Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Trump genera suspicacias al citar su "poder para perdonar"

En plena crisis por el Rusiagate, señaló que la Constitución le otorga esa facultad para eximir delitos; lo vinculó con las investigaciones en su contra

Domingo 23 de julio de 2017
0
Trump, ayer, en un acto en el portaavión USS Gerald Ford
Trump, ayer, en un acto en el portaavión USS Gerald Ford. Foto: AP / Carolyn Kaster

WASHINGTON.- Con el agua hasta el cuello por el escándalo del Rusiagate, que semana tras semana arroja nuevas revelaciones, el presidente Donald Trump dejó entrever ayer que tiene "plenos poderes para perdonar" delitos, en una señal que no pasó desapercibida en Washington.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el líder republicano se refirió a la facultad de otorgar indultos que la Constitución le brinda al presidente de los Estados Unidos. Si bien se supone que el mensaje habla del indulto a terceros, Trump lo mezcló con sus propios problemas por las filtraciones por las sospechosas relaciones de su equipo con las autoridades rusas.

"Mientras todo el mundo acepta que el presidente tiene plenos poderes para perdonar, por qué pensar en eso si hasta ahora el único delito son las filtraciones contra nosotros", escribió Trump, al dar por sentado que si realmente lo quiere puede quedar a salvo de sanciones por conductas fuera de la ley.

El mensaje de Trump llegó luego de que la semana pasada el diario The Washington Post revelara que el presidente se reunió en más de una ocasión con sus asesores legales para evaluar su potestad ejecutiva para indultar a colaboradores, familiares e, incluso, a sí mismo, y que sus abogados estudian hasta dónde llega esa potestad.

Los presidentes de los Estados Unidos tienen la autoridad de indultar a otros por delitos federales. Pero no está claro si pueden perdonarse a sí mismos, una posibilidad que no está explícitamente prohibida, pero que algunos analistas ven inviable por ser un conflicto de intereses.

Los asesores de Trump ratificaron la existencia de esas reuniones con el magnate, donde discutieron los alcances y limitaciones del indulto constitucional. De todas formas, les restaron importancia y las catalogaron de discusiones "teóricas".

Más allá del carácter académico que le quisieron dar, las reuniones coincidieron con el estrechamiento del cerco de la prensa y la justicia por el Rusiagate, el escándalo por los vínculos entre el Kremlin y el equipo de Trump para perjudicar la campaña de Hillary Clinton, su rival el año pasado en la carrera presidencial a la Casa Blanca.

El presidente lanzó un segundo tuit sobre el tema debido a la información que salió en The Washington Post de que el actual fiscal general, Jeff Sessions, que entonces era senador, habló durante una reunión el año pasado con el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak, sobre temas relacionados con la campaña presidencial.

"Una nueva filtración de inteligencia del The Washington Post, propiedad de Amazon, esta vez contra el fiscal general, Jeff Sessions. ¡Estas filtraciones ilegales, como las de [el ex director del FBI James] Comey, deben parar!" afirmó Trump, en referencia a las fuentes de inteligencia que le pasaron los datos al diario norteamericano.

No es que Trump sienta gran estima por Sessions, a quien pasó al campo de sus adversarios por no defenderlo lo suficiente, y a quien también le dedicó un tuit. El presidente se preguntó por qué Sessions y el fiscal especial Robert Mueller, su principal enemigo en el Rusiagate, no investigaban a Comey y a Hillary por el manejo de la cuenta de correo electrónico de Hillary cuando era secretaria de Estado, un caso que hizo mucho ruido y que se disolvió sin represalias.

El año pasado, el FBI decidió no recomendar cargos penales contra Hillary por el uso indebido del correo electrónico. Trump despidió a Comey en mayo pasado, cuando avanzaba con decisión en la investigación del Rusiagate.

"Mi hijo Donald entregó abiertamente sus correos electrónicos a los medios y a las autoridades mientras que Hillary Clinton borró sus 33.000 mails", escribió Trump.

El magnate tuvo otro contratiempo con el anuncio de un acuerdo bipartidario para ampliar las sanciones contra Rusia por su intervención en las elecciones. El paquete incluye sanciones contra Irán y Corea del Norte, pero la sanción a los rusos acaparó la atención.

Contrariado, Trump disparó otros tuits donde acusó a la prensa de arruinar, por una filtración, un operativo militar para eliminar al líder de Estado Islámico (EI), Abu Bakr al-Baghdadi.

Agencias AFP, AP, ANSA y Reuters

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas