Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La intimidad de la gestión de Sampaoli: maratones de análisis, planificación y ejemplos de liderazgo

Cuatro puntos que describen la incesante y obsesiva tarea del entrenador del seleccionado argentino, con miras a los cruciales partidos por las Eliminatorias

Jueves 20 de julio de 2017 • 22:53
0
La mente de Sampaoli y sus miles de variables
La mente de Sampaoli y sus miles de variables.

Escribe. Pregunta. Cuestiona. Observa. Borra. Subraya. Pone play. Luego pausa. Repasa. Rebobina. Otra vez le da al play. Duda. Vuelve a retroceder. Analiza cuadro por cuadro. Descubre. Se ilusiona. Trabaja. Se inquieta. Se fastidia. Se emociona. Disfruta. Consulta.

Los primeros dos ensayos generales con rivales ridículamente dispares sirvieron para sembrar la semilla de la idea madre. Más allá de los resultados, que siempre ayudan cuando van de la mano del triunfo, la intención de plantar las bases fue un éxito. Los jugadores, receptivos y bien dispuestos, la hicieron propia incluso en momentos de zozobra en los que Brasil dominó el pleito y mereció otro premio. Lo de Singapur aumentó las "horas de vuelo" del mensaje para el grupo y ayudó a descubrir nuevas caras pensando a futuro.

Sampaoli no se engaña. Sabe que los primeros "pininos" fueron gratificantes pero la hora de la verdad está por venir en seis semanas. Los rivales son dos. A uno vestido de celeste se lo puede someter, dominar o sufrir de acuerdo a múltiples variables. El otro es inversamente proporcional e invencible desde su condición de progreso inexorable. Ante el enorme desafío hay escaso tiempo para trabajar. Y de eso se trata, de ganarle tiempo al tiempo. Por eso su inquietud permanente, sus encuentros y un trabajo que bien puede describirse en varios apartados que lo tiene sobreocupado.

1-GESTIÓN, TÁCTICA Y LIDERAZGO: la idea de "beber de otras fuentes" le permite cotejar ideas, interpelarlas con otros colegas y buscar conclusiones en un ámbito inter-disciplinario. Métodos de trabajo, relación con el grupo y vínculos con cada jugador de acuerdo a sus personalidades, fueron algunos de los temas de los que el técnico "robó" conceptos. Quiere escuchar a otros líderes y dotar su conocimiento desde ese intercambio. Por eso los encuentros con Velasco, Hernández, Milito, Zanetti, Aimar o Placente, que en el futuro se replicarán con campeones mundiales, otros entrenadores e incluso filósofos.

2-CONCEPTUAL CON LOS JUGADORES: sin considerar al encuentro como una garantía de citación, resulta esencial para acercar sus ideas ante la ausencia de trabajo de campo. Banega en Rosario, Romero u Otamendi en el predio de Ezeiza, Nacho Fernández junto a Enzo Pérez, Pinola o Peruzzi del fútbol local tuvieron sesiones de video para evaluar aspectos positivos y otros a mejorar de su juego, zonas de confort en las que prefieren moverse y la búsqueda de objetivos para el bien del seleccionado. Del mismo modo ocurrirá en la gira europea de la primera quincena de Agosto, en la que Sampaoli no solo mirará partidos sino que repetirá estos encuentros con varios de los pilares del equipo, para refrescar ideas y seguir inoculando conceptos troncales.

3- MARATONES DE ANÁLISIS: se observa y desmenuza todo. Hay tareas diferenciadas para cada integrante del nutrido grupo de trabajo. Sampaoli mira partidos completos y lo que le entregan sus colaboradores. Se pone la lupa también en todos los detalles de los próximos rivales. Los analistas siguen a jugadores específicos y algunas particularidades del juego con compactos de sus acciones. Ejemplo: como lanzan centros los carrileros del fútbol local que son "seleccionables", su precisión y eficacia. Además se mira el futuro, con "scouting" de valores de inferiores que son observados en cada fecha en la que juegan sus clubes.

4- PLANIFICACIÓN DE ENTRENAMIENTOS: Sebastián Becaccece arma el día a día de lo que se hará cuando lleguen los jugadores en la previa de Uruguay para aprovechar el tiempo en cada detalle y Sampaoli supervisa todo. También se estaba planificando el trabajo de la selección local y por eso la desazón del trunco partido que se iba a jugar por estos días. El seguimiento a cuestiones prácticas y de logística (lugares de entrenamientos, amistosos) que vincula al entrenador con los dirigentes, también ocupa un lugar en la agenda.

El gran objetivo está marcado en rojo en el calendario y con letras de molde. El 31 de Agosto comienza el desafío que en cuatro partidos tiene que depositar a la selección en Rusia. Sigue siendo en esencia el mismo que se trepaba a los árboles para observar a sus equipos. Sabe que es un afortunado, al que luego de ver pasar la oportunidad cuando el Sevilla se lo llevó una semana antes de la salida de Martino, el cartero lo llamó y le dio una segunda chance.

Proyecta ideas. Aprende. Dibuja esquemas. Saca cuentas. Escucha música. Se apasiona. Piensa. Confirma. Vuelve a revisar. Se excita. Perfecciona. Enseña. Curiosea.

Y en algún momento, Jorge Sampaoli descansa.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas