencia millonaria espera ofertas de Rusia y Turquía por el ecuatoriano, también están a la expectativa de lo que ocurrirá con el medio hermano de Carlos Sánchez.

Paco Casal, representante de De La Cruz, todavía se encuentra en plenas negociaciones con equipos europeos -PSV y Milan a la cabeza- por la ficha del charrúa de 20 años, quien pertenece a Liverpool de Uruguay y está tasado en 12 millones de euros. Debido a que no tiene pasaporte comunitario, las conversaciones se enfriaron y todavía no hubo definiciones sobre su futuro.

"Me quiero quedar en Sudamérica un tiempo por el nacimiento de mi hija. Queremos tenerla en Uruguay o, como muy lejos, Argentina. Pero si se puede fichar con un equipo europeo, lo vamos a hacer para luego cederme a préstamo", explicó De La Cruz en Radio Rivadavia. "La prioridad se la di a River. Si no voy ahí y me tengo que quedar en Sudamérica, me voy a quedar en mi club. Gallardo me comunicó que querían que yo participara y fue lo único que hablamos. La idea de él era escuchar si me gustaría ir, obviamente después pasa por otro lado. Pero es bueno saber que el club y el director técnico me quieren, y a mí me encantaría estar ahí".

Sin saber si podrá contar con un nuevo refuerzo de cara a la pretemporada en Estados Unidos, River viajará este miércoles y regresará el 1° de agosto para enfocar todos los cañones de cara al primer compromiso oficial del semestre: la revancha por los octavos de final de la Libertadores ante Guaraní en el Monumental el martes 8 de agosto. Una semana después, el 15 de agosto, jugará ante Atlas en Salta por los 32° de final de la Copa Argentina.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas