Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuántas cremas juntas se pueden usar, qué cantidad y otras dudas comunes en belleza

Lunes 24 de julio de 2017 • 00:21
0

Vernos bien todos queremos, y más de una vez hemos mirado las opciones para embellecernos cuando vamos a alguna farmacia o en las casas de productos dermatológicos, pero, la oferta es tan grande y variada que las dudas aparecen, y solemos perdernos en lo que necesitamos y para qué, pero más aún cuando con el producto en mano ya no sabemos qué hacer. Una mini guía puede allanarnos el camino.

¿Cuántas cremas juntas se pueden usar?

Parece una locura, pero antiages, hidratantes, protecotres solares, y la lista sigue, son tantas las opciones que parece que ninguna hará nada. Error. La Dra Giselle Claros, dermatóloga y asesora de La Roche- Posay, aclara que no hay ningún impedimento para usar cremas juntas, siempre y cuando tengan una función diferente cada una y no se anulen entre sí. Lo importante es tener siempre en claro que se aplican de la más liviana a la más espesa. Y el protector solar siempre al final.

¿Qué sucede con la vitamina C en las cremas?

El problema de estas es la oxidación, por eso la Dra. Claros recomienda usar las cremas que contienen vitamina C pero siempre aplicar luego un protector solar para que el efecto del sol sobre la piel no anule su proceso (algunas ya viene con protector solar en su composición). Hay que tener en cuenta que el sol oxida la vitamina C. Por eso, para chequear si aquella crema que tenemos en casa aún está buena hay que mirar su color, si sale del recipiente de un tono naranja, chau, ya no generará efecto alguno.

¿Cuándo aplicar el contorno de ojos?

Las rutinas de belleza siempre hay que empezarlas por los ojos y luego por el resto de la cara. Y recordar que las limpiezas se hace si se está o no maquillada. Así, lo primero que se pasa es un agua micelar, o crema de limpieza en ojos, cualquiera de los productos usados en esta zona debe ser específico, debido a la sensibilidad de la zona. Luego se puede usar otro que se aplique en toda la cara. Después de la limpieza, vienen las cremas. Los contornos de ojos se aplican siempre primero, con pequeños golpecitos sobre la zona, y luego el resto.

¿Qué cantidad ponerse?

Hay productos en el mercado de gran valor económico, y lo alto del precio a veces impide que lo compremos por considerarlo un gasto desorbitante para un mes. En realidad, la mayoría de esos productos están pensados para durar más de un mes, pero algo nos lleva a creer que no. Ese algo es la cantidad de producto que ponemos en cada aplicación. Para no "ponerse de más" y no dilapidar el producto, ya que una dosis extra no generará "una mayor acción del mismo" la Dra Claros propone una guía fácil para medir con el dedo: "Al depositar la crema que esta ocupe la zona del pulpejo (la parte donde están las huellas digitales). Si se trata de frascos con dosificación (usualmente los serum y anticelulítis) ya vienen con una dosificación por gotas, entonces basta con recordar que en la frente se aplican dos gotas, en cada mejilla una, y en el mentón otra gota. Luego hay que desparramarlo.

¿Cuánto antes de dormir hay que aplicarse cremas?

"A la noche es importante no ponerse el producto justo antes de ir a dormir, algo que la gente tiende a hacer, porque queda producto en la almohada, o irrita los ojos", ejemplifica la Dermatóloga de La Roche Posay. La idea es que sea como mínimo una hora antes, que es lo que tardan en absorberse en toda la piel. Conviene, además, aplicarlas al salir de bañarse, ya que los poros están más dilatados y en esos casos las cremas absorben mejor.

¿Qué crema usar primero?

Cómo ya anticipó Claros, las cremas se aplican, en general, desde las más livianas a las más pesadas, pero por si se generan dudas hay un orden por tipo de producto: después de la limpieza es bueno aplicar un agua termal, luego los serum (o sueros), luego la crema de tratamiento que se use, y después el protector solar. El maquillaje irá al final, y si este ya cuenta con protector solar, entonces se puede obviar el paso anterior.

¿Cuántas veces se aplica el exfoliante?

Los exfoliantes suaves, una o dos veces por semana, ayudan a tener la piel más fina y suave. Pero no debe usarse si se tiene rosácea, porque empeorará el cuadro. Es bueno ser cuidadoso porque incluso en pieles seborreicas, donde es bueno usarlo, si se abusa de él generará el efecto contrario. Siempre es mejor aplicarlo de noche.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas