Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por qué el único Major inglés de golf reparte ahora premios en dólares

El torneo dejó atrás la tradición de nominar sus recompensas en libras y distribuirá más de 9 millones de la moneda estadounidense

SEGUIR
LA NACION
Martes 18 de julio de 2017
0

SOUTHPORT, Inglaterra.- "El único. El Open", así, destacándose del resto y hasta poniéndose en un escalón superior se presenta el Abierto Británico en suelo inglés. Ese lema se repite en cada paso, en cada rincón, cartel, bandera o cualquier referencia oficial del torneo, que aguarda paciente su comienzo el próximo jueves en el Royal Birkdale Golf Club. Con esa frase los británicos buscan diferenciarse de los otro tres Majors que tiene el circuito de golf, todos en los Estados Unidos: el Masters, US el Open, y el PGA Championship.

"El único. El Open", volvió a revolucionar la ciudad de Southport que ya se viste de gala para el gran evento. Son poco más de 90 mil los habitantes de una localidad que espera recibir una número mucho mayor de personas en los los próximos días. Por eso ya trabajan en cada detalle. Desde hoteles completamente llenos, que llevaron a muchos a alquilar cuartos de sus casas, a los detalles para vestir cada rincón de las calles, no sólo para los mejores golfistas del mundo, sino para miles de fieles seguidores que no se perderán el Abierto Británico. Hay carteles en el centro, ayuda para los turistas y hasta taxis o colectivos que ofrecen traslados desde distintos puntos a la cancha. Pero la vía más rápida -y económica- para acceder al Royal Birkdale Golf Club es el tren, ya sea desde la estación central de Southport o desde cualquiera de las paradas de un largo recorrido; a medida que se acerca a la estación "Hillside", la atmósfera crece más y más. Allí los vagones se vacían y el mensaje para los próximos días es claro: aumentarán la frecuencia de los viajes de manera que los mismos sean placenteros para los miles de espectadores. Sólo unas cuadras separan a los espectadores de la cancha de golf y en esos pasos las fotos de los mejores del mundo se mezclan con viejas glorias que alguna vez levantaron la Claret Jug, el trofeo más añorado.

Es que el British Open mezcla a la perfección la vieja tradición británica con la modernidad. "Donde la tecnología se une a la tradición", profesan otros mensajes en los carteles a lo largo y ancho de las 7,713 yardas del Royal Birkdale Golf Club. Vaya si el Abierto Británico tiene tradición: comenzó a jugarse en 1860. Fue el escocés Willie Park quien se llevó el título en aquella primera edición, secundado por otro compatriota: Tom Morrys, el "viejo Tom", la figura más importante del golf "antiguo". Cuentan las viejas crónicas que sólo ocho jugadores estuvieron en aquella edición, inclusive el ganador no vio ni siquiera un centavo de premio. Fue el propio Morris en ganar los primeros billetes que entregó el British Open: seis libras en el año 1864.

Pero el torneo creció en importancia y popularidad y esas viejas tradiciones fueron adaptándose, al punto que, luego de 145 años de competencia, el premio mayor en este Abierto Británico se repartirá en dólares y no en libras. Entre los 156 jugadores que comenzarán a competir desde el próximo jueves se repartirán 9,607 millones de dólares. El ganador se llevará un 1,845 millones de dólares. Pero aquí el prestigio vale más que el dinero, ya que tanto Brooks Koepka por ganar el US Open, o Sergio García por alzarse en el Masters, se llevaron un premio mayor al que podrían ganar el domingo.

El primer día de ensayos en el Abierto Británico dejó buenas sensaciones en los jugadores. El chaqueño Emiliano Grillo fue uno de los que más temprano recorrió la cancha y este martes volverá ahacerlo junto al paraguayo Fabrizio Zanotti. Sin una nube en el cielo, varios rezaron porque se mantenga en estas condiciones a lo largo de la competencia. "Es una cancha que me gusta mucho, pero sabemos que todo depende del clima. Si aparece la lluvia, dependerá de la creatividad de los jugadores", señaló el español Sergio García, ganador en el último Masters de Augusta., quien hasta elogió a Grillo ante la consulta de la nacion. "Es un jugador tremendo, viene haciendo las cosas muy bien y todavía es muy jóven. Tiene un gran presente y mejor futuro", dijo sobre el chaqueño.

En una tradicional ceremonia, con apenas 500 espectadores presentes, el sueco Henrik Stenson, último ganador del Abierto Británico, ya devolvió la Claret Jug que ahora aguarda bajo custodia en el Royal Birkdale Golf Club, esperando a encontrar su próximo dueño el domingo, cuando se conozca al 146º ganador del Abierto Británico.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas