Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un sentido elogio del nerd

Domingo 23 de julio de 2017
0
Foto: Enriquez

Anteojos de marco grueso. Pantalones apenas cortos (que suelen dejar ver medias de color claro). Camisa abotonada hasta el cuello (y con sobre plástico para lapiceras en el bolsillo). Cortes de pelo siempre fuera de moda.

Sí: es la imagen del nerd de película, del que imaginamos cuando surge el tema en alguna conversación. Pero los tiempos cambian, y mucho: hoy el nerdismo ya no es algo a ocultar; por el contrario, estos seres apasionados han salido del clóset, se muestran orgullosos en sociedad y hasta son un ejemplo a seguir.

En otras épocas, una reunión de nerds era necesariamente algo secreto, en lugares oscuros y a los que se accedía con contraseñas como "cuántas especies diferentes había en el baño del bar de Star Wars" o las primeras 15 cifras de la parte decimal de pi. Hoy los fanáticos de las tiras sobre doctorados (PhD Comics), o los que se preguntan "qué pasaría si." son aceptados y aceptables en toda reunión que se precie, además de ser excelentes temas para el inicio de una conversación.

Es cierto que da un poco de nostalgia la época en que portábamos unos relojes pulsera enormes (y bastante espantosos) con una calculadora en miniatura, que a veces mostrábamos con todo orgullo, verdaderos pioneros de los relojes inteligentes de hoy en día. Era el tiempo en que Thomas Dolby (hoy profesor de artes en la Universidad Johns Hopkins, de Baltimore) cantaba "cuando bailo cerca de ella, me ciega con su ciencia, ciencia, ciencia", y era un homenaje a otra forma de ver el mundo. Pero a veces también nos escondíamos frente a la reprobación popular, algo que no ocurre hoy cuando cualquier nerd comparte series o sagas con el resto del mundo o colecciona muñecos de cajitas felices. Ojo: no es que ser nerd se haya vuelto una moda, es que la moda se avivó. También es cierto que es más fácil: no hay que ser un ingeniero para instalar un gadget, y podemos saber datos de culto sólo chusmeando nuestros teléfonos.

Es interesante la etimología y significado del término. En principio, el nerd es un apasionado que se interesa por muchos temas académicos (quizá a diferencia del geek, más tecnológico y obsesionado por un área en particular: los números primos o la saga completa de Los tres chiflados). La palabra geek es de comienzos del siglo XX, y se remonta mucho más atrás a los personajes raros que venían con los circos y los carromatos a los pueblos, y que hacían cosas. raras, como arrancar cabezas de gallinas vivas para beneplácito de los espectadores. El término nerd parece nacer en una historieta de Dr. Seuss en 1950, y fue replicado rápidamente desde entonces. Pero hay antecedentes bastante previos, y hay quienes dicen que viene de knurd (el revés de borracho, drunk, en inglés) o quizá de nut (loco), del que derivó nert y de ahí nerd. Lo cierto es que hay sociedades de nerds y geeks, como la de Harvard, cuyo manifiesto es muy claro: "Somos un grupo de mujeres y hombres genuinamente interesado en la búsqueda de conocimiento, abiertamente intensos sobre la academia y no conformistas en nuestra manera de pensar". Hay incluso sitios como Nerd Fitness que, conocida la poca habilidad de estos personajes a la hora del ejercicio físico, ofrecen soluciones para que el cuerpo esté en forma sin demasiado esfuerzo. Ojo: la antinomia nerd-gimnasta no es tan nueva; ya Xenófanes y Sócrates se quejaban de la costumbre de dar grandes honores a los atletas, incluyendo comidas gratis... en lugar de ofrecérselas a ellos, que las merecían mucho más.

Pero sí: mucho ha pasado desde La venganza de los nerds hasta The Big Bang Theory. Y parte de ese mucho es para bien, en una mirada más tolerante y amplia sobre las diferencias. Bienvenidos a esta nueva era, entonces, en donde las preguntas y las pasiones valen y se contagian. ¡Nerds del mundo, uníos!

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas