Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Frédéric Drouin: "Ya se ve la luz al final del túnel para la economía argentina"

El presidente para América latina de Jaguar Land Rover espera una fuerte reactivación de la demanda para el año próximo

Miércoles 26 de julio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Los eligieron la reina de Inglaterra y James Bond, entre otros. Verdaderos embajadores británicos, los modelos de Jaguar y Land Rover se abren paso en la Argentina de la mano de su representante oficial, Ditecar, y buscan seducir a un mercado de autos premium que vio un tímido renacer con el fin del cepo cambiario.

De acuerdo con los números de la empresa, hay potencial en el país: el crecimiento del segmento de autos de lujo de 2015 a 2016 fue del 99%, con 7531 unidades vendidas, y esperan que en 2017 el avance sea del 59%, con una proyección de unas 12.000 unidades vendidas. Jaguar, que apunta a un público de 35 a 45 años, augura un crecimiento "astronómico": de 14 autos vendidos en 2016 a 80 proyectados en 2017. Land Rover también está optimista: de 117 en 2016 a 200 proyectadas para este año. La compañía, actualmente perteneciente al grupo indio Tata, vende sus 11 modelos en cuatro boutiques, una de ellas inaugurada recientemente en Núñez, sobre la avenida Libertador.

Drouin: "Hay que ser fieles a los orígenes"
Drouin: "Hay que ser fieles a los orígenes".

El presidente para América latina de Jaguar Land Rover, Frédéric Drouin, dialogó con LA NACION y explicó por qué confía en que 2017 y 2018 serán años de avance para ambas marcas: sostuvo que las economías de la Argentina y de Brasil "ya vieron la luz al final del túnel". Además, opinó que sus clientes están "más dispuestos a pagar" por los modelos que ofrece la compañía porque notan que el contexto político y económico "está más estable".

-¿Cuál es la importancia actual del mercado argentino para Jaguar y Land Rover y por qué hay un interés renovado por el país?

-La Argentina es uno de los mercados que se encuentran en el "top 5" para autos premium en la región, acompañado por Brasil, México, Colombia y Chile. En la mayoría de los países de América latina, el segmento de lujo representa alrededor del 2 al 3% del mercado total. En otras partes del mundo, como Europa, EE.UU. y Asia, es el 10%, por lo que hay mucho potencial de crecimiento. El país se estuvo desarrollando bien en el último año y creemos que tiene un gran potencial para nuestras marcas.

-¿Cuándo cree que la economía argentina será lo suficientemente favorable para el crecimiento sólido de las marcas?

-En 2018 se notarán las mejoras en la economía brasileña por las reformas del gobierno y eso es una buena noticia para la Argentina, por lo que esperamos un repunte hacia fines de año. Se ve la luz al final del túnel para la economía argentina. Además, Jaguar fue la única fabricante en el mundo que creció todos esos años de manera sostenida. El avance fue del 233%, un porcentaje enorme. Estamos invirtiendo mucho en productos y se nota también en los países de América latina.

-¿Cuáles son las señales que los convencieron de tomar una estrategia más agresiva?

-En América latina tenemos un obstáculo: algunos clientes no compran nuestros autos por el miedo a la inseguridad. Quieren invertir, pero también disfrutar, y cuando la economía está muy mal y hay mucho desempleo, no están dispuestos a gastar. Son muy sensibles al contexto político y económico. En toda la región vemos países con mucho crecimiento de nuestras marcas porque creemos que la economía global también está mejor. Tenemos mucha confianza en 2018 para la Argentina y creo que además el repunte les dará confianza a nuestros clientes a invertir en autos premium.

-¿Qué estrategias utilizan marcas tradicionales como Jaguar y Land Rover para continuar vigentes?

-La clave está en ser fiel a los orígenes, pero también tener la capacidad de reinventarse. Continuamos con las fórmulas de siempre: para Land Rover, la aventura, y para Jaguar, el estilo, pero nos reinventamos con cada nuevo producto, especialmente en el diseño y la tecnología.

-¿Cómo ve la industria de los autos de lujo? ¿Cree que hay lugar para la diferenciación y la entrada de nuevos jugadores?

-Creo que en el segmento no hay demasiada competencia porque las marcas de lujo necesitan sí o sí estar consolidadas por su historia, ya sea en la industria automotriz, en la joyería o cualquier otro sector dentro de lo premium. En nuestro caso, tenemos modelos icónicos que hacen que el cliente no sólo compre un buen producto, sino también historia: en el pasado, algunos autos de la compañía fueron los más valiosos del mundo y muchos modelos vintage se revalorizaron con el tiempo. Solamente unas pocas marcas tienen un sustento sólido para competir y veo muy improbable que nuevos jugadores entren al mercado y tengan éxito.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas