Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Siembra directa: llevarán el modelo de campos experimentales en Sudáfrica a otros países africanos

Así lo expresó en la Rural el embajador argentino en Sudáfrica, Javier Figueroa; apuntan a Botsuana, Namibia y Zambia

Lunes 24 de julio de 2017 • 14:41
SEGUIR
LA NACION
0

Una alianza público-privada buscará replicar en otros países de África el modelo de promoción de la tecnología agrícola argentina que ya existe en Sudáfrica.

Con el gobierno anterior, en ese país se pusieron en marcha seis campos experimentales en establecimientos de productores sudafricanos hoy agrupados en la asociación Grain SA. Allí se hicieron ensayos de la tecnología de siembra directa con maquinaria argentina, además del uso de semillas, inoculantes, entre otros productos.

Detrás hay una alianza amplia de cooperación que incluye al INTA, Cancillería, que solventa gastos técnicos del INTA, la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), Cideter, una organización vinculada a pymes de la maquinaria agrícola, la embajada argentina en Sudáfrica. También se sumó Exponenciar SA, empresa organizadora de Expoagro, que realiza misiones a la feria Nampo en Sudáfrica.

Según Cideter, desde 2011 a la actualidad las ventas de sembradoras argentinas para siembra directa a Sudáfrica crecieron 336%. Allí están trabajando en la actualidad unas 150 máquinas. En África solo se hace el 1% de siembra directa y la mayoría en Sudáfrica. Este país tiene 121 millones de hectáreas, de ellas solo 20 millones cultivables.

El año pasado, de US$ 772 millones que el país vendió entre diversos productos a Sudáfrica, unos US$ 53 millones fueron por manufacturas de origen industrial. Y de acuerdo al INTA US$ 15 millones por sembradoras.

El año pasado fue baja la venta porque los productores sudafricanos venían afrontando una fuerte sequía. La balanza comercial total con Sudáfrica es positiva, ya que contra los 772 millones de dólares (16% más que en 2015) exportados por la Argentina ese país vendió por US$ 154 millones en 2016.

"Desde Sudáfrica podemos llegar a otros países; vamos a replicar el modelo en otros lados, como Botsuana, Namibia y Zambia", dijo a LA NACION el embajador argentino en Sudáfrica, Javier Figueroa. "Nuestra idea es tener campos experimentales en esos países para mostrar todo el paquete de tecnología, en maquinaria, semillas, silobolsas, inoculantes. Nuestro fuerte es el paquete con el asesoramiento y el servicio posventa", agregó.

Figueroa participó en la Exposición Rural de Palermo en el marco de las Rondas de Negocios Internacionales que aquí contaron con la presencia de productores sudafricanos.

Según el embajador, ya se está trabajando para replicar en esas otras naciones el modelo de Sudáfrica. En este país, además, Figueroa mantuvo recientemente un encuentro con las máximas autoridades agrícolas que le ratificaron que Sudáfrica quiere hacer una alianza con la Argentina por la siembra directa e, inclusive, quiere que firmas de maquinaria se radiquen en su territorio. En dos semanas vendrá el ministro de Agricultura de Sudáfrica para avanzar en definiciones.

En Sudáfrica, el 85% de la agricultura la hacen productores blancos y el resto agricultores negros. La Argentina entra en el primer segmento pero también apuesta por el segundo. En la Rural, disertó Vilhelm Erichsen, productor sudafricano de 3000 hectáreas, 1300 con agricultura, con un campo a 150 kilómetros al nordeste de Pretoria.

Vino en 2013 al país y conoció la siembra directa. Volvió, dejó el sistema donde removía la tierra y se puso a trabajar con la directa sin perturbación del suelo. En una región donde llueven 650 milímetros, por mayor eficiencia en el uso del agua con la tecnología aumentó 15 a 20% los rindes de maíz y 20 a 30% los de soja. Además, bajó 58% la necesidad de consumo de fuerza en maquinaria y 42% el gasto en gasoil. Tenía un campo erosionado que ahora está revirtiendo ese problema. "Mejoré en cantidad y calidad el suelo", dijo.

En 2014/2015, en un ciclo de sequía, un productor con sistema de siembra directa en esa zona logró 3600 kilos en maíz contra 2600 kilos de labranza convencional, contaron en el INTA. Además, usando la tecnología tuvo rentabilidad mientras con convencional en un año seco se perdió plata.

"En nuestros ensayos logramos 30% más de rinde en maíz y 15% más en soja", dijo Carlos Galarza, técnico del INTA al comparar resultados en siembra directa versus convencional en Sudáfrica.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas