Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sorpresa e incertidumbre de comerciantes y vecinos ante la iniciativa

Muchos apoyaron la propuesta porque atraerá más gente; otros dudaron del impacto en el tránsito

Miércoles 26 de julio de 2017
0

cerrar

La noticia del proyecto del gobierno para la avenida Corrientes tomó de sorpresa a las personas consultadas por LA NACION en la zona que será afectada por la reforma. Algunas apoyaron la iniciativa, pero hubo quienes no se mostraron convencidos.

Gabriel Fama, que trabaja en una heladería, consideró que una peatonal "llama a la gente". Y lo ejemplificó: "En la Noche de las Librerías el público copa la avenida". Consideró que, para apoyar la movida, sería "bueno hacer que el subte funcione hasta las 2".

A lo largo de las seis cuadras que se convertirán en peatonales hay una quincena de salas teatrales. Algunas más grandes, otras más chicas. Algunas baldosas, dibujadas con estrellas, homenajean a personajes de la cultura argentina. Al 1300, una placa recuerda que en ese solar vivió Tita Merello.

El productor Carlos Rottemberg apoyó el proyecto. "Creo que se revalorizará el área, ya sea desde lo cultural como lo gastronómico", dijo a LA NACION. Comentó que les pidió a las autoridades que se hiciera algún trabajo en las calles laterales a Corrientes para dar lugar a mejores espacios para estacionar.

En cambio, algunos trabajadores del Teatro Porteño pusieron reparos: "Tal vez hay otras prioridades. Se podría recuperar el teatro Alvear, por ejemplo".

Uno de los destinos para comprar revistas y libros usados y nuevos es, sin duda, la avenida Corrientes. Y ahí estaba Ángel, sentado al mostrador de uno de los puestos. Tampoco sabía del proyecto. "¿La peatonal será para todos los días?", preguntó, y prosiguió, dubitativo: "Porque para los fines de semana lo entiendo, pero no creo que en la semana se haga la diferencia con más gente".

Víctor Pereyra se asomó desde atrás de la máquina de café en la confitería de Corrientes donde trabaja como encargado, y susurró: "Espero que funcione la idea". Varios clientes le habían comentado sobre esta posibilidad. Su colega Daniel Palomo, de una pizzería situada enfrente, aclaró ante la consulta de LA NACION: "Mientras la peatonalización sea de noche, puede ser una buena iniciativa".

Rosa Albornoz vive a una cuadra y media de la arteria. "Me da curiosidad ver cómo quedará la avenida con gente caminando en ella", confesó. Lo único que le preocupaba a la mujer era por dónde se desviará el tránsito en la zona cuando el reloj marque las 19 y los alrededores reciban autos particulares. "Espero que no sea un lío y lo ordenen", suspiró.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas