Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mundial de Natación. La Argentina quiere despegar en sincronizada: los planes para el desarrollo

Trinidad López Brasesco y Camila Arregui son las sucesoras de las mellizas Etel y Sofía Sánchez

Martes 25 de julio de 2017 • 16:51
0
Etel Sanchez y Sofia Sanchez
Etel Sanchez y Sofia Sanchez. Foto: AFP

BUDAPEST.- "No parecen nadadoras, parecen matrioskas", reflexiona Laszlo, un asombrado espectador húngaro. "Son perfectas, una igual que la otra. Es una belleza verlas competir", añade. Las nadadoras son las chicas de la natación sincronizada y las matrioskas son las famosas muñecas. Todas rusas, por supuesto. Desde 2009, el equipo ruso domina con una autoridad pasmosa. También en Budapest, donde el equipo argentino, formado por Trinidad López Brasesco y Camila Arregui, quedó en el puesto 24, con 76,7 puntos, en el Mundial de Natación de Budapest. "Las rusas realizan un trabajo diferencial al del resto de los países, además de contar una gran cantidad de nadadoras", explica Gabriela Viglino, head coach del Centro de Escuelas Deportivas (C.E.D) de la Secretaria de Deporte de la Nación.

Pionera de la natación sincronizada en Argentina, juez de la FINA, Viglino es la encargada de difundir la disciplina en el país. Una especie de misionera de la sincronizada, hoy rebautizada como natación artística. "En 2016 abrimos 10 centros de desarrollo: dos en Santa Fe y Córdoba; y uno en Buenos Aires, Mendoza, Río Negro, La Rioja, Chubut y la Cuidad de Buenos Aires. Y, en 2017, haremos seis más, otro en el sur de Buenos Aires, San Juan, Neuquén, Salta, Santiago del Estero y Tierra del Fuego", cuenta Viglino. Una cruzada, por ahora, que engancha. Se arrancó con 150 niñas y hoy ya hay más de 700, con el espejo en las mellizas Etel y Sofía Sánchez y la mira en la rusa Natalia Ischenko, ganadora de 5 oros en Juegos Olímpicos y 19 en mundiales.

Fueron justamente, Etel y Sofía Sánchez , que bajo la tutela de Mónica López en el Club Gimnasia y Esgrima de Rosario (GER), le dieron difusión pública a la sincronizada en Argentina. "A partir de los ODESUR 2010, donde se consiguió el bronce (dueto y equipo), el ENARD comenzó a poner más plata en la sincronizada", explica Viglino. Las hermanas rosarinas se quedaron en el puesto 22 en Londres 2012 y subieron hasta la plaza 19 en Río 2016. Hoy retiradas, la posta la agarraron López Brasesco (16 años) y Arregui (22), que en Budapest finalizaron en el puesto 24 de 37 participantes. "No estamos lejos de tener buenos puestos; sí lo estamos del podio", concluye Viglino. De los cuatro clubes en los que se practicaba la sincro (Ciudad de Buenos Aires, GER, el desaparecido Peretz y el Nademos Argentina) a los 16 centros de desarrollo, la natación artística quiere despegar en Argentina.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas