Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Revuelo en Uruguay en el primer día de venta de marihuana en farmacias

Los consumidores registrados agotaron el stock de cannabis producida bajo control estatal; hubo 16 establecimientos habilitados

Jueves 20 de julio de 2017
SEGUIR
Corresponsal en Uruguay
0
Diego Zas, con los dos sobres de marihuana que compró en Montevideo
Diego Zas, con los dos sobres de marihuana que compró en Montevideo. Foto: AP / Matilde Campodónico

MONTEVIDEO.- "Cuarenta años esperando", dijo emocionado Willy, un veterano que fuma marihuana desde su juventud, pero que ahora disfruta de hacerlo en legalidad plena en Uruguay.

Cientos de consumidores de cannabis celebraron un día histórico para el país, que se convirtió en el primero en vender en farmacias marihuana producida bajo control del Estado, un sistema que se aplica por primera vez en el mundo y que apunta a cambiar la política antinarcóticos.

"Es la verdad, yo fumé toda la vida", contó Willy, ante la farmacia de Montevideo en la que había comprado 10 gramos de cannabis, en el primer día de venta. Explicó que había elegido el Cannabis sativa, "porque es el que pega en la cabeza".

Desde temprano se formaron colas frente a las farmacias de todo el país que aceptaron anotarse ante el nuevo Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca), para tener en sus vitrinas las dos modalidades de marihuana para uso recreativo. Cuatro establecimientos en Montevideo y 12 en el interior fueron los únicos inscriptos, lo que determinó que en pocas horas se agotara el stock que tenían a la venta.

Ya hay muchos kilos de cannabis listos para vender que ya tienen las dos empresas privadas a cargo de la producción y distribución. "Me quedé sin stock y todavía no pude llamar para que me repongan el producto, y a los que vienen les digo que puede ser mañana [por hoy] o en los próximos días", dijo Sebastián Scaffo, el dueño de la farmacia Tapie, en la capital.

El comienzo de la venta fue con el nerviosismo lógico de un proyecto que despertó polémica. Varios militantes de los derechos de consumidores de cannabis buscaron estar en la primera fila, pero el privilegio no fue necesariamente para el primero de todos. En la farmacia Antártida, en el centro de Montevideo, cuando entró el primer cliente el mecanismo de venta no funcionó. Los 4959 potenciales compradores registrados en el Ircca no precisaban mostrar su documento de identidad, sino posar uno de sus dedos en una máquina captahuellas. Pero el equipo no funcionó.

cerrar

Diego "Sapo" Zas, un escritor y conductor radial de 39 años, era el tercero de la fila, en la que la gente esperaba desde muy temprano. El farmacéutico estaba preocupado, porque ningún local había podido probar antes el sistema y en la cola había más de diez personas.

Ante la impaciencia por las fallas en el sistema, el farmacéutico hizo salir del comercio a todos los potenciales clientes y realizó algunas consultas. Luego llamó a la persona que estaba en el tercer lugar de la fila con la esperanza de que el sistema funcionara: "A ver Sapo, pasá y probamos contigo". Zas, con una campera y un gorro de lana de Pink Floyd, caminó hacia el mostrador y realizó la prueba. "¡Sí!", exclamó, al recibir la autorización.

Zas pidió dos sobres de cinco gramos, uno de "Alfa I" y otro de "Beta I". Ambas tienen un contenido en tetrahidrocannabinol (THC) medio/bajo (2%) y un perfil cannabinoide de 7% y de 6%, respectivamente.

El plan votado por el Parlamento durante el gobierno del ex presidente José Mujica tiene un escaso apoyo popular, y desde que comenzó a tratarse el tema, en 2012, el rechazo ha sido de alrededor del 65%, según encuestas.

El precio del gramo de marihuana fue fijado en el equivalente a 1,30 dólares. El precio se definió bajo tres parámetros: costo de producción, la necesidad de que los productores y las farmacias tuvieran un margen de ganancia razonable, y la búsqueda de un precio competitivo con el del mercado de la marihuana proveniente del narcotráfico.

Eduardo Blassina, director del Museo del Cannabis, dijo a LA NACION que este 19 de julio se había despertado con "una gran emoción" porque era un día histórico en el reconocimiento de derechos. Y agregó que Uruguay, por credenciales de seriedad y por calidad del producto, tiene una gran oportunidad para convertirse en país exportador de marihuana para uso medicinal. "Hoy es un gran día", dijo.

Para el sociólogo Martín Collazo, que integra el Monitor Cannabis, un equipo multidisciplinario que investiga sobre la regulación en Uruguay, la afluencia de público en este primer día mostró que "un número relevante de usuarios esperaba con ansiedad este momento para dejar de abastecerse en el mercado negro". El equipo estima en unas 160.000 las personas que consumen marihuana en este país de 3,4 millones de habitantes, de las cuales unas 60.000 lo hacen de forma frecuente.

La satisfacción de los consumidores

"Uruguay está siendo vanguardia en el mundo en esto [de vender marihuana en farmacias], como lo ha sido en otros temas, como la jornada laboral de ocho horas, el voto de la mujer [en América latina]" -Santiago Piñatares, albañil

"Es un día histórico para Uruguay. Muchos consumidores se sienten ahora un poco más libres y amparados por la ley" -Florencia Lemos, activista social

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas