Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Aún no hay rastros de la avioneta desaparecida

En la aeronave, propiedad de una empresa de Bragado, viajaban dos pilotos y un pasajero

Miércoles 26 de julio de 2017 • 14:21
0

cerrar

"Dios concédeme una y hago lo que me pidas. Ayúdame". En la foto que ilustra ese ruego aparece el piloto Matías Ronzano y su pequeña hija, y ése es el último posteo en el perfil de Facebook de Luis Ronzano, el papá del piloto del avión que despegó anteayer desde el aeródromo de San Fernando y desapareció de los radares.

Ayer, y ante los intentos frustrados de búsqueda y rastrillaje que llevan adelante desde hace tres días los equipos de Prefectura Naval Argentina, policía de la provincia de Buenos Aires, Fuerza Aérea Argentina y la Administración Naval de Aviación Civil (ANAC), Luis Ronzano decidió publicar su celular en las redes sociales para que se comuniquen directamente con la familia en caso de que alguien tuviera alguna novedad sobre el paradero de su hijo o de algunos de los otros dos pasajeros, Facundo Vega, copiloto, y Matías Aristi, hijo del dueño del turbohélice bimotor, marca Mitsubishi, con matrícula LV-MCV, que tenía como destino final la localidad formoseña de Las Lomitas.

LA NACION quiso comunicarse con Luis Ronzano, pero la mujer que respondió el teléfono fue determinante: "No vamos a hacer ninguna declaración a la prensa. Gracias". Y cortó. Mientras tanto, los mensajes de aliento para la familia Ronzano se multiplican en las redes sociales. Los amigos de Luis confían en que "todo va a salir bien". Y hasta quienes no conocen a los Ronzano pero forman parte de esa gran comunidad de amantes de la aviación también se solidarizan con las familias de los pasajeros desaparecidos. "No lo conozco a su hijo, pero deseo que todo se desenvuelva la mejor manera", fue el mensaje de aliento del piloto Marcos Espinoza.

Matías Ronzano y su hija
Matías Ronzano y su hija. Foto: Facebook

Retoman la búsqueda

El rastrillaje de esta aeronave se reinició esta mañana con el despliegue de tres helicópteros que pertenecen a la Fuerza Aérea, la Prefectura Naval y a la Policía bonaerense, botes semirrigidos y nadadores de rescate en la zona del Delta bonaerense.

Por su parte, la Fuerza Aérea aportó un helicóptero MI-171, configurado para misiones de búsqueda y rescate, con la tripulación y el material que este tipo de tareas requiere. La tripulación de esta aeronave militar está compuesta por dos pilotos, un mecánico, tres operadores de grúa y tres nadadores de rescate.

Hasta ahora se pudo conocer a través de un audio la última conversación entre el piloto y la torre de control. Este hombre que controla los radares le ordenó a la avioneta que regresara ya que no aparecía en la pantalla del radar.

cerrar

El avión turbo hélice bimotor marca Mitsubishi, matrícula LV MCV, salió el lunes a las 14.30 del aeropuerto de San Fernando, en el norte bonaerense, con un plan de vuelo por el que estimaba llegar a las 18.30 a la terminal aérea de la localidad formoseña de Las Lomitas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas