Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Seis momentos con el sello Donald Trump en sus primeros seis meses en la Casa Blanca

Hoy, el presidente de Estados Unidos cumple su primera mitad de año en el poder

Jueves 20 de julio de 2017 • 01:41
0
Donald Trump
Donald Trump. Foto: Reuters

Un año atrás, la idea de que Donald Trump , el magnate de la construcción, el millonario polémico y ávido de cámaras, se convirtiera en el próximo presidente de Estados Unidos sonaba surreal. Las encuestas, los medios del país y del mundo, apostaban que por primera vez la Casa Blanca iba a estar habitada por una mujer, la demócrata Hillary Clinton .

Pero hoy es 20 de julio y Trump cumple sus primeros seis meses en el poder, pese a sus dichos polémicos, las protestas en su contra, las acusaciones de espionaje con Rusia y su nula experiencia en la política.

cerrar

Un apretón que no fue

Sin dudas, una de las reuniones más incómodas de su joven presidencia. De un lado, Donald Trump, decidido a frenar la inmigración en su país para poner a "los estadounidenses primero"; y del otro, Angela Merkel , la canciller alemana que abrió las fronteras de su país para recibir olas de refugiados. Ambos se vieron cara a cara por primera vez el pasado 17 de marzo.

cerrar

Y protagonizaron un momento particular. Sentados ambos en el Salón Oval, con las lentes de la prensa sobre sí, vivieron un momento para el olvido: Merkel le habla en voz baja, le propone darse la mano para las cámaras, Trump no la escucha (adrede o no, es un misterio), mira para el otro costado y deja a la canciller algo avergonzada.

Ningún medio lo dejó pasar. El desplante de Trump a Merkel es la punta del iceberg de una relación bilateral que se perfila muy difícil.

Baile patrio

Fue el 29 de mayo. Donald Trump encabezaba un acto oficial en el Cementerio Nacional de Arlington, cerca de la casa de gobierno, en el Día de los Caídos, que conmemora a los soldados estadounidenses que murieron en combate.

Y se dejó llevar: comenzaron a sonar los acordes del himno nacional y Trump se olvidó (o no) del lugar en que estaba, de su cargo, y comenzó a tararear al son de la música. Y no quedó allí: también empezó a tambalear el cuerpo siguiendo el ritmo.

El video no tardó en aparecer en todos los portales.

cerrar

Holocausto

Sucedió en su primer viaje como presidente al extranjero. Además de visitar Medio Oriente y el Vaticano, Trump estuvo en Israel y se convirtió en el primer mandatario en funciones que estuvo en el famoso Muro de los Lamentos.

Esa no fue la única marca que dejó. Tras recorrer el Museo del Holocausto de Jerusalén el 23 de mayo, firmó el libro de visitas, algo que suelen hacer todos los mandatarios, y escribió: "Es un gran honor para mí estar aquí con todos mis amigos. Es increíble. ¡Nunca lo olvidaré!".

La firma de Trump en el Museo del Holocausto
La firma de Trump en el Museo del Holocausto. Foto: AFP

El mensaje despertó la rabia de varios por la falta de sensibilidad del republicano. Obama, en 2008, había estado en el mismo lugar y firmó: "Me siento muy agradecido a Yad Vashem y a sus responsables por su extraordinaria institución. En un tiempo de gran peligro y promesas, de guerra y progreso, es una bendición para nosotros tener un recuerdo tan poderoso de la capacidad humana de crear tanto mal, pero también de nuestra capacidad para levantarnos y sobreponernos a la tragedia para reconstruir nuestro mundo. Que aquí vengan nuestros hijos y aprendan la historia, para que puedan unirse a nosotros y proclamar: 'Nunca más'. Y recordemos a aquellos que nos dejaron, no sólo como víctimas, sino también como individuos que vivieron con esperanza, que amaron y soñaron como nosotros, y que se han convertido en símbolos del espíritu humano".

"Covfefe"

Trump es sin dudas el presidente actual que más usa la red social , algo que incomoda a los tradicionalistas de la Casa Blanca . Cuando quiere anunciar algo, cuando quiere denostar a alguien o cuando quiere descargarse, sin mediación previa, el presidente de Estados Unidos abre su cuenta en la red social y empieza a escribir.

No hay día en que no postee mensajes ni temas que no trate en 140 caracteres. Habla de todo -para esquivar a la prensa, dice- e incluso, inventa palabras.

El 31 de mayo de este año, Trump escribió: "Pese a la constante prensa negativa covfefe". Un misterio total. Nadie supo qué quiso decir y el mandatario incluso se aprovechó de eso y llamó a descifrarlo. Fue una sensación en las redes sociales.

Piña a la CNN

"Deshonesta". Esa es la palabra que el sucesor de Barack Obama usa para referirse a la mayoría de los medios estadounidenses, con quienes sostiene una lucha sin tregua desde que anunció que iba a postularse para la Casa Blanca. "Fake media" ("medios falsos") parece ser su frase preferida.

Trump asegura una y otra vez que gran parte del periodismo de su país desinforma a la sociedad con noticias y datos que son mentira, creados para ensuciarlo. Harto de esta actitud, y con el descaro que lo caracteriza, el mandatario publicó un tuit que causó polémica.

Se trata de un video viejo, de 2007, cuando el Trump empresario hizo una participación en el show "La Batalla de los Billonarios". En ese espectáculo, se enfrentó a piñas a uno de sus contrincantes fuera del ring y fue ovacionado por una multitud.

El 2 de julio, Trump publicó ese mismo video convertido en meme y con una pequeña modificación: tapó la cara del hombre que había agredido con un logo de la cadena CNN.

Un piropo francés

Que a Trump le gusta deleitarse con la belleza de las mujeres no es novedad. Él, que fue dueño del concurso Miss Universo, siempre estuvo casado con señoritas hermosas y hasta protagonizó varios escándalos algo embarazosos por la forma en la que se refiere a ellas. El peor: un video que se conoció en plena campaña que demuestra su costado más misógino.

Sus modales no parecen haber cambiado con su investidura. Al menos así se desprende de su reciente viaje a Francia, cuando se entrevistó con el presidente Emmanuel Macron y su esposa, Brigitte, a la que no pudo dejar de halagar.

Trump, al lado de su esposa, miró de arriba a abajo a la primera dama de 64 años y le dijo: "Estás en muy buena forma". No paró allí; insistiendo en el tema, le dijo a su par galo: "Está en muy buena forma física. Preciosa".

cerrar

La yapa

Los plantones no fueron algo exclusivo de Trump en estos seis meses. A principios de mes, el presidente estuvo junto a su esposa Melania en Polonia y, al ser recibido por su par y la primera dama, vivió un momento digno de su gestión.

Agata Kornhauser-Duda dejó pagando al magnate estadounidense cuando lo ignoró en su llegada y fue directo a darle primero la bienvenida a Melania.

Producción periodística de Dolores Caviglia

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas