Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Federer, abrumado por Foster Wallace y Baricco

Martes 18 de julio de 2017
0

El primero fue David Foster Wallace, el 20 de agosto de 2006, en The New York Times. Definido por Rolling Stone como "uno de los escritores más importantes de los últimos 50 años", el estadounidense reveló su verdadera pasión: Roger Federer. El suizo era, según él, "una experiencia religiosa" y "la reconciliación del ser humano con el hecho de tener un cuerpo". Foster Wallace se suicidaría dos años después de aquel ensayo sobre Federer que hoy es atesorado como pequeño libro por fanáticos del tenis. Quizás aquel final atroz inhibió a otros de transitar caminos similares. Hasta este 2017 en el que Alessandro Baricco vio jugar a Federer por primera vez en vivo y derramó un apasionado texto en La Repubblica: "Los otros juegan al tenis, mientras que él hace algo que tiene más que ver con la respiración, o con el vuelo de las aves migratorias, o con la fuerza renovada del viento en la mañana".

En enero de 2015, en Melbourne, Federer se sonrojó ante la lectura de las frases de Foster Wallace. Miró al periodista y ensayó una respuesta: "Supongo que en el deporte tenemos una tendencia a que no haya límites, como si nunca se hubiera visto nada igual". Si hoy leyera a Baricco, insistiría: "No, por favor. Déjenme simplemente jugar al tenis".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas