Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tras meses de amagues, Trump y Maduro se ponen en rumbo de colisión

La Casa Blanca prometió sanciones financieras si avanza la Constituyente; el chavismo denunció la "brutal amenaza"

Miércoles 19 de julio de 2017
0
Manifestantes incendiaron un camión que bloqueaba una marcha, ayer, en Caracas
Manifestantes incendiaron un camión que bloqueaba una marcha, ayer, en Caracas. Foto: AFP / Juan Barreto

CARACAS.- La cautela llegó a su fin. En medio de un coro de críticas de distintos países del mundo, Donald Trump decidió finalmente alzar la voz contra el chavismo y amenazó con imponer sanciones económicas si avanza la Asamblea Constituyente.

La amenaza de Trump desató la respuesta del gobierno contra la "brutal amenaza" y una "violación al derecho internacional" e indicó que "nada ni nadie" detendría el proceso constituyente.

Las sanciones no fueron especificadas. Pero fuentes en Washington señalaron que podrían estar dirigidas a figuras prominentes del elenco chavista, como Diosdado Cabello, número dos de la estructura de poder, y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López. Tampoco se descarta un recorte a las importaciones de petróleo, un negocio millonario que representa casi la mitad de las ventas de hidrocarburos de Caracas al exterior.

"Estados Unidos no se quedará pasivo mientras Venezuela se desmorona", dijo Trump en un comunicado oficial. Y señaló que pese a que 7,6 millones de venezolanos votaron contra la Constituyente en el plebiscito simbólico del domingo pasado, que se organizó de manera independiente, esas acciones son ignoradas por "un mal líder que sueña con convertirse en dictador".

Ninguno de los dos países tiene embajador desde 2008, en tiempos de Hugo Chávez y George W. Bush, por la sostenida hostilidad entre Caracas y Washington. Ayer esa relación alcanzó un nuevo fondo, en momentos en que el chavismo está totalmente desprestigiado fronteras afuera y tiene niveles sin precedente de rechazo en la sociedad.

Un funcionario de la Casa Blanca que habló con la condición de permanecer en el anonimato dijo en declaraciones a la prensa que todas las opciones están abiertas, incluso las sanciones petroleras. Subrayó además que Washington considera que los planes de Maduro para que el 30 de julio se vote para crear una nueva Asamblea Constituyente son un esfuerzo para convertir Venezuela en una "completa dictadura" y se opondrá a ellos.

El gobierno venezolano redobló la apuesta y aprovechó la arremetida de Washington para sacar a relucir la carta nacionalista, comenzando con la activación del llamado Consejo de Defensa de la Nación (Codena) para responder a la "amenaza imperial" de Estados Unidos. "La respuesta será muy firme, en defensa del Patrimonio Histórico Anticolonial y Antiimperialista de nuestra Patria", escribió Maduro en su cuenta de Twitter.

Según la Constitución venezolana, el Codena sirve "para asesorar al poder público en la elaboración de los planes de seguridad, desarrollo y defensa integral de la vida nacional y formular la política de seguridad para garantizar los fines supremos del Estado", y lo integran ministros y otros altos funcionarios designados por el gobierno.

"Hacemos un llamado a los pueblos de América latina y el Caribe y a los pueblos libres del mundo a entender la magnitud de la brutal amenaza contenida en este comunicado imperial y a defender la soberanía, la autodeterminación y la independencia", dijo por su parte el canciller Simón Moncada.

El llamado a la solidaridad va a contramano del sentir de la región ante la creciente represión chavista de las protestas, que ya suma cerca de cien muertos. Y es prácticamente unánime el rechazo a la Constituyente, que, según la opinión internacional, subvertirá los restos del orden democrático con una concentración de poder aún más férrea que la ejercida por el chavismo en sus 18 años de hegemonía.

Ayer mismo, Brasil, que durante los gobiernos del Partido de los Trabajadores respaldó el chavismo de manera incondicional, pidió a la dirigencia venezolana que suspenda la Constituyente y respete la soberanía popular. La cancillería brasileña llamó a respetar la "muestra inequívoca de la voluntad del pueblo venezolano de una pronta restauración del democrático Estado de Derecho del país".

En estos días también pidieron suspender la Constituyente la Unión Europea (UE); el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y los gobiernos de la Argentina, España, Alemania, Francia, Canadá, Brasil, México, Colombia, Perú y Panamá, en el último de los llamados a la racionalidad democrática al gobierno chavista.

Agencias AFP, AP, ANSA, DPA y Reuters

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas