Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una salida que le pone fin al reality show más picante de Washington

Sábado 22 de julio de 2017
SEGUIR
The New York Times
0

NUEVA YORK.- En el gobierno de Donald Trump, las conferencias de prensa de la Casa Blanca, que solían ser una pesada carga para los desaliñados periodistas acreditados, se convirtieron en el reality show más picante que existe, una catapulta al estrellato para los periodistas y una vidriera de acalorados cruces de palabras que se viralizan y hacen estallar el rating. Pero, ¿qué pasa cuando el protagonista abandona?

Como un actor popular que deja una sitcom, Sean Spicer renunció ayer a su cargo de secretario de prensa de la Casa Blanca, un cambio que priva las conferencias diarias de su figura central (héroe o villano, según el espectador) y pone fin a esa improbable y pequeña industria que había crecido alrededor de un hombre que ya es -tal vez- el vocero más famoso de la era moderna.

Los seis meses de Spicer en el cargo fueron una experiencia que cambió la vida de las personas bajo su órbita, fogoneando carreras y la exposición a nivel nacional. La actriz Melissa McCarthy se ganó una nominación al premio Emmy por su imitación de Spicer en Saturday Night Show, que se viralizó de inmediato. April Ryan, corresponsal de American Urban Radio Networks, saltó a la fama luego de enfrentarse con Spicer.

Algunos días, los noticieros interrumpían las telenovelas o los magazines para transmitir en vivo los partes de Spicer. Lo que pasaba en cámara o fuera de cámara en esas conferencias de prensa, que en otros tiempos sólo le importaba al ambiente político de Washington, se había convertido en tema de charla durante la cena en todos los hogares norteamericanos. Hasta el canal amarillista TMZ entró al juego y publicó un borroso video de Spicer cuando era sorprendido por un opositor crítico en un negocio de Apple en Virginia.

"Hay una parva de material informativo, pero el público es insaciable", dice Matt Negrin, cuyos obsesivos tuits que detallaban los movimientos diarios de Spicer lo ayudaron a ganarse un lugar en The Daily Show, donde ahora produce videos que captan las más memorables pifiadas de Spicer.

Negrin publicó un video-obituario de Spicer en el cargo titulado: "Ruedas de prensa diarias en vivo de Sean Spicer, 2017-2017". Ya lo tenía preparado de antemano.

En tanto, otros veteranos periodistas vieron potenciarse sus vidas y carreras durante el breve paso de Spicer por el atril de la Casa Blanca.

Glenn Thrush, el periodista del The New York Times que ayer dio la primicia de la renuncia de Spicer, fue objeto de una memorable imitación a cargo de Bobby Moynihan en Saturday Night Live. Hace más de 20 años que Ryan es periodista acreditado en la Casa Blanca, pero después de que Spicer lo fustigara durante una conferencia de prensa para las cámaras, se convirtió de pronto en un comentarista televisivo muy demandado. Además de un nuevo contrato con la CNN, Ryan apareció como invitado en el programa The Late Show with Stephen Colbert, de la cadena CBS.

En las últimas semanas, Spicer aparecía cada vez menos, y en su reemplazo solía verse a su segunda, Sarah Huckabee. Además, en los últimos tiempos, la Casa Blanca insistía en que sólo se transmitiera el audio de las conferencias de prensa, lo que privaba a los espectadores de ver las monerías de Spicer.

Su salida alentó las especulaciones sobre una posible incorporación del ahora ex secretario a la grilla televisiva, un destino que siguieron varios colaboradores de la Casa Blanca, que consiguieron jugosos contratos con los canales de cable. Hay una cadena de noticias, sin embargo, donde seguramente no consiga empleo: la CNN salió ayer mismo a aclarar que no contratará a Spicer. No debería sorprender a nadie, después de los frecuentes choques entre ambos.

Traducción de Jaime Arrambide

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas