Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fernando Terrilli: "Crecer de forma estructural"

El presidente de la federación argentina no cree en los "talentos esporádicos"

Martes 25 de julio de 2017
0

BUDAPEST.- Fernando Terrilli estudiaba para contador público en la Universidad de Buenos mientras viajaba por el mundo compitiendo en aguas abiertas. Entre 1992 y 1996 estuvo entre los cinco mejores del planeta. Se recibió y creó su estudio. Y, por un tiempo, dejó la natación en el placard. Hasta que en 2007 la Inspección General de Justicia (IGJ) lo llamó para que ejerza de interventor de la Confederación Argentina de Deportes Acuáticos (CADDA), que andaba envuelta en una crisis política. "Fue un trabajo difícil, pero enriquecedor a nivel personal. Conocía a todos los actores y creo que fue un proceso saneador en los institucional". Se creó un nuevo estatuto, en base a los de la Federación Internacional de Natación (FINA), "en el que participaron todas las afiliadas", cuenta Terrilli, que desde 2014 ejerce como presidente de la CADDA.

-¿Es importante que el deportista se involucre a niveles dirigenciales?

-Es bueno que exista un mix. El deportista conoce su disciplina, pero tiene que tener un perfil de dirigente. Desde el punto de vista del conocimiento, a un ex deportista no hay que explicarle nada, en cambio a un político sí. ¿Qué puede decidir un tipo sobre un técnico si nunca agarró una pelota? ¿Qué puede decidir sobre la elección de un técnico? Por supuesto que te apoyás en tu equipo, pero el presidente es, finalmente, quien toma la decisión.

-¿Por qué un país como la Argentina les da la espalda a los deportes de acuáticos?

-Hay dos modelos que traccionan un deporte: el de clubes y el estudiantil. El primero se utiliza, en general, en Europa y el segundo en países como Estados Unidos o Australia, que se desarrolla en las universidades y colegios. La Argentina viene de un modelo como el Europeo, pero los clubes en nuestro país están con grandes dificultades financieras. Y existen alternativas diferentes, como las cadenas de gimnasio, que hacen que el club pierda un sentido de pertenencia en la sociedad. Y si para los clubes es costoso mantener un gimnasio, imaginate lo que cuesta hacerlo con una pileta. Todo eso hace que el motor de lo acuático se vaya cayendo. Una solución puede ser que el deporte se traccione desde un modelo educativo, pero eso se maneja en otra esfera. Deportes antes estaba bajo el ala de educación y ahora pasó a presidencia. Así que todavía no sé como va a evolucionar este cambio. Sin embargo, a través de las piletas que están bajo concesiones, de los gimnasios, de los countries y de las que todavía quedan de los clubes, la natación vuelve a enganchar a la gente. Un poco como pasa con el running.

-¿De qué se trata?

-Comenzar a captar a todo ese público. Intentar ganar a ese chico de 10 o 12 años y meterlo en algún programa. El ENARD ha sido solución, en gran medida, para el deporte federativo. Ha comenzado a financiar el alto rendimiento y todos los deportistas y técnicos están becados. Pero a nosotros nos siguen faltando piletas. Tenemos técnicos que se están capacitando y deportistas becados, pero nos falta el medio, la infraestructura para el que pibe entrene.

-¿Cuántas piletas olímpicas techadas hay en nuestro país?

-Seis, pero solamente tres tienen la capacidad para organizar eventos. Presentamos un proyecto para añadir siete piscinas de alto rendimiento.

-¿En dónde van a estar?

-En Río Grande, Misiones, Chubut, Tucumán, la de los Juegos de la Juventud (se celebrarán en Buenos Aires en 2018) y Santa Fe. Nosotros no elegimos la ubicación, sino que es la Secretaría de Deportes la que lleva a delante el proyecto.

-¿Eso generará que cuando aparezca un nadador ya no será un caso excepcional como fueron Georgina Bardach o José Meolans?

-Ellos tuvieron unos locos de entrenadores que se cargaban al hombro toda la preparación. Además de buscar plata de donde sea, como fueron el Bochi Sosa con Georgina o Tato Moccagatta con Meolans. Abocaron toda su vida a sostener esos talentos para que llegaran a donde llegaron.

-¿Dónde ubicamos a Grabich (NdeR: no llegó a clasificarse a las semifinales de los 200m?

-Fede es un talento que emergió, pero es un producto primero del trabajo en conjunto con su entrenadora Mónica [Gerardi]y después de un equipo técnico que lo contiene y lo acompaña. Y una dirigencia que le pone, en la medida de nuestras posibilidades todo lo que necesita, por eso si hay algo de lo que se jacta la confederación es que deportistas, entrenadores y dirigentes están encaminados en un mismo proyecto.

-¿En qué consiste el proyecto?

-En profesionalizar al máximo la natación. En que se federalice y en que haya un plan de infraestructura. Por eso creamos un departamento de prensa y de marketing, renovamos instalaciones, rearmamos el organigrama de funcionamiento, estamos cambiando el formato de eventos.

¿Era muy poco profesional?

No sé si muy, pero era poco profesional.

-¿Hoy cómo están?

-Estamos en una transición. Empezamos a traer a gente profesional, alguna rentada y otra no. Y estamos siguiendo la línea de la FINA. Tratamos de cerrar los eventos con los gobiernos de la provincias, en conjunto con las federaciones provinciales, cuando antes se hacía todo muy a pulmón con las afiliadas. Hoy se televisan los torneos por streaming y eso nos permite tener un producto para ofrecer. En los eventos añadimos clínicas de Meolans. Hay una firma de primera línea como Arena que nos auspicia, que nos da todo el equipamiento y nos genera una modernización de los eventos.

-¿Y al público como se lo engancha con la natación?

-Con resultados deportivos. Cuando Fede ganó en Toronto y en Kazán fue un furor. La gente hablaba de la natación. Necesitamos eso prolongado en el tiempo.

-¿Y a nivel de resultados qué se espera con este proceso?

-Si en Londres estuvimos por la franja de los 40 clasificados y en Río por la de los 20-25, la idea es seguir progresando en esa línea. Lo ideal sería que la natación crezca estructuralmente y no con talentos que aparezcan esporádicamente. Le intentamos dar importancia a todas la disciplinas.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas