Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La conexión nazi de Juan Carlos Zabala: ¿el Ñandú criollo tuvo vínculos con Adolf Hitler?

El primer argentino en conseguir una medalla de oro en maratón en Los Ángeles 1932 entrenó al oficial nazi Heinrich Himmler, máximo jefe de los SS y de una de sus secciones, la Gestapo

Viernes 21 de julio de 2017 • 16:52
0
Zabala lidera el maratón de Los Ángeles 1932
Zabala lidera el maratón de Los Ángeles 1932.

Juan Carlos Zabala no tuvo una infancia sencilla. Huérfano desde muy chico, creció en un reformatorio de Marcos Paz. Su procedencia es tan inexacta como su Documento Nacional de Identidad (DNI) o, mejor dicho, su libreta de enrolamiento. Una versión señala que era hijo de un vasco, de Durango, que de viaje por la Argentina tuvo una relación con Elena Boyer. Aunque el propio Zabala explicaba: "Nací en la embajada francesa en Buenos Aires. Mi padre era un oficial de la armada de Francia que murió en Scapa Flow, durante la Primera Guerra Mundial. Cuando mi madre se enteró, murió de un infarto". Así lo relata el libro Aventuras en las pistas, de Luis Vinker.

El día de su nacimiento también es motivo de discusión. El reglamento del Comité Olímpico Internacional en 1932 impedía competir a menores de 20 años, por las exigencias de los 42 kilómetros. El tenía 19, pero el presidente Agustín P. Justo, que siempre mostró mucho interés por el deporte, había apoyado su carrera y, ordenó que le generaran una nueva documentación para poder ser atleta olímpico. Aunque había nacido el 11 de octubre de 1912, en su nuevo documento se leía: 21 de septiembre de 1911. El mismo Zabala admitió la "trampa": "Se lo conté a Pierre de Freddy, el presidente del Comité Olímpico Internacional, algún tiempo después. A él también le parecía una regla ridícula", señaló en una entrevista con El Gráfico, según muestra el Suplemento Enganche de Página 12 en donde se afirma que Zabala se relacionó con jerarcas del Tercer Reich.

Zabala, tapa de El Gráfico
Zabala, tapa de El Gráfico.

En 1929 fue campeón nacional en 3000 y 5000 metros cuando aún no había cumplido los 17. Dos años después, logró el récord sudamericano en los 3000 metros. Tras aquella marca, su entrenador Alejandro Stirling le dijo que para ganar una medalla olímpica en 1936, tenía que competir contra los mejores en Europa. Por eso, Jorge Mitre, entonces director de La Nación, decidió apoyarlo económicamente en su carrera y solventó los gastos del viaje.

Así, viajó a Alemania, a donde llegó el 5 de septiembre de 1931 y dos días después se inscribió en una prueba de 10.000 metros, con todos los riesgos que eso representaba para un corredor que había pasado las tres semanas anteriores arriba de un barco. Fue tercero, con un tiempo de 31m44s; el ganador de esa carrera fue Paavo Nurmi, el finlandés volador, con 31m19s. Siguió creciendo. Logró el récord mundial de los 30.000 metros en Hutteldorfs, un pequeño poblado en las afueras de Viena, y participó por primera vez en una prueba de 42 kilómetros y la ganó, en la Maratón internacional de Kosice.

Como a los alemanes les encantaban las pruebas atléticas, Zabala se convirtirtió en un ídolo en ese país. Con los resultados en Europa, Stirling apuró los trámites en la Argentina para conseguir los documentos y adelantar cuatro años su proyecto, hecho que ocurrió en Los Ángeles 1932. Medalla de oro en mano, la noche siguiente a su triunfo, Jesse Owens lo invitó a cenar en Hollywood y le presentó a la afamada actriz Ginger Rogers (conocida por la serie de musicales que filmó junto con Fred Astaire), con quién, según la nota, tuvo un romance.

Himmler conoció a Zabala en 1935
Himmler conoció a Zabala en 1935.

Este affaire lo llevó a vivir un tiempo en los Estados Unidos. En 1935 se casó con Elke, una mujer danesa que le habían asignado como traductora. Fue entonces cuando conoció a Heinrich Himmler, jefe supremo de los SS y de una de sus secciones, la Gestapo. Por ello, uno de los máximos responsables del Holocausto. Años después de la Segunda Guerra Mundial y producto de su vínculo con Himmler, acusaron a Zabalita de apoyar al régimen nazi: "Lo decían por yo conocía mucho a Himmler. A él le gustaba correr, y lo hacíamos juntos. También lo conocí a Hitler. Pero no se olvide que en 1937 me prohibieron ingresar en Alemania porque saqué a varias familias judías a Dinamarca. Más tarde, el propio Hitler dio la contraorden para que me dejaran entrar", detalló en una entrevista con el diario La Nación, en 1980, una semana después de ser elegido como el mejor atleta de la historia de la Argentina. Falleció, en Buenos Aires, el 24 de enero de 1983

En este enlace, la nota original...

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas