Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La tradición de siempre, con mayor custodia: así es el operativo de seguridad en el British Open

El personal de seguridad circula armado dentro de la cancha, efecto de los atentados

Miércoles 19 de julio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
McIlroy pasa entre la gente, seguido por personal de la organización
McIlroy pasa entre la gente, seguido por personal de la organización. Foto: AP

SOUTHPORT, Inglaterra.- No queda ningún detalle librado al azar en el Royal Birkdale Golf Club. Los jugadores desfilan por la cancha, hacen su tradicional recorrido de práctica tomando nota de cada detalle. Piques, caídas, zonas peligrosas. Todo está en sus cabezas y bien apuntado por sus caddies, parte fundamental de su juego, para el gran evento que comenzará mañana. Hasta ayer se movieron con buen clima, sol y muy poco viento. Esto, claro, contrasta con lo que se espera a partir de hoy: lluvia y frío. En definitiva, ese último escenario es la postal que tiene el Abierto Británico. Es el detalle que lo hace tan especial, no sólo para los jugadores, sino para el público fiel que los sigue en cualquier condición. Para esta edición 146a del Major más antiguo del mundo, lo único que cambió en las últimas semanas es una cuestión central: la seguridad dentro y fuera del campo de golf.

Pasaron varias semanas de los últimos acontecimientos que pusieron en vilo a Inglaterra. El atentado en el recital de Ariana Grande en Manchester (en mayo) y los ataques en el London Bridge, más los apuñalamientos en el Borough Market (junio), hicieron que este Abierto Británico se blindara, tal como sucedió en Wimbledon las últimas semanas.

Por eso, el control comienza en la puerta de entrada. Nada puede entrar en el Royal Birkdale Golf Club sin ser sometido a una exhaustiva revisión: bolsos, carteras o mochilas. Todo debe pasar por scanners, y se vuelve aún más minucioso si la seguridad decide abrir y revolver. La obligación es para todos. "Será aún peor desde el jueves", dice entre risas uno de los guardias, hasta quejándose del trabajo que les toca hacer. Se vive con el temor de que algo suceda en este British Open.

Pese a ello, cabe destacar que nunca sucedió alguna tragedia ni nada similar contra espectadores o jugadores en la historia de este torneo. "El golf es un deporte muy vulnerable por la cantidad de gente que asiste y el tamaño del escenario en el que se juega. Por eso, para este torneo se trató de profundizar cada detalle de seguridad para evitar que algo pueda llegar a suceder", le comentó a la nacion un integrante de la R&A, encargada de la organización del Abierto Británico.

Custodios armados

Desde los atentados en Manchester y Londres, la organización del torneo decidió duplicar la seguridad que tenía originalmente designada. Ahora no sólo trabaja la policía local, sino también una empresa de seguridad privada. "Como nunca antes se vio, los policías dentro de la cancha están armados. Es un signo de los tiempos que vivimos", detalló Mark Lawrie, Director para Latinoamérica y el Caribe de la R&A, a LA NACION, mientras señala un helicóptero en el cielo que también forma parte del control.

El certamen también cuenta con un circuito cerrado de cámaras que permiten controlar cada sector, tanto en las tribunas como en la cancha. La policía está desplegada a lo largo y ancho del predio. En grupos de a dos o tres, se mueven controlando lo que sucede y tienen la potestad de pedirles las entradas a los espectadores. También las credenciales a los periodistas.

Para los jugadores, todo transcurre con normalidad. El foco sólo está puesto en el comienzo del campeonato y en el clima, el principal adversario que tendrán. "Es una cancha que dependerá mucho del clima, no se puede evaluar hoy cómo estará el jueves", le dijo a la nacion Emiliano Grillo. El piso está seco, pero todo cambiará con la lluvia que se pronostica para hoy. El chaqueño practicó sólo nueve hoyos, y se lo notó cómodo en la cancha. Con bromas a su caddie, el cordobés "Pepa" Campra, y al jugador paraguayo Fabricio Zanotti, uno de los que lo acompañó en el recorrido junto al colombiano Sebastián Muñoz y al norteamericano Charly Hoffman. El British Open está listo para otra gran cita de su rica historia.

El recuerdo de De Vicenzo, a 50 años de la hazaña

El sábado pasado se cumplieron 50 años del gran hito en la historia del golf argentino: el triunfo de Roberto De Vicenzo en el British Open. El Maestro es, hasta el día de hoy, el único argentino en haber conseguido esta hazaña y por eso su nombre sobrevuela en el Royal Birkdale Golf Club. Como homenaje a aquella victoria de De Vicenzo en Liverpool, a pocos kilómetros de aquí, la R&A decidió recordar al golfista argentino que falleció el pasado 1º de junio. En una de las tribunas del hoyo 18, a sólo metros del green que verá un nuevo campeón el próximo domingo, está estampada la firma del Maestro. "De Vicenzo, 1923-2017", dice el cartel escrito con letras blancas sobre una tela azul, que recubre las gradas que más gente tendrán en los próximos días. Un detalle no menor: arriba de las tribunas flamean las banderas de todos los países y la de Argentina posa justo encima de la firma de De Vicenzo. Todavía existe la posibilidad de que en los próximos días hay otro homenaje al Maestro. Desde la organización le dijeron a la nacion que es algo que "aún se está evaluando".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas