Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las ONG resisten la ejecución del megaproyecto hidroeléctrico

Recurrirán a la Justicia para intentar frenar el desarrollo de las presas

Viernes 21 de julio de 2017
0

"No hay compensación posible cuando se destruye algo que es irreemplazable. No se puede producir energía a cualquier precio", argumentó, ayer, Andrés Napoli, director de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN). En sintonía con sus colegas, dejó entrever que las ONG continuarán batallando en los tribunales hasta ver frenadas las represas.

Cuestionaron que, con la operatoria a través de una cota más baja para la presa Néstor Kirchner, se logre desacoplar hidráulicamente al proyecto del nivel del lago Argentino, con lo que no hay certezas absolutas sobre la no afectación del glaciar Perito Moreno. Faltaron más elementos de análisis, sostuvieron.

Pero el argumento que más se escuchó fue el del incumplimiento de la ley de ética pública por presuntos conflictos de intereses y falta de independencia del nuevo estudio de impacto ambiental (EIA), hecho por Ebisa. Se trata de una empresa estatal, que gravita bajo la órbita de Energía y cuyo presidente, Jorge Marcolini, es también subsecretario de Energía Hidroeléctrica.

Antes de ingresar en la función pública -describió en su denuncia Fernando "Pino" Solanas-, Marcolini se desempeñó en la consultora Iatasa,que habría asesorado a la administración kirchnerista en relación a las represas. En la audiencia, el ministro de Energía Juan José Aranguren desmintió esa información y desligó a su funcionario del proceso de aprobación del EIA, que fue respaldado por dos ministerios nacionales y sus pares santacruceños.

Al margen de esa polémica, la lista de oradores que rechazan las hidroeléctricas subrayó que el único motivo por el que se lleva adelante el megaproyecto es por la presión y amenaza de China.

Manuel Jaramillo, de Vida Silvestre, apeló a evitar repetir el desaguisado de "haber extinguido al pato serrucho en Misiones cuando la empresa Socma construyó la represa Urugua-í".

Perplejo por "todas las inexactitudes que se han dicho aquí", sostuvo Pedro Friedrich, del Banco de Bosques, indicó que los espejos de agua, al ser agua estancada calentados por el sol, provocarán al volcar sus aguas en el Atlántico un cambio radical en el estuario."Es el momento de hacer algo extraordinario y de hacer valer nuestra soberanía", agregó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas