Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo almacenar en silobolsas ante los excesos hídricos

Lunes 24 de julio de 2017 • 14:57

En la 131° Exposición Rural de Palermo, especialistas del INTA explicaron la importancia de extremar las buenas prácticas de manejo para evitar pérdidas en poscosecha.

De acuerdo con Mauricio Santa Juliana, técnico del grupo de Poscosecha de Granos del INTA Manfredi (Córdoba), "la cosecha de soja y maíz en gran parte de la zona núcleo se ha caracterizado por tercer año consecutivo por precipitaciones y alta humedad relativa del ambiente".

En ese escenario, para "conservar los granos sin riesgo de desarrollo de hongos es muy importante mantener un contenido de humedad de equilibrio menor a 67%, esto significa almacenar los granos con sus respectivas humedades de recibo".

"Los principales agentes de deterioro del grano en la bolsa son los hongos", dijo y sostuvo que la actividad de estos hongos "aumenta cuando el grano húmedo almacenado en la época fría del año permanece hasta la primavera".

En esa línea, indicó que "en el centro-norte de la región productiva de la Argentina, donde el régimen de temperatura es mayor, puede producirse deterioro de la calidad del grano -si se almacena húmedo- antes de alcanzar la primavera".

Según Santa Juliana, es importante el uso de monitores de dióxido de carbono para detectar tempranamente la actividad biológica, claro indicador de que hay un problema de almacenamiento".

"El riesgo de embolsado de grano con una humedad superior al 18% es muy alto e incrementa significativamente las pérdidas", aseguró. "Si se realiza con una humedad comprendida entre 13 y 16%, el tiempo de almacenamiento se limita a 50 días aproximadamente y si se embolsa con un valor inferior al 13% y se brinda hermeticidad al silobolsa el tiempo de almacenamiento puede extenderse hasta 18 meses", expresó Santa Juliana, que aclaró que en estas condiciones siempre debe considerarse "temporario".

"La principal ventaja que posee el silobolsa para poder atenuar, en cierta medida, las pérdidas de calidad es la hermeticidad", destacó. "Por lo tanto, alcanzar y mantener un nivel adecuado de hermeticidad es un factor clave para el éxito del almacenamiento", dijo.

Dado que "la hermeticidad del silobolsa puede ser afectada por un cierre inapropiado en los extremos y por perforaciones en la cubierta de plástico", recomendó "prestar atención a las técnicas de cierre, evitar roturas durante el armado y el almacenamiento y reparar inmediatamente las que puedan aparecer posteriormente".

Indicó que la superficie sobre la que se ubican las bolsas influye en el resultado. "Es recomendable ubicarlas en lotes altos, libres de agua y limpios de rastrojos, preferiblemente con cierta pendiente para evitar el probable anegamiento, extremar los cuidados en el cierre de la bolsa y, en el caso de rotura, repararla", señaló.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.