Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Estos 6 edificios pelean por uno de los premios más prestigiosos de arquitectura

Desde una mega extensión para el Museo Británico hasta departamentos con balcones de mimbre, los seis edificios que compiten por el premio RIBA Stirling 2017 tienen algo en común: la osadía, la creatividad para diseñar espacios de luz en sitios restringidos y una extraordinaria belleza

Viernes 21 de julio de 2017 • 13:02
0

La arquitectura cambia vidas.

Y los seis edificios elegidos finalistas en el concurso anual del Real Instituto de Arquitectos Británicos, RIBA, son testamento de ello.

La competencia elige a la mejor y más creativa nueva construcción británica, y el ganador del premio, conocido como RIBA Stirling, será anunciado en octubre.

Todos los finalistas tienen algo en común según el jurado: "son ejemplo de creatividad y belleza excepcional. Y cada uno ha transformado el área en que se encuentra, deslumbrando a quienes tienen la suerte de visitar esos sitios, vivir, estudiar o trabajar en ellos".

Te invitamos a recorrer estas respuestas "extraordinariamente inteligentes a los desafíos de la arquitectura urbana".

El interior bañado en luz de la nueva extensión del Museo Británico en Londres. La extensión es una de las construcciones finalistas que compiten este año por el prestigioso premio del Instituto Real de Arquitectos Británicos, RIBA.

El nuevo Centro Mundial de Conservación y Exhibiciones es una extensión del Museo Británico. Consiste de cinco pabellones, uno de ellos subterráneo, y permite exhibir objetos de gran tamaño, que sería imposible mostrar en las salas tradicionales. Los objetos son transportados por camiones, que bajan al nivel subterráneo mediante una plataforma que desciende. La plataforma ha sido descrita como el ascensor para camiones más grande de Europa.

La extensión alberga nuevas galerías, laboratorios, espacios para trabajo de conservación y almacenamiento. Las salas se conectan por ascensores y puentes de materiales transparentes, haciendo de la circulación por el edificio una experiencia continua y placentera.

Barrett's Grove es un edificio de departamentos en el barrio de Stoke Newington, en el noreste de Londres. Los arquitectos "usaron cuidadosamente, en un lugar con restricciones de espacio, una paleta táctil de materiales que incluye ladrillos, madera y balcones de mimbre".

"En el interior del edificio la sensación es de estar en una casa enorme dividida en varios hogares llenos de luz", en lugar de los tradicionales bloques de apartamentos con sus estrechos corredores.

La nueva universidad de Glasgow, Escocia, "City of Glasgow College" reúne en una "superfacultad" lo que eran varios centros educativos separados. El campus de más de 60.000 mt cuadrados incluye cerca de 300 salas con acceso a alta tecnología.

"Si bien la impresión inicial es de un edificio a una escala inmensa, los espacios interiores están diseñados para alentar al mismo tiempo el aprendizaje formal y los encuentros inesperados".

"Comando de los Océanos" es el nombre de este nuevo centro para visitantes en el histórico astillero de Chatham, en el condado inglés de Kent. "El llamativo centro recubierto de paneles negros conecta los edificios a ambos lados. Usar negro en lugar del blanco tradicional fue una decisión audaz", señaló el jurado.

El centro también es un museo que relata la historia del astillero y un sendero conduce a los visitantes a las maderas ocultas de un barco subterráneo, "lo que contribuye a una poderosa sensación de aventura y descubrimiento".

El muelle de Hastings, en el condado de Sussex del Este, "es el resultado de una colaboración heroica con la comunidad para transformar un muelle en mal estado en un espacio público vibrante", señaló el jurado.

Foto: LA NACION

Hay una sensación de calma y una fuerte conexión con el mar en espacios que ofrecen una plataforma para conciertos, mercados y eventos comunitarios.

Foto: LA NACION

"Este proyecto incluye tres construcciones y jardines que forman el nuevo estudio, oficinas y archivo del célebre fotógrafo Juergen Teller", en el oeste de Londres.

Foto: LA NACION

Los arquitectos enfrentaron las restricciones de falta de espacio en un estrecho terreno industrial y crearon una serie de jardines internos y patios interconectados que reciben luz desde el techo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas