Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La grieta de la Superliga, que parecía un oasis pero corre el riesgo de no empezar en tiempo y forma

Mientras el ascenso está al día, hay equipos de primera que, por sus deudas y por la demora en la firma del convenio con la AFA, no recibieron un centavo; propondrán un cambio en la forma de distribución del dinero de la televisión

Martes 18 de julio de 2017 • 22:44
SEGUIR
LA NACION
0
La AFA y la TV
La AFA y la TV.

El acuerdo de coordinación entre la AFA y la Superliga parece una novela por entregas. Abogados de un lado y del otro se intercambian correos electrónicos como si fueran cartas documento. El borrador del convenio lleva más de diez versiones sólo en las últimas dos semanas. "Sólo quedan por resolverse algunos tecnicismos. Lo más importante está acordado", dicen de un lado y del otro. En juego hay mucho más que una firma: de eso dependen que muchos clubes de primera puedan pagar aguinaldos y sueldos a sus planteles profesionales. De eso depende que el torneo de primera división empiece, como está previsto, el fin de semana del 20 de agosto.

"A la última versión del acuerdo la devolvieron con sólo una modificación. Si la Superliga la acepta, se firma entre mañana y pasado", cuenta una voz autorizada, que estuvo en las negociaciones del convenio. Hasta tanto la Casa del Fútbol y la nueva estructura de primera división no se pongan de acuerdo, Fox y Turner no pueden depositar la primera cuota de los derechos audiovisuales hasta tanto la AFA no le haya cedido la potestad para comercializarlos a la Superliga. De eso se ocupa (entre otras cuestiones) el acuerdo de coordinación.

El problema es que hay clubes que contaban con la cuota de la TV de julio para aliviar a sus tesorerías. Creían que el monto iba a superar, incluso, a lo que cobraban durante el Fútbol Para Todos. Pensaban equilibrar sus cuentas. Pero se encontraron con que, hasta ahora, no cobraron un peso. En algunos casos, incluso, el panorama es más sombrío: en el marco del plan de desendeudamiento la AFA les descontó el valor que les correspondía de la llamada "llave en mano". "El lunes, Banfield debía haber cobrado $13 millones y no recibió un peso", dice Eduardo Spinosa, presidente del Taladro. Y agrega: "Yo no sé cómo todavía no convocaron a una reunión en la Superliga para discutir la distribución de los ingresos. En vista de todas estas circunstancias vamos a proponer que en el año de transición todos los clubes cobremos lo mismo".

Hace tres semanas, los presidentes de primera se habían reunido en el hotel de Víctor Blanco (Racing) y habían definido un plazo de 90 días para decidir cómo se repartirían los ingresos en este primer año, llamado de transición. En un principio, lo harían de acuerdo al esquema del Fútbol Para Todos, es decir, con tres categorías de ingresos: Boca y River por un lado; Racing, Independiente, San Lorenzo y Vélez más abajo, y el resto de los equipos en un tercer escalón. Ante la oposición de clubes como Huracán y Rosario Central, entre otros, se resolvió fijar un plazo para modificar esa distribución. No volvieron a juntarse.

Y la Superliga, que estaba llamada a ser un oasis de organización, corre riesgo de no empezar en tiempo y forma. Porque los clubes que no recibirán un centavo de la TV también son deudores con AFA. Y muchos de ellos, también, con Agremiados. El combo es fatal: sin dinero no hay fútbol. Hoy por la tarde hubo una reunión entre el sindicato y algunos dirigentes de primera que no arrojó mayores avances con respecto a los cerca de $ 500 millones que los clubes les adeudan a sus planteles. Nadie sabe cómo harán para pagar.

La semana pasada, el secretario del gremio, Sergio Marchi, le trasladó su preocupación al presidente de la AFA, Claudio Tapia. En ese cónclave, ambos se pusieron de acuerdo en cómo hacer para que el ascenso se ponga al día con sus obligaciones a corto plazo. Al mismo tiempo, la AFA usó parte del dinero que le ingresó por los descuentos a los clubes de primera (que no recibieron un centavo por la llave de la televisión) para pagarles a los equipos de las categorías de ascenso la cuota de julio. "Nuestro club cobró lo que nos correspondía de la llave y todo lo de julio. Estamos al día", confirmó el vicepresidente de un equipo de la B Nacional.

La firma del convenio AFA-Superliga (por el que, además, la nueva primera división destinará $ 14 millones por mes para pagar árbitros, tribunal de disciplina y otros servicios de la AFA) destrabará la acreditación de las cuotas de julio. El debate por la distribución de los ingresos en la Superliga, seguirá. Y esa es la clave para evitar que el torneo de primera sufra postergaciones. Como tantas otras veces.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas