Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Chris Froome: cómo ganar y sentir el honor de ser comparado con las leyendas del ciclismo

El británico se aseguró su cuarto título en el Tour de France y está a uno solo de Eddy Merckx, Miguel Induráin, Jacques Anquetil y Bernard Hinault en el historial de la prueba

Domingo 23 de julio de 2017
Froome, muy arriba en la historia del ciclismo mundial
Froome, muy arriba en la historia del ciclismo mundial. Foto: DPA

MARSELLA.- Grande entre gigantes del mundo del ciclismo. El británico Chris Froome , que se aseguró su cuarto título en el Tour de France, considera "un gran honor" que lo señalen en la misma sintonía que leyendas de la prueba, como Eddy Merckx, Miguel Induráin, Jacques Anquetil o Bernard Hinault. Esos cuatro hombres lideran el historial de la 'Grande Boucle', cada uno con 5 títulos, después de que los siete de Lance Armstrong le fueran retirados por doping. Froome se acerca a apenas uno de ese poker de mitos del ciclismo. "Obviamente, es un inmenso honor que te mencionen en la misma frase que grandes de la historia del Tour como esos", afirmó el líder del equipo Sky.

Froome fue tercero en la contrarreloj de la 20ª etapa en Marsella, a 6 segundos del ganador, el polaco Maciej Bodnar. En la general, el británico aumentó a 54 segundos su ventaja sobre el segundo, que es el colombiano Rigoberto Urán, lo que le permite llegar a hoy con el Tour en la mano, a la espera de su coronación en los Campos Elíseos, de París.

"He aprendido cuán difícil fue para esos hombres que ganaron en el pasado cinco Tour de France", aseguró Froome, que conquistó también el trofeo en 2013, 2015 y 2016. El británico fue tercero en la etapa de 22,5 km con salida y llegada en el estadio Velodrome de Marsella, a seis segundos de Bodnar (28:15) y a cinco del también polaco Michal Kwiatkowski, de Sky. El británico se aseguró la clasificación general, pero se marchó por primera vez sin ganar una etapa en el Tour.

"No puedes ganar todo siempre. Pensábamos más en un esfuerzo en las tres semanas y eso es lo que hicimos", señaló. Urán entró a 31 segundos de Bodnar y finalizó octavo, con lo que se quedó con la segunda plaza en la general. "Fue muy duro. Todos arriesgamos. No me salió bien la última curva y casi me caigo. Sabíamos con quién nos enfrentábamos y que era difícil sacar el primer puesto a Froome, pero estoy más que contento", afirmó Urán. Antes de este Tour, tenía como mejor resultado un 24° puesto durante 2011 en el clásico francés; ahora, igualó la mejor posición de un ciclista colombiano, un segundo puesto, que tenía Nairo Quintana, duodécimo en la general en este Tour, con sus subcampeonatos en 2013 y 2015.

A los 32 años, Froome, con contrato hasta 2020 con Sky, estará otra vez en el centro de la escena hoy. La 104ª edición del Tour concluirá con la salida de los 103 kilómetros de la última etapa, que tendrá lugar en Le Reveil Matin, desde donde partió el primer Tour de Francia, en 1903.

Menos fuerte que en competencias pasadas, al británico le bastó con manejar bien los tiempos y las fuerzas para volver a imponerse en la ronda gala. Pero no fue un triunfo con holgura. Si hoy no triunfa en la última etapa en París, será el tercer campeón sin victorias en los últimos 30 años de la carrera.

A pesar de ello, Froome se confirma como uno de los grandes dominadores del ciclismo en esta década. En 2013, el británico ganó su primer Tour con ventaja de 4 minutos y 20 segundos sobre el colombiano Nairo Quintana. En 2015, el margen fue de 1m12s, de nuevo sobre Quintana, y el año pasado la diferencia fue de 4m05s sobre Bardet.

"Este fue mi Tour de France más reñido, el que más lucha tuvo entre los ciclistas en la clasificación general", admitió el doble medallista olímpico en cronometrada. "Había un poco de presión, pero para mí es siempre bueno tener presión. Estoy complacido con volver a ganar", advirtió el británico, que no se vio afectado por los abucheos y silbidos del público francés, en el Stade Velodrome, en apoyo a Romain Bardet.

Durante tres semanas, Froome mostró menos de sus famosas embestidas en las montañas. Incluso se quedó sin piernas y perdió temporariamente la camiseta amarilla en los Pirineos. Y sin embargo, sigue siendo el número 1.

AFP y DPA

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.