Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Henrique Meirelles: "Creo que Temer va a seguir en su cargo, trabajamos normalmente"

Antes de llegar a la Argentina, el ministro de Economía de Brasil intentó transmitir que la recuperación de su país es sólida

Jueves 20 de julio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Pocas horas antes de llegar hoy a la Argentina para participar de la cumbre del Mercosur en Mendoza, el ministro de Economía brasileño, Henrique Meirelles, buscó transmitir confianza en que la actual crisis política que vive el país no afecta la recuperación económica. Es más, se arriesgó a afirmar que el presidente Michel Temer, a quien acompaña en este viaje, sobrevivirá a la denuncia por corrupción presentada por la Procuraduría General de la República, que está bajo análisis de la Cámara de Diputados y debe ser votada a partir del 2 de agosto.

Foto: AFP / Miguel Schincariol

"No trabajo con la hipótesis de un cambio de presidente; creo que el presidente Temer va a permanecer en su cargo y con mi equipo estamos trabajando normalmente, muy concentrados en las cuestiones económicas", señaló Meirelles a la nacion en una entrevista telefónica desde Brasilia. "La economía brasileña está en una trayectoria de recuperación sólida", resaltó.

Desde que asumió el comando del ministerio, en mayo del año pasado, Meirelles, de 71 años, ex presidente internacional del BankBoston (1996-1999) y del Banco Central de Brasil (2003-2011), logró con su reconocido equipo de asesores poner freno a la recesión de dos años -la peor en la historia del país-, redujo en más de la mitad la inflación -hasta llegar ahora a una previsión del 3,5% para fines de 2017- y diseñó varias reformas económicas estructurales; todo a pesar de la inestabilidad política. Justo cuando Brasil empezaba a presentar los primeros datos económicos positivos y Meirelles se dedicaba a apuntalar el crecimiento para lograr bajar el récord de 14 millones de desempleados, estalló el escándalo de sobornos del frigorífico JBS que dejó a Temer al borde de la destitución y sembró nuevas dudas sobre la recuperación.

-¿Cuál es el impacto de la incertidumbre política en la economía?

-El efecto práctico no es relevante. El debilitamiento de la actividad económica en el segundo trimestre en comparación con el primero ya estaba en las previsiones antes del estallido de esta crisis. Nuestra previsión de crecimiento del PBI para este año se mantiene en 0,5% y más importante que eso es la previsión de crecimiento del final del año pasado comparado con el final de este año, entorno al 2%. Los mercados reaccionaron con mucha estabilidad a esta crisis política, incluso el real se ha valorizado en su cotización frente a las principales monedas, la tasa de interés sigue reduciéndose. La economía parece haberse despegado de la crisis política.

-¿Consideraría ser candidato presidencial en las elecciones de octubre del próximo año?

-Es prematuro hablar de eso hoy, falta un tiempo largo. La discusión de posibles o potenciales candidaturas hoy desvía el foco de atención; ahora lo esencial es trabajar para que Brasil vuelva a crecer y consolidar el crecimiento a partir de 2018.

-¿Qué capacidad tendría Temer para impulsar las reformas económicas que faltan -la previsional y la tributaria-, cuando la reforma laboral aprobada la semana pasada quedó debilitada por las concesiones que se hicieron para obtener un triunfo legislativo?

-Las reformas van a continuar normalmente; que la flexibilización laboral haya sido aprobada es un gran evento que nos lleva a ser optimistas en relación con la discusión de estas reformas amplias, de largo plazo, que no están vinculadas al hecho de ser del oficialismo o de la oposición ahora. La reforma previsional es una necesidad para el ajuste fiscal del país, para garantizar el crecimiento económico y que los legisladores puedan contar más adelante con mayores recursos. Confío en que las reformas que quedan serán votadas y aprobadas de acá a fin de año.

-¿Qué necesita hoy la economía brasileña para consolidar su recuperación?

-La reforma previsional es fundamental; garantiza el equilibrio fiscal en los próximos años. Hay otras reformas microeconómicas que apuntan a que haya un aumento de la tasa de crecimiento potencial del país: cambios en la ley de recuperación judicial, una modificación del mercado de créditos, la desburocratización, la simplificación del pago de impuestos. El ajuste fiscal garantizará crecimiento y esas medidas lo potenciarán. Aumentará la confianza y habrá más inversiones privadas; eso ya lo vimos con las licitaciones de aeropuertos, y el próximo sector será el del petróleo y gas.

-Brasil y la Argentina confían en que para diciembre se habrá firmado el marco general de un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea (UE). ¿Cuál puede ser el impacto? ¿Sería mejor primero alcanzar un acuerdo con la Alianza del Pacífico?

-En términos teóricos y genéricos, los acuerdos comerciales son muy positivos, y ciertamente lo será el del Mercosur-UE. Pero todo tiene que ser negociado puntualmente; debe haber concesiones mutuas para que ambas partes se beneficien. Dependerá de lo que finalmente se firme, pero no tengo dudas de que será muy positivo para nuestros países en estos momentos. No creo que sea necesario firmar antes un acuerdo con la Alianza del Pacífico.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas