Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Así fue la extracción de ADN del cuerpo de Salvador Dalí por una demanda de paternidad

Una tarotista de 61 años, Pilar Abel, clama ser la hija del artista; ayer los peritos accedieron al interior de la tumba

Viernes 21 de julio de 2017 • 08:53
0
Inicio de las tareas de exhumación de la tumba de Salvador Dalí que descansa en el interior del Museo
Inicio de las tareas de exhumación de la tumba de Salvador Dalí que descansa en el interior del Museo. Foto: Albert García

MADRID.- El cuerpo embalsamado de Salvador Dalí emergió de la tumba en buen estado de conservación, reconocible en sus rasgos y con su clásico bigote "marcando las 10 y 10", como a él le gustaba decir.

Así lo informó el secretario general de la Fundación Gala-Salvador Dalí, Lluís Peñuelas, al reseñar el procedimiento de exhumación ejecutado anoche por orden judicial en la causa que investiga la demanda de paternidad de una mujer de 61 años que clama ser la hija del genio del surrealismo.

Peñuelas confirmó que los peritos tomaron "muestras de pelo, uñas, varios dientes y dos huesos largos", de los que intentarán extraer ADN de Dalí para cotejarlo con el de Pilar Abel, la demandante. El material será luego devuelto a su lugar.

La cripta se halla en el salón principal del Museo Teatro Dalí, en la ciudad catalana donde nació y murió el artista, Figueras. Allí fue enterrado en 1989, rodeado de algunas de sus obras maestras en un espacio abierto al público.

cerrar

En medio de una inmensa expectación mediática, se desplazó ayer hasta el lugar una delegación judicial que trabajó a puerta cerradas durante cinco horas: tuvieron que remover una losa de 1500 kilos que cubría la tumba y después quitar una plancha de zinc que, dentro del ataúd, aislaba los restos.

"La losa fue levantada con dos vigas y poleas. De ese modo se pudo acceder al interior de la tumba. El ataúd estaba en perfectas condiciones", resumió Peñuelas. Y dio detalles de cómo se veía la momia de Dalí: "El bigote conservaba la clásica postura de las 10 y 10. Comprobarlo fue un momento de extrema emoción".

Los directivos de la fundación que administra el legado del artista se opusieron de manera férrea a la exhumación, a la que califican de "vejatoria", "violenta" e "inconducente". Ante la imposibilidad de frenar la orden judicial, exigieron que el operativo se llevara a cabo bajo un estricto protocolo de confidencialidad. No querían que se filtrara ninguna imagen del cadáver ni se diera información no controlada por ellos sobre su estado de conservación, un absoluto misterio después de 28 años del entierro.

A los forenses, funcionarios y operarios que participaron del procedimiento les confiscaron los celulares en la entrada y se los obligó a firmar un compromiso de que no difundirían detalles sobre cómo estaba el cuerpo. Incluso se cubrió con una gran carpa el área de la cripta para que nadie pudiera captar imágenes con un dron a través de la cúpula transparente que se encuentra justo encima.

Cómo surgió la demanda

Salvador Dalí murió en 1989, a los 84 años. Estuvo casado durante medio siglo con Elena Ivanovna Diakonova, Gala, con quien no tuvo hijos. Él siempre se declaró estéril.

Abel, una tarotista nacida en Figueras, insiste desde hace años en que su madre, Antonia Martínez de Haro, tuvo un romance con Dalí en la década del 50 cuando trabajaba como mucama en su casa de Cadaqués y que ella es fruto de esa relación. Si lograra probarlo quedaría en condiciones de reclamar el 25% de la fortuna del pintor al momento de su muerte.

Los resultados del cotejo de ADN demorarán entre 15 días y un mes. El mayor reparo de los técnicos era si el formol usado para conservar el cuerpo pudo haber dañado el material biológico, por eso tomaron más muestras de lo habitual.

El inicio del juicio de paternidad está previsto para el 18 de septiembre, cuando debería ya resolverse el misterio póstumo de Dalí.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas