Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Operación Wanchope: Ábila será jugador de Boca y refuerzo de Huracán

El delantero regresa a Huracán en una negocación en la que Boca compra la mitad del pase que tenía Cruzeiro. La proyección es que enero del año próximo se sume al club de La Ribera.

Miércoles 02 de agosto de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Wanchope Ábila regresa a Huracán.
Wanchope Ábila regresa a Huracán..

Cuando el mes pasado Ramón Ábila firmó la rescisión con el Cruzeiro , su destino se vislumbraba en Boca . Y es por el Xeneize que Wanchope dejó el fútbol brasileño, aunque al menos hasta fin de año jugará en Huracán . ¿Cómo es esto? El club de la Ribera adquirió la mitad del pase con algo más de un millón y medido de dólares y el préstamo de Alexis Messiodoro al conjunto de Belo Horizonte. El Globo, dueño de la otra mitad de la ficha, lo tendrá de vuelta en sus filas.

Ábila firmará el miércoles su contrato con Boca y se hará la revisión médica, para sumarse a Huracán a fines de esta semana o el lunes próximo. La intención del futbolista es que el sueldo se lo abone Boca, para no tener los inconvenientes de cobro que en el pasado fueron parte del motivo de su distanciamiento con Alejandro Nadur, titular de la entidad de Parque Patricios. Si Boca abona el salario, esa suma se descontará de la compra del otro 50 por ciento del pase o una futura venta a otro club.

El centroatacante cordobés de 27 años regresa al país después de un año en Brasil, donde jugó 60 partidos y marcó 25 goles. Cruzeiro lo había sumado a sus filas al documentar la compra de la mitad del pase a Huracán en cerca de 4 millones de dólares, cifra que nunca canceló. Ábila jugó por última vez en el equipo dirigido por Mano Menezes el 22 de junio, ante Ponte Preta.

Con la camiseta del Globo consiguió el ascenso a primera división, la Copa Argentina y la Supercopa Argentina. Además, fue uno de los goleadores de la edición 2015 de la Copa Sudamericana, certamen en el que Huracán cayó en la final ante Independiente Santa Fe, de Colombia. Su ciclo en Parque Patricios promedió una alta efectividad al marcar 53 tantos en 108 encuentros.

Criado en el humilde barrio Remedios de Escalada, lindero a la ruta nacional número 9, se formó en el Club Atlético Unión Florida, donde debutó en la liga cordobesa a los 15 años de la mano de Alejandro Accieto, el técnico que luego lo llevó a las inferiores de Instituto. Ya en la cantera del conjunto de Alta Córdoba viajó a Buenos Aires para probarse en Boca y fue aceptado, pero la posibilidad de sumarse al conjunto xeneize generó un conflicto con la Gloria y entonces regresó a la provincia mediterránea. Vestido con los colores Instituto hizo su estreno en el fútbol de AFA en agosto de 2008, ante All Boys, en Floresta, por el torneo de la B Nacional. Su experiencia en el ascenso luego continuó en la Primera B Metropolitana, categoría en la que primero jugó en Sarmiento (fue el goleador del conjunto de Junín en el ascenso de la temporada 2011/2012) y luego en Deportivo Morón.

Ábila lleva el mismo nombre que su padre, también futbolista, pero el fútbol lo rebautizó: dejó de ser Ramón para pasar a ser Wanchope. El apodo que se instaló fue una ocurrencia de Juan Pablo Miranda cuando eran compañeros en Instituto al emparentarlo físicamente con el costarricense Paulo Wanchope.

Amante del cuarteto, es devoto de Carlos "la Mona" Jiménez, gusto musical que comparte con su amigo Carlos Tevez -como también el representante, Adrián Rouco-, quien hace unos días había expresado, desde China, su deseo que se sume al plantel de los Mellizos: "El Negro es un gran futbolista, ojalá vaya a Boca". Pero con Darío Benedetto y Walter Bou en el plantel, los Barros Schelotto entienden que el puesto está bien cubierto, por eso Guillermo dijo públicamente que Wanchope no era una prioridad. Sin embargo, Angelici no se quedó quieto por el jugador que siempre quiso y por eso adquirió la mitad del pase. La apuesta es a que se sume el año próximo, acaso también con la vuelta de Tevez.

Lo cierto es que Ábila regresará a Huracán, donde jugó su último partido el 23 de mayo del año pasado, noche en la que se despidió del estadio Tomás Ducó con dos tantos ante Lanús. Con la garantía de sus goles, el Globo se ilusiona con recuperar el protagonismo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas