Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Probamos el casco de realidad virtual PlayStation VR para PS 4 y PS 4 Pro

Te contamos cuáles son las principales características de la novedosa plataforma de videojuegos que llegará a la Argentina en octubre

Domingo 23 de julio de 2017 • 00:32
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Una vista de los dispositivos y accesorios que conforman el sistema PlayStation VR
Una vista de los dispositivos y accesorios que conforman el sistema PlayStation VR. Foto: Reuters

El sistema de realidad virtual PlayStation VR llegará de forma oficial a la Argentina en octubre. Tendrá un costo de 17.999 pesos y vendrá sólamente en su versión Bundle, que incluye el casco, dos controles move, la cámara y el juego VR Worlds.

Pudimos disfrutarlo y probar varios títulos de su creciente catálogo. Lo más destacable es la sensación de inmersión total, que marca una gran diferencia respecto a las plataformas tracionales si uno se acostumbra a los movimientos. La experiencia es inigualable, ya que el control no depende de un joystick, sino de una cámara y sensores que identifican los movimientos del jugadort para explorar los escenarios dentro del juego en la modalidad de realidad virtual. De esta forma, la libertad de movimientos es mucho mayor y permite espiar, asomarnos y hasta agacharnos.

La calidad gráfica varía mucho de juego en juego. El casco, con resolución 1920 x RGB x 1080 (960 x RGB x 1080 a 90hz o 120hz) por momentos se ve brillante en algunos títulos y en otros no tanto. Pero también es muy importante colocarlo de la forma adecuada, para no ver borroso ni fuera de foco. Además, el casco tiene unas llamativas luces azules fuertes, pero no son por diseño, sino para ayudar a la PS Camera a encontrar e identificar los movimientos del jugador.

Para usar PlayStation VR hace falta enchufar un puerto de conexión de dispositivo VR al televisor y a la Play, además sumarle un cable de la cámara, un USB y luego dos HDMI al casco.

El proceso de conexión inicial es largo, aunque una vez instalado, si lo vamos a usar en PS4, no hace falta más que conectar y desconectar dos cables HDMI cada vez que queramos usarlo. También está la opción de dejar el casco conectado de forma permanente, aunque no esté en uso. En PS4 Pro, si se usa una tele 4k HDR, tendremos que conectarlo y desconectarlo de la TV cada vez que se use.

Después de este proceso de configuración inicial, el encendido del sistema PS VR comienza en el botón del cable de audio que colgará delante de nosotros. Para que funcione es necesario tener por lo menos la PS Camera, y es recomendado tener también controles Move, aunque algunos juegos admiten el control de mando tradicional.

Si bien pesa 600 gramos, su diseño hace que no se sienta pesado en la cabeza, y nos podamos mover con facilidad. Se puede ajustar tanto del visor como de la vincha plástica trasera para mayor comodidad. El diseño deja usar anteojos y se puede usar cualquier tipo de auriculares tipo mini plug.

Cabe destacar que el casco VR funciona con todo en PS 4, menúes, apps de streaming donde emularemos el tamaño de una pantalla de cine y más, pero para interactuar con su giroscopio y acelerómetro en todo su esplendor debemos usar juegos preparados específicamente en VR.

El PS VR no es como los cascos de celulares que son sólo lentes que aprovechan la pantalla del teléfono, sino que es un equipo con hardware propio que trabaja en conjunto con la potencia de la consola. Es recomendado siempre tener un paño de limpieza, ya que es muy común que se empañen los lentes, o bien que se ensucien fácilmente luego de jugar unos minutos.

Dentro de los mejores títulos está el flamante Farpoint VR (que viene con el mando rifle) que es sin dudas una nueva manera de jugar FPS en realidad virtual. Nos atacarán arañas gigantes aliens en un mundo repleto de amenazas y suspenso mientras intentamos escapar. Además, si no te gustan tanto los tiros, podés probar el Batman Arkham VR, para investigar la escena del crimen en la piel del encapotado. También tiene su versión VR el Resident Evil 7, terrorífico y emocionante, aunque por momentos puede ser algo frustrante.

Incluído en el bundle de venta se incluye el PS VR Worlds, que contiene varios juegos, que van de meras experiencias, pasando por deportivos hasta el London Heist, un tributo a películas de Guy Ritchie, donde seremos interrogados y dispararemos para completar un robo. Entre otros títulos también están el Until Dawn (suspenso), Rigs (esport), Star Trek Bridge (comandar el Enterprise) y el próximo Ace Combat 7, donde pilotamos un F-14 al mejor estilo Top Gun.

A favor y en contra del PS VR

Los detalles negativos que se le pueden encontrar al sistema VR pasa más que nada por un tema de comodidades. Al igual que otros sistemas similares de realidad virtual, como Oculus Rift o HTC Vive, todos tienen el mismo problema: para jugarlos hace falta desconectarse por completo de todo lo que pasa a nuestro alrededor.

Es decir, personas que nos hablan, llamadas telefónicas, mensajes, e inclusive los objetos y muebles que nos rodean. Es muy común que después de jugar un largo rato dentro de un juego confundamos las cosas que tenemos enfrente en la pantalla, creamos que son reales, y queramos apoyar los controles en mesas virtuales. También es muy probable pegarle un manotazo a una silla del living que no recordamos que estaba allí. Depende de la perspectiva que se tenga sobre esta tecnología, esto puede ser una contra o bien algo realmente genial, porque nunca antes un videojuego pudo crear una experiencia tan inmersiva.

Por otro lado, PS VR viene con demasiados cables, muchos más de lo que sería cómodo y se vería bien a la hora de ordenarlo. Para jugar no son molestos, pero si lo son para configurar y organizar su uso cada vez que lo encendamos. Esto, dejando de lado que no son para absolutamente todos, hay gente se marea fácilmente y debe jugar de a pocos minutos a la vez.

Los cascos de realidad virtual están creciendo cada vez más en el mercado, con los mencionados Oculus Rift, el HTC Vive, el mismo PS VR y las gafas para celulares como el Gear VR de Samsung. De a poco, el catálogo de títulos se agranda y brinda más y variadas opciones para disfrutar dentro de un mundo virtual, no sólo con juegos, sino con shows musicales, adelantos de películas interactivas como la flamante Spiderman Homecoming, y hasta experiencias de recorridos turísticos. Lo único que hace falta un buen espacio en la casa para jugarlo, un punto no menor a tener en cuenta al momento de evaluar la compra de esta novedosa plataforma.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas