Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un Dream Team del polo: los dos mejores jugadores del mundo, juntos en los Estados Unidos

Facundo Pieres aceptó jugar con Cambiaso en la temporada alta de Palm Beach, donde hay crisis por escasez de equipos; el dream team desalentaría al resto

Martes 25 de julio de 2017
0
Adolfo Cambiaso y Facundo Pieres, los dos mejores jugadores del mundo, juntos
Adolfo Cambiaso y Facundo Pieres, los dos mejores jugadores del mundo, juntos.

Adolfo Cambiaso y Facundo Pieres son Lionel Messi y Cristiano Ronaldo en el polo. Con algunas diferencias: tienen la misma nacionalidad y se llevan mejor que el futbolista rosarino y el portugués. Son los dos mejores del mundo, se respaldan en organizaciones muy poderosas, se reparten la mayoría de los grandes trofeos, siempre andan en el tope de las tablas de goleadores y sostienen cierta rivalidad, más allá del respeto y la admiración mutuos.

Ver a Leo con la camiseta de Real Madrid y a CR7 actuar como local en el Camp Nou son imposibles, como que Cambiaso vuelva a jugar en Ellerstina -ahí debutó en el alto handicap argentino- y que Facundo integre La Dolfina en algo que no sea una exhibición. Pero el polo no es el fútbol, y puede reunir al 1 y al 2 en un equipo. Adolfito y Facu compartieron el seleccionado argentino una copa en 2009 (éxito sobre Inglaterra allá) y de vez en cuando se mezclan en algún amistoso. Lo que nunca pasó es que se pusieran la misma camiseta de clubes en partidos por los puntos. Y por más también: los dólares del profesionalismo.

Nunca pasó, pero pasará. Lo confirmó anteayer el hermano intermedio de los Pieres: en 2018, él y Cambiaso compartirán Valiente, un conjunto poderoso de la temporada alta de Estados Unidos, la de más alto nivel fuera de la Argentina. Impensado. Mala noticia para el resto. Toda la vida fueron contrarios y un día el crack de 42 años y el de 31 se unirán en la Triple Corona de Palm Beach (26 goles de handicap), justo el circuito que más viene sufriendo la crisis del profesionalismo.

Allí vienen escaseando los participantes. Vale recordar la estructura del polo profesional: un patrón de bajo nivel deportivo pero arcas abultadas solventa un equipo y elige a sus compañeros (rentados). Los gastos son millonarios, como los propios patrones. En los últimos años, la crisis económica del primer mundo golpeó a esta actividad, en principio más a Europa que a Estados Unidos; hoy, Inglaterra está más acomodada que su nación amiga, donde los propietarios de esas escuderías están más como para afrontar algo más recreativo que competitivo.

En parte por las finanzas, un poco porque están en desacuerdo con la organización y otro tanto porque Cambiaso y Facundo Pieres oligopolizan los éxitos, este año hubo apenas seis formaciones en el Abierto de Estados Unidos. Y escasos cuatro y tres en la antesala, por la Copa de Oro de la USPA y el trofeo C. V. Whitney. ¿Cómo, en ese contexto, se fusionan los dos mejores para 2018?

Resulta que Orchard Hill, el cuarteto de Facundo en Palm Beach, no competirá, y además se frustró una segunda opción que tenía Pieres, que se quedó sin propuesta laboral. Facu compartió casualmente con Cambiaso el vuelo a Inglaterra, y charlaron. Ya en suelo inglés, Adolfito le propuso a su archirrival que se incorporara a Valiente. "Obvio", le contestó Pieres.

"Me sorprendió la invitación. Siempre competimos en contra en los equipos más fuertes. Compartir equipo parece raro a primera vista. Espero aprender muchas cosas, sumar experiencia", comentó Facundo a la nacion, desde Inglaterra. Él mismo es quien más advirtió en su momento sobre lo concentrado que estaba el profesionalismo y la escasez de trabajo para colegas. "Lo ideal sería que estuviéramos cada uno en una organización distinta, con más patrones y más equipos con posibilidades de ganar. No se dio", evaluó.

Si ya eran pocos los protagonistas, pues la perspectiva es inquietante. El dream team desincentivaría la competencia. "Se rumorea qué va a pasar. Algunos no saben si van a jugar. Esto quizás es una excusa", admitió Pieres. "Hay muchos jugadores buenos libres: Sapo [Caset], Hilario [Ulloa], Pablo Mac Donough, Pelón [Stirling], Juan Martín Nero... Es cuestión de que algunos patrones quieran tomarlos. Pero varios tienen trabajo sólo en los torneos de 20 goles. No hay patrones, o el nivel de 26 goles es muy alto", razonó.

El Valiente de Adolfito y Facundo será muy atractivo, interesante para verlo. Si es que tiene rivales, claro.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas