Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Analizarán las llamadas de todo el personal de una delegación antidrogas

El juez Santamarina ordenó el secuestro de 30 celulares tras el hallazgo de cocaína escondida en la dependencia de Lanús-Avellaneda

Miércoles 26 de julio de 2017
0

Unos 30 teléfonos celulares de policías de la Delegación Lanús-Avellaneda de la Superintendencia del Tráfico de Drogas Ilícitas fueron incautados durante un allanamiento realizado en el marco de la causa en la que se investiga el hallazgo de droga escondida en esa dependencia, sustancias presuntamente guardadas para "plantar" en operativos o con fines de comercialización en puestos de venta de narcomenudeo, informaron ayer fuentes de la investigación.

El operativo, el segundo realizado en el marco de la pesquisa, fue ordenado por el juez federal de Lomas de Zamora Alberto Santamarina y llevado adelante por efectivos de la policía bonaerense, según informó la agencia Télam.

Es que, en el marco de la causa, se busca determinar si la droga escondida en un sobretecho de la dependencia y mostrada mediante una filmación realizada por un policía que la difundió por las redes sociales, tenía como destino ser empleada en operativos para involucrar a personas o si se había sustraído de secuestros para su posterior comercialización, añadieron las fuentes.

Los 30 teléfonos secuestrados serán ahora analizados por expertos en comunicaciones, que entrecruzarán llamadas y mensajes, y analizarán su contenido.

En las últimas horas, el juez Santamarina amplió la denuncia del sargento de la policía bonaerense que dio a conocer la existencia del estupefaciente escondido en esa dependencia, y cuya situación procesal es aún analizada por el magistrado y por el fiscal federal Leonel Gómez Barbella, que interviene en la causa.

Es que el policía, si bien fue quien evidenció el delito que se cometía en esa delegación antinarcóticos, es, a su vez, quien aparece en el video manipulando la droga escondida en ese lugar.

Ayer, el sargento declaró como testigo bajo juramento de decir la verdad y aportó datos a los investigadores del caso, por lo que tanto el juez como el fiscal tienen previsto pedir que se lo incorpore al Programa de Protección de Testigos e Imputados para resguardar su seguridad, tal como anticipó el jefe de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, Guillermo Berra, añadieron los voceros.

Tras la declaración del policía, el juez Santamarina dispuso el secreto de sumario en la causa, al tiempo que ordenó algunas medidas de prueba.

El hecho que salió a la luz con la difusión del video era investigado desde hace unos meses, ya que en mayo pasado -mediante una denuncia telefónica- los investigadores habían sido alertados sobre lo que sucedía en esa dependencia policial.

Tras el allanamiento realizado el domingo pasado, en el que se secuestraron 350 envoltorios de cocaína, 50 paquetes con paco y marihuana, el Ministerio de Seguridad bonaerense dispuso investigar a todo el personal destinado en esa sede policial e intervenir la dependencia, temporalmente a cargo del comisario mayor Ubaldo Fuenzalida.

Sospechosos apartados

Berra, el auditor de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, había asegurado que será imputado "todo el personal de la dependencia". Y agregó: "Suman alrededor de 50 efectivos. Ya están desafectados el jefe (comisario Ariel Skalla) y el subjefe (subcomisario Mario Rosello), el denunciante y el oficial principal (Julio César Casarini), al que se le halló droga en el escritorio".

"No somos cómplices y esto antes no pasaba, el personal se siente apoyado y estas situaciones han cambiado rotundamente. Se interviene en forma rápida, acá no hay que pensar nada, una vez que hay conducta irregular ya sabemos lo que tenemos que hacer y lo hacemos inmediatamente", aseguró, en tanto, el jefe de la policía bonaerense, comisario general Fabián Perroni, quien confirmó la investigación sobre el personal que prestaba servicio en esa dependencia.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas