Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo sigue la salud de Charlie Gard, el bebe que preocupa al Papa y a Donald Trump

Tiene once meses y lucha por su vida mientras sus padres buscan la forma de salvarlo

Lunes 17 de julio de 2017 • 12:36
0
Foto: facebook

LONDRES.- Un médico estadounidense que ofrece un tratamiento experimental viajará esta semana a Londres para tratar de persuadir a un juez de mantener conectado el soporte vital de Charlie Gard, el bebe que tiene una rara enfermedad genética que provoca debilidad muscular progresiva y daños cerebrales y que no puede respirar sin un ventilador.

Su estado de salud es ya noticia mundial. Mientras que la Justicia del Reino Unido , donde nació, quiere desconectarlo porque entiende que mantenerlo con vida no es lo mejor, sus padres luchan por una nueva oportunidad y por enviarlo a una terapia experimental en Estados Unidos.

Pero el hospital Great Ormond Street, que trata al menor de once meses, dice que Charlie no tiene calidad de vida y que su soporte vital debería ser desconectado. Los tribunales ya rechazaron dar el permiso que piden los Gard, alegando que prolongaría su sufrimiento sin una perspectiva realista de que le ayude.

Por lo sensible del tema, el papa Francisco expresó su apoyo a la familia y se mostró en contra de terminar con su vida; y también por involucrar en algún punto a Estados Unidos , el presidente Donald Trump habló del tema y se mostró dispuesto a colaborar.

El caso además causó debate respecto de quién debe determinar el futuro del enfermo: el hospital que trata al niño o sus padres.

El médico estadounidense que ofrece el tratamiento, Michio Hirano, profesor de Neurología en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, llegará a Londres para examinar a Charlie y para conocer a otros expertos implicados en el caso.

Hirano dice que la terapia que está desarrollando podría mejorar la enfermedad de Charlie, quien sufre de una forma de enfermedad mitocondrial. El médico calcula entre 11 y 56 por ciento de probabilidades de que la terapia nucleósida mejore su fuerza muscular y que hay una "pequeña pero significativa" oportunidad de que eso ayude también a sus funciones cerebrales.

El Alto Tribunal de Londres, la Corte de Apelaciones y la Corte Suprema apoyaron al hospital, fallo también apoyado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Pero la semana pasada, el caso volvió al Alto Tribunal luego que el hospital pidiera una nueva audiencia para revisar la nueva evidencia del médico.

Hirano dijo que la información de los escáneres sugerían que Charlie tenía desorden cerebral y no daño estructural y que la mejoría en la fuerza muscular permitiría una mejor valoración de su condición cerebral. Las conclusiones se comunicarán al juez Nicholas Francis, quien tendría un fallo final el 25 de julio.

Foto: facebook

Agencia Reuters

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas