Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Yanina Martínez: cómo es la vida después del oro

A un año de la medalla que ganó en los Juegos de Río de Janeiro, cómo es la rutina de la referente del deporte paralímpico argentino; este martes, la atleta fue segunda en el Mundial de Londres, en el Estadio Olímpico

Lunes 17 de julio de 2017 • 23:33
SEGUIR
LA NACION
0
Martín Arroyo y Yanina Martínez, junto al resto de los atletas que se entrenan en Rosario
Martín Arroyo y Yanina Martínez, junto al resto de los atletas que se entrenan en Rosario. Foto: Marcelo Manera

A un año de la medalla de oro de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, nada cambió y todo es distinto para Yanina Martínez . El viernes pasado comenzó el Mundial de Paraatletismo que se lleva a cabo en el Estadio Olímpico de Londres y Yanina ganó la presea de plata en los 200 metros (categoría T36). Y su rutina sigue siendo la misma que hace una década. Desde el barrio de Belgrano, en la ciudad de Rosario , primero se sube al colectivo K hasta Mendoza y Caferata donde combina con la línea 113 para llegar a su lugar de entrenamiento en el estadio de atletismo. Una hora de viaje para ir y otra para volver. Una práctica que repite desde hace 11 años. Con una diferencia: los chóferes ahora le piden fotos, y gracias a su notoriedad pública, el mismo día que se supo que fue una de las perjudicadas en la quita de la pensión por invalidez, le prometieron que se la restituirían en agosto retroactivamente hasta abril. ¿Qué habría ocurrido si Yanina no hubiese ganado la medalla de oro? Cuesta creer que un diputado se hubese comunicado con su madre, Claudia Chávez, para explicarle que todo se trató de un "error" y que sería subsanado.

Algo más cambió para Yanina y su entrenador, Martín Arroyo. Apenas regresaron a la Argentina luego de los Juegos, por una nota en un diario local, el coach invitó a todos aquellos que tuvieran alguna discapacidad a entrenarse con él. A las 24 horas, su Facebook explotó de consultas. De los tres atletas -Brian Impellizzeri y Milagros Núñez son los otros dos- que Martín entrenaba en la pista de atletismo pasaron a 14. Hernán Blum y Julio Taborda, dos profesores que colaboran con él, sumaron horas para ayudarlo en los entrenamientos. Y Arroyo ya no debe estirar su jornada dando clases de educación física en colegios gracias a las tareas que realiza por la mañana en la secretaría de Desarrollo Deportivo de Santa Fe coordinando el área de deporte con discapacidad y evaluando el plan de becas.


Este martes, Yanina Martínez fue medalla de plata en los 200 metros (categoría T36) en el Estadio Olímpico de Londres. El jueves compite nuevamente en los 100 metros, prueba con la que consiguió el oro en Río 2016. Desde aquí se podrá ver en vivo.

"Obviamente, cambió", le responde Arroyo a LA NACION sobre las consecuencias de ganar una medalla de oro. "Tuve participación yo. 12 años tardó en que pueda pasar. La voy acompañar a Yani al Mundial por primera vez. Cambió el apoyo económico y el acompañamiento de empresas y de marcas", añade.

Martín Arroyo y Yanina Martínez
Martín Arroyo y Yanina Martínez. Foto: Marcelo Manera

Arroyo cuenta que no estaba en el equipo argentino ni dentro del plan de becas. Hasta el mundial de 2015, con el subcampeonato de Qatar, en 2016. Y después de Río, desde este año, se le agregó la beca de Secretaría. El entrenador de Martínez no estaba en los planes centrales de la Federación Argentina de Deportes para Parálisis Cerebral (Fadepac). Pero eso cambió luego del oro de Río. Aunque no fue lo único, claro. "El que se haya televisado cuatro horas en los Juegos de Río abrió puertas a muchos atletas. Yani pasó a ser, digamos, conocida. Con el tema de lo que pasó cuando le sacaron la pensión, por ejemplo. Se vio reflejado en que Yani pasó a ser el referente del deporte paralímpico. Y eso es importante", explica.

Cuando empezaron a entrenarse juntos, Arroyo tenía 21 años y era estudiante de educación física. 12 años después, describe en qué le aportó ser coach de Martínez: "A mí me ayudó mucho sobre todo para tener participación en el área de discapacidad de mi provincia. Ojalá que se pueda dar participación a nivel nacional. Nosotros insistimos con que tiene haber más atletas y tienen que intervenir más provincias".


Recientemente, cambiaron las autoridades del Comité Paralímpico Argentino (Copar). Domingo Latela, quien es la máxima autoridad de la Federación Argentina de Deportes para Ciegos (Fadec), asumió como presidente. El vicepresidente es Beto Rodríguez, ex atleta en silla de ruedas y coach, y quien sostenía fuertes diferencias con las autoridades que lo precedieron en el Copar (José María Valladares era el presidente). Para Arroyo, el recambio de dirigencia podría ser una buena señal: "Yo estoy a favor de ese cambio y no estaba de acuerdo con la política anterior con respecto al Copar. Lo felicité a Beto y le dije que tenía todo nuestro apoyo. Acá hay muchos atletas paralímpicos que pueden venir a ver". Y añade: "Ojalá que se puedan generar nuevas ideas, que pueda tener contactos con distintas provincias, que se pueda sumar más gente. Uno se ilusiona con eso, con que haya cambios y siempre en beneficio del atleta".

Claudia, la madre de Yanina, también recuerda el episodio de la quita de la pensión de Yanina como un hecho que no se hubiese hecho público si no fuera por la medalla de oro de Río de Janeiro . "Al ser conocida, hicieron el cambio enseguida", afirma, en diálogo con LA NACION. Y añade: "Ahora lo que pasa con el Mundial de Atletismo es que se está informando un montón, y en otros mundiales nada fue público". Claudia, sostén fundamental en la vida de Yanina, agradece que fuera Martín con quien se cruzaran 12 años atrás: "No esperábamos nada nosotros. No conocíamos lo que eran las federaciones ni el Cenard. Tanto esfuerzo entre los dos, porque si no lo hubiéramos conocido a Martín, Yani no hubiese llegado adonde llegó. Ahora logramos que él pueda viajar. Y estamos muy contentos porque Yani se merece tener a su entrenador al lado".

La delegación argentina: Matías Puebla (jabalina y salto triple), Brian Villarreal (100m), Liz Scaroni (100m), Alexis Acosta (salto en largo) Alaín VIllmarín (salto en largo y salto triple), Gerardo Cretton Salas (400m), Hernán Urra (bala), Florencia Romero (disco), Daniel Tataren (100 metros), Hernán Barreto, Diego González y Nicolás Aravena (200m), Mariela Almada (bala), Antonio Rodas (disco) y Jonathan Avellaneda (salto en alto).

Martín Arroyo y Yanina Martínez, junto al resto de los atletas que se entrenan en Rosario
Martín Arroyo y Yanina Martínez, junto al resto de los atletas que se entrenan en Rosario. Foto: Marcelo Manera
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas