Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Incendio en La Boca: más de 20 familias siguen en la calle

Debieron desocupar el inmueble por el riesgo de derrumbe decretado ayer

Viernes 21 de julio de 2017 • 19:17
0
Más de 20 familias siguen en la calle luego del incendio
Más de 20 familias siguen en la calle luego del incendio. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

Más de 24 horas después del incendio en el conventillo de La Boca en el que murieron cuatro personas, entre ellas un menor, las familias que debieron desocupar el inmueble por el riesgo de derrumbe decretado ayer continúan en la calle, a la espera de volver a ingresar a sus viviendas.

Se trata de 22 familias y 77 personas en total (entre ellas 33 niños) que montaron un campamento en plena calle, a espaldas del Riachuelo, en Pedro de Mendoza 1447. Allí, durante la madrugada de ayer, una discusión de una pareja desató la tragedia. Allí Miguel Ángel Torres, de 25 años, amenazó a su novia y prendió fuego un colchón. Minutos después las llamas se propagaron por gran parte del conventillo y provocó el derrumbe de una pared que cayó sobre las cuatro victimas.

La incertidumbre y desconcierto se apoderó del resto de los vecinos que ocupaban el inmueble quienes desde ayer permanecen en la calle a pesar del ofrecimiento realizado por el Ministerio de Desarrollo Social y Hábitat a través del programa Buenos Aires Presenta. La propuesta era trasladarlos a los paradores de la ciudad para pasar la noche hasta que se libere la clausura del edificio, custodiado por la policía porteña.

Más de 20 familias siguen en la calle luego del incendio
Más de 20 familias siguen en la calle luego del incendio. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

"Nos quedamos porque queremos recuperar nuestras pertenencias y no queremos que nos dejen sin vivienda", dijo Alicia Araujo, sentada en un colchón, delante de una carpa pequeña. "Son nuestras, cada uno las fue consiguiendo cómo pudo", agregó la mujer, mientras tomaba mate cocido y comía galletitas.

Frazadas, colchones, viandas calientes, arroz, fideos y yerba son algunos de los productos que fueron recibiendo de distintas agrupaciones barriales, como comedores y ongs, y desde el BAP. "Anoche hicimos fideos con salsa bolognesa", contó uno de los asistentes del programa. También agregó que las familias de las victimas, al menos 30 personas, fueron relocalizadas en distintos domicilios de amigos o allegados de Isla Maciel, Guernica o Pilar.

"Vos quisieras ir a un parador? Nosotros tampoco", increpó Roberto Sánchez ante la consulta. "Acá somos seis familias, con 8 menores, que queremos estar en nuestras casas", agregó. Todas estaban en la ranchada más numerosa, frente al conventillo incendiado.

Con ollas populares, frazadas y mucho abrigo la gente esperaba la llegada de la noche con la temperatura en descenso. Dos inspecciones realizadas por los bomberos determinaron que el edificio mantiene el riesgo para los ocupantes por lo que la clausura no fue levantada. Los vecinos dejaron en claro que sí tienen que pasar todo el fin de semana en la calle para recuperar lo suyo, lo harán.

Más de 20 familias siguen en la calle luego del incendio
Más de 20 familias siguen en la calle luego del incendio. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas