Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Bolsón: en medio del temporal, trabajan a contrarreloj para solucionar los cortes de luz

Edersa, la empresa eléctrica que abastece a la localidad rionegrina, ha enfrentado 200 contingencias en los últimos cuatro días por el derrumbe de árboles

Martes 18 de julio de 2017 • 17:54
Operarios trabajan en la reparación de un poste eléctrico
Operarios trabajan en la reparación de un poste eléctrico. Foto: Edersa

La llegada de la nieve representa un alivio para muchas localidades patagónicas que encuentran en el turismo una de sus principales fuentes de subsistencia. Sin embargo, los grandes temporales que ha sufrido la provincia de Río Negro en las últimas semanas han sido una fuente de malestar para los habitantes de algunas de estas ciudades, que a causa de las tormentas han tenido que habituarse a los cortes de ruta y la interrupción de los servicios.

Este es el caso de El Bolsón, donde en los últimos cuatro días la intensa nevada provocó 200 contingencias eléctricas. "Esto ha pasado en toda la zona", comenta a LA NACION Raúl Barhen, subgerente General de la Empresa de Energía de Río Negro (Edersa). "Nieva sobre los pinos, que no están preparados para soportar un gran peso y los más débiles se derrumban o pierden una rama. Como algunos tienen más de 30 metros y sobrepasan la altura de las líneas", admite.

Barhen asegura que solo quedan 40 usuarios de los 10.000 que atiende Edersa sin suministro eléctrico, pero que su ubicación en la parte alta de los cerros dificulta los operativos. "No podemos llegar con las camionetas ni con los camiones, porque el camino de acceso es muy rural, entre lo que avanza el bosque sobre las calles, la nieve y la lluvia, se vuelve un pantano. En algunos casos, la línea que los abastece está a 30 o 40 kilómetros del Bolsón por dentro de zonas boscosas."

Durante este último temporal, que obligó a cortar rutas nacionales y suspender los vuelos en los aeropuertos, las tareas de reparación estuvieron a cargo de cinco equipos de entre dos y tres personas -de acuerdo a si operaban camionetas o grúas-. Con ellos colaboraron además los miembros de un comité de emergencia comandado por la municipalidad integrado por personal de Vialidad provincial y Defensa, entre otras fuerzas.

De manera preventiva, los empleados de Edersa preparan una serie de podas para prevenir nuevas contingencias en las semanas venideras. "Lo más importante es el grado de compromiso que ha tenido nuestra gente", afirma Barhen. "Trabajan desde las 7 hasta las 22 con reflectores, embarrados, mojados. Estos son pueblos chicos, todos se conocen por el nombre y el compromiso con los usuarios es aún mayor."

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.