Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Horror en Texas: hallan en un camión migrantes muertos por deshidratación

Ocho personas fueron encontradas sin vida en el vehículo, que estaba estacionado; otra falleció tras ser internada

Lunes 24 de julio de 2017
La policía trabaja en el camión con inmigrantes estacionado en un supermercado en San Antonio, Texas
La policía trabaja en el camión con inmigrantes estacionado en un supermercado en San Antonio, Texas. Foto: Reuters / Ray Withehouse

SAN ANTONIO.- Ocho presuntos migrantes indocumentados fueron hallados muertos este domingo dentro de un camión estacionado en Texas, cerca de la frontera con México, y otros 30 fueron internados por deshidratación, en un "horrible" crimen de tráfico de personas. Uno de ellos murió en el hospital.

Las víctimas se encontraban sin agua ni aire acondicionado dentro del remolque de un camión estacionado en un supermercado, en el caluroso estado de Texas, donde las temperaturas suelen superar los 37 grados centígrados en esta época del año.

Una veintena de los heridos llevados a hospitales en la ciudad de San Antonio, a unas dos horas en auto de la frontera mexicana, estaban en condición "extremadamente crítica", afectados de deshidratación y calor excesivo, dijeron funcionarios locales. Una persona murió cuando recibía atención médica en un hospital.

Se trata del intento más reciente de tráfico humano por camión que termina en tragedia. El hallazgo de inmigrantes muertos es frecuente en varias partes de la frontera sur de Estados Unidos, por donde intentan cruzar ilegalmente muchos mexicanos y centroamericanos.

"Presenciamos un delito de tráfico de personas esta noche", dijo ayer el jefe de policía William McManus, que describió el caso como "una tragedia espantosa". Dijo que muchos de los que estaban dentro del remolque parecían ser adultos de entre 20 y 30 años, pero que aparentemente también había dos chicos en edad escolar.

El conductor del camión fue arrestado, agregó McManus.

La tragedia salió a la luz después de que una persona del camión se acercó a un empleado de Walmart en el estacionamiento del supermercado y le pidió agua, dijo McManus. El empleado llamó a la policía y, cuando llegaron los agentes, encontraron a ocho personas muertas y 30 sobrevivientes en el remolque, informó.

"Sus cuerpos estaban muy calientes al tacto. Las personas en este remolque no tenían ningún acceso a ningún tipo de agua -dijo el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood-. Para nosotros es una situación de víctimas en masa."

Las autoridades creen que otros más pudieron haber escapado. Según McManus, las grabaciones de las cámaras de seguridad mostraron que varios vehículos acudieron a recoger a personas que estaban dentro del camión. Sobre la base de versiones de los sobrevivientes, en el remolque viajaron en algún momento hasta 100 personas.

McManus dijo que no se trata de un caso aislado. "Afortunadamente hemos descubierto este camión y afortunadamente hay personas que han sobrevivido, pero esto es algo que pasa todo el tiempo."

En 2003, en uno de los casos más mortíferos registrados en Estados Unidos, 19 inmigrantes encerrados en un remolque sofocante murieron en Victoria, Texas.

Decenas de miles de inmigrantes, principalmente de México y América Central, cruzan clandestinamente la frontera estadounidense cada año, en busca de mejores oportunidades económicas o para huir de la violencia.

"Afortunadamente hubo personas que sobrevivieron, pero esto pasa todo el tiempo", añadió el jefe policial.

El presidente Donald Trump ha prometido cortar la inmigración ilegal, principalmente mediante la construcción de un polémico muro fronterizo, lo que ha tensado los lazos entre México y Estados Unidos. En los primeros meses siguientes al triunfo de Trump, el número de personas que intentaron entrar ilegalmente a Estados Unidos desde México bajó notablemente. En junio fueron detenidas en la frontera 16.000 personas, lo que supone un descenso del 53 por ciento respecto del mismo mes de 2016.

En junio la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) detuvo a 21.659 personas cuando intentaban cruzar la frontera ilegalmente. En el trayecto los inmigrantes son llevados por peligrosos traficantes de indocumentados conocidos como "coyotes", que en ocasiones abandonan los camiones donde transportan a las personas para intentar evadir a las autoridades.

El director encargado de la agencia estadounidense de inmigración ICE, Thomas Homan, dijo en un comunicado que el incidente "es un duro recordatorio de por qué las redes de tráfico de personas deben ser perseguidas, aprehendidas y castigadas".

Agencias AP, AFP y DPA

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.