Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Vuelve a hablar la mamá de "El Polaquito": "No mató a nadie y armas no tiene"

La madre aclaró que su hijo sí tiene un problema de adicciones y que el Estado no provee soluciones

Miércoles 19 de julio de 2017 • 12:47
0
El video del Polaquito producido por el programa PPT de Jorge Lanata
El video del Polaquito producido por el programa PPT de Jorge Lanata.

En una entrevista con Ernesto Tenenbaum en Radio Con Vos, Fernanda, la mamá del Polaquito, desestimó algunas de las declaraciones que hizo su hijo en el video producido por Jorge Lanata. "Matar, no mató a nadie, y armas, no tiene. Nunca lo fui a buscar a la comisaría porque robó una camioneta o mató a alguien", aclaró. Sí tiene un problema de adicciones, y sí lo fue a buscar tres veces a la comisaría por haber robado una bicicleta.

A los 8 años se dio cuenta de que consumía, especifica que es más que nada marihuana. El caso de "El Polaquito" no es nuevo para ella, ya que "todo el mundo consume en el barrio, chicos chiquitos, algunos más chicos que él". La acción de la policía no parece llegar, la patrulla circula pero "no anda por dónde tiene que estar y cuándo tiene que estar. Si están los pibes vendiendo droga ahí, ellos pasan por allá".

cerrar

"El Polaquito" ya no va más al colegio. "Hizo primer grado bien, pero en segundo ya tenía problemas de conducta". Al principio me pidió la escuela, la N° 77, que me quedara 4 horas con él. Después se le redujo el horario a dos horas por día, luego tres veces por semana, luego dos, y al final iba una sola vez con un hombre, una hora. La escuela decía que "no lo podía sostener, no estaba capacitada". Cuando se cambió a la escuela N°79 también empezó a tener problemas de comportamiento, le asignaron ir algunos días y otros no.

La escuela recomendó hacerle un tratamiento psicológico al menor. Al poco tiempo, la asistente social de la institución le sacó un turno con un neurólogo. La psiquiatra que observó los resultados del estudio le recetó un medicamento. "Ahí estaba más calmado y podía ir al colegio", cuenta. Cuando el medicamento le empezó a hacer mal porque se babeaba y se hacía encima, ella se lo sacó. Intentó mejor suerte cambiándolo a la 63° pero pasó lo mismo que en las anteriores.

Fernanda se lamenta de haberlo dejado un poco solo a su hijo. Desde que su hijo tiene un año, siempre trabajó como cartonera. Cuando empezó trabajaba de 6 de la mañana a 3 de la tarde, y cobraba 200 pesos por mes. "Me alcanzaba para la leche y los pañales". Ahora le toca el turno noche y sale a cartonear por la Capital, desde las 5 de la tarde hasta las 12 de la noche. Ese trabajo le da un sueldo de 8.300 pesos por mes. Por otro lado, el padre siempre estuvo preso por robo. "Cayo desde que él tiene 10 meses, después salió antes de que cumpliera 9, ahí estuvo libre 7 meses y después cayó devuelta".

A esta mujer le gustaría que su hijo sea internado en un centro de rehabilitación. Sin embargo, no existen centros para chicos de 11 años, solo a partir de los 16 pueden atenderse en uno. Desde el Estado, la respuesta es que en Ezeiza no lo pueden ingresar porque "El Polaquito" consume y con la abstinencia se pondría agresivo y podría lastimar al resto de los chicos del lugar. La opción b, un centro de rehabilitación, también implica un riesgo para él porque son chicos mayores.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas