Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Piden investigar a nueve personas más por los abusos en el Próvolo

La querella denunció que otros miembros, en su mayoría del staff, no habrían actuado para detener los hechos

Viernes 21 de julio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION

MENDOZA.- La causa contra los sacerdotes acusados de abusos sexuales de chicos hipoacúsicos en el Instituto Antonio Próvolo de esta ciudad no deja de sorprender a medida que pasan los días. A los seis detenidos, entre ellos dos curas y una monja, se suma ahora un pedido de investigación contra otras nueve personas. En su mayoría es personal del colegio, como directivos, psicólogos, docentes e, incluso, un seminarista. Pero a ellos podrían agregarse otros cinco miembros del staffen los próximos días.

El pedido fue hecho al fiscal que lidera el caso, Gustavo Stroppiana, por los abogados de la asociación Xumex -la parte querellante que representa a unas 15 víctimas-. Le piden, además, que cite a prestar declaración a más de 200 alumnos que fueron parte de la matrícula entre 1998 y 2016, cuando se conocieron públicamente las denuncias.

Entre las nueve personas acusadas por la querella, la mayoría está sospechada de haber omitido actuar en el momento en que ocurrían los abusos. Es más, dos de ellos, que se reserva por ahora la identidad, habrían cometido violaciones contra los menores del instituto ubicado en Luján de Cuyo.

"Desde abril, la Cámara de Apelaciones explicó que los testigos que había a favor de la defensa tendrían una complicidad penal. Con los últimos libros secuestrados en los allanamiento de hace muy poco días, se empieza a notar cómo ellos omitieron información. A través de los libros podemos constatar que hay actas donde van manifestando que tal niño tenía tal conducta, que son síntomas de poder ser víctima de abuso sexual, por ejemplo", expresó Sergio Salinas, uno de los abogados querellantes, a la prensa.

Desde Xumex pidieron a la Justicia una intimación contra Dante Simón, el vicario judicial enviado por el papa Francisco a la provincia para dialogar con los sacerdotes y las víctimas, ya que no habría aportado la información que había prometido entregar durante su paso por Mendoza.

Esta semana se supo que los dos sacerdotes imputados en la causa, Nicola Corradi, de 82 años, y Horacio Corbacho, de 56, se negaron a ser sometidos a una prueba de ADN para ser cotejada con los restos de semen encontrados en la ropa interior de una chica de la institución durante los primeros allanamientos. El monaguillo Jorge Bordón, de 50 años, también imputado, aceptó la extracción de sangre para realizarse el estudio genético. De todas maneras, todos los acusados se negaron a declarar.

Se espera ahora la decisión que tome la jueza de Garantías, Patricia Alonso, sobre la obligatoriedad de realizar los tests de ADN a los curas y al resto de los varones que trabajaban en el colegio, acusados por los abusos, que en total ya superan los 40. A comienzos de junio, la última persona que quedó en la mira fue un jardinero, de nacionalidad boliviana, que trabajó casi una década en la institución, entre otros dos sospechosos. Además se investiga la muerte de un chico durante los años en los que habrían ocurrido los abusos denunciados, que no fue registrada, por lo que no se descarta que haya sido un suicidio o un crimen, porque el joven habría caído desde un techo.

Ahora, según la querella podrían empezar a investigar a nueve personas más y no se descarta que queden en la mira otros cinco trabajadores del colegio, por lo que en total, al menos unas 20 personas, entre los imputados y los sospechosos de haber participado o actuado por omisión, son parte del caso.

Además de Corradi, Corbacho y Bordón, están detenidos los empleados de La Casita de Dios José Luis Ojeda, también sordomudo, y el jardinero Armando Gómez, de 46 años. Se encuentra también detenida la monja Kumiko Kosaka, de 42, oriunda de Japón, acusada de participar activamente de los abusos.

El caso, en ocho meses

25 de noviembre

Detienen a dos curas del Instituto Próvolo acusados de abusos sexuales

13 de febrero

Suspenden al instituto hasta que haya una sentencia judicial por la investigación

7 de abril

La Justicia rechaza liberar a los cinco detenidos -dos sacerdotes, un celador y otros empleados-, detenidos con prisión preventiva.

2 de mayo

Detienen a Kosaka Kumiko, una monja acusada por corrupción de menores, lo que eleva a nueve la cantidad de acusados

8 de junio

Apareció un sospechoso más, un jardinero de nacionalidad boliviana

Te puede interesar