Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tiempo de citas

Ya sea que lleven varios años casados o que recién empiecen a noviar, las citas son un punto fundamental de la buena vida de la pareja; instancias para conocerse (aún) más, para compartir placeres y para hacer una pausa y volver a conectarse en medio del caos de la rutina

Miércoles 26 de julio de 2017 • 10:55
0
No hace falta que la cita sea de noche para que sea exitosa..
No hace falta que la cita sea de noche para que sea exitosa...

No hay nada más opuesto a la pasión que la rutina. Aunque puede ser tranquilizador saber que ciertas cuestiones se repiten del mismo exacto modo todos los días, cuando se trata de la pareja, el resultado es absolutamente contrario. Porque la mayor parte de "la llama" se mantiene encendida a fuerza de chispazos, esos que reviven las mariposas de los primeros tiempos, cuando todo era adrenalina y ansiedad. Y no estamos diciendo que necesites reconquistar a tu amor cada noche a costa de sorpresas ni que debas ser un payaso permanente, pero renovar los planes cada tanto es un acierto saludable. En ese camino, las citas son aliadas perfectas. Y para que las aproveches al máximo, desde Club te acercamos un listado de variantes creativas y distintas. Tomá nota y abrí la agenda, que las mariposas están a la vuelta de la esquina.

1. Como turistas

Aunque irse de viaje es una de las experiencias que más pueden unir a una pareja, no siempre es posible en los planes más inmediatos. Por una noche, sin embargo, pueden jugar a sentirse turistas en el lobby de un hotel de lujo. Allí, en su restaurante o bar, pueden pedir tragos y tapeos elegantes, rodearse de voces en todos los idiomas y sentir que, por unas horas, están muy lejos de casa. Además, puede ser el spot perfecto para empezar a planear alguna futura travesía en común.

¿Dónde? El lobby bar del Alvear Palace será un elegido perfecto, mezcla de elegancia, arquitectura de otros tiempos y aristocracia porteña. En pie desde 1932, es además un bar notable de la ciudad.

2. Game night

¿Ya sabés si tu media naranja es un as en las cartas o los juegos de mesa? ¿O si hace trampa o es mal perdedor? Si no, podés descubrir toda una nueva faceta mediante una noche de juegos. Cartas francesas o españolas, dados y un cubilete, los clásicos Monopoly o Carrera de Mente o hasta el simple Tutti Frutti pueden servir para una noche distinta. Eso sí, no debería faltar un buen vino y un menú interesante para acompañar.

¿Cómo? El delivery o take away va a ser su mejor amigo en esta ocasión. Pueden recurrir al increíble sushi de SushiClub o a la pizza siempre riquísima de Cala. Y para el postre, que no falte el helado de Freddo, que hoy vale cucharear directo desde el pote.

3. Probar algo nuevo

Hay algo excitante en hacer algo nuevo por primera vez. Y si esa experiencia se comparte, la sensación de unión es instantánea. Por eso, una buena cita puede incluir desde ir a probar un nuevo tipo de comida (¿probaste la comida thai alguna vez?, ¿o un ramen picante?) hasta hacer algo verdaderamente adrenalínico, como bungee jumping o salto en paracaídas. Será un día que quedará para el recuerdo, y además les dará la oportunidad de conocer sus reacciones en situaciones (más o menos) límite.

¿Dónde? Si lo suyo es más la incursión gourmet, les recomendamos ir a probar sabores de Oriente en Jhabibi. Entre especias y platos típicos, van a vivir una verdadera experiencia árabe. Y si, en cambio, se animan a la adrenalina pura y dura, los juegos de Euca Tigre les van a encantar (especialmente el de tirarse desde una torre de 13 metros).

4. Relajarse a dúo

Una tarde de spa en pareja puede ser una gran cita
Una tarde de spa en pareja puede ser una gran cita.

Aunque muchas veces pareciera que ir a un spa de a dos es un programa más apto para amigas o madres e hijas, ir con tu pareja puede ser un gran plan. Elegir un masaje que les guste a ambos, ir entrando en sintonía con un rico té y apagar celulares por unas horas serán claves para conectarse de un modo distinto y más profundo. Al final de la experiencia se sentirán como caminando sobre nubes, y seguramente se les haya abierto el apetito: un cierre ideal para un día casi fuera del tiempo.

¿Dónde? En Experiencia Nirvana cuentan con gabinetes dobles, para poder vivir el tratamiento realmente a dúo, compartiendo el momento. En Carla Levy, en tanto, los socios de Club tienen un 50% de descuento en días de spa.

5. A culturizarse

Asistir a una obra de teatro o una muestra de arte o ir a escuchar música en vivo son programas que salen de lo común y pueden hacernos expandir nuestro universo cultural. Si los gustos coinciden y es posible hacerlo juntos, será una salida más que interesante. Especialmente porque dará nuevos tópicos de charla para el final de la velada.

¿Dónde? Por estos días, el MALBA expone la conmovedora obra de la fotógrafa norteamericana Diane Arbus, un recorrido que vale la pena hacer. En la Ciudad Cultural Konex, en tanto, los lunes siguen siendo de La Bomba de Tiempo, mientras que la talentosa cantante mexicana Lila Downs se presentará en el Gran Rex en agosto.

6. Ir a comer al cine

Lo que más nos gusta de ver películas en casa ahora puede duplicarse tal cual en el cine (e incluso mejor, con servicio a la mesa). Es que estirar las piernas y deleitarnos con platos elaborados o simplemente con un surtido de snacks digno de una picada completa es un plan posible en las salas VIP de cine. Con butacas especialmente diseñadas para disfrutar la experiencia de a dos y una comodidad al nivel de una clase Business de avión (se reclinan a 60° y tienen apoyacabezas y apoyapiés), además de mesas de apoyo, solo será cuestión de elegir la película que más los seduzca y dejarse tentar por el menú, que va de los tapeos más simples a los postres más dulces. Los mozos, súper sutiles, se mantendrán alertas a tus necesidades durante toda la función. Solo tenés que llamarlos con un botón en el asiento. Para antes de entrar, además, estas salas cuentan con lobbies preferenciales para reducir los tiempos de espera.

¿Dónde? Hoyts ofrece el servicio de Premium Class en sus cines de los shoppings DOT y Unicenter. Las películas en cartel en estas salas suelen ser las más populares y "pochocleras".

No todos los restaurantes son para citas

No cualquier restaurante es apto cita: debe tener un cierto clima, ambiente y música
No cualquier restaurante es apto cita: debe tener un cierto clima, ambiente y música.

Restaurantes cancheros y a la moda hay muchos, pero no todos pueden ser considerados aptos para una cita. Es que una velada romántica requiere ciertas características especiales que propicien el ambiente sugestivo. Y además de reunirlas, en estos recomendados nuestros socios recibirán un Aperol Spritz de regalo.

Pura Tierra: pocas mesas, una cocina de autor de excelencia con los productos más frescos y locales y un clima íntimo y ameno. Todo eso puede disfrutarse en el restaurante insignia del chef Martín Molteni.

Deriva Restó: sobre Dardo Rocha, este restaurante está abierto todo el día, pero de noche revive con una seducción especial. Vale la pena aprovechar su iluminación justa para pedir unos buenos tragos.

Le Grill: en Puerto Madero, este restó es perfecto para unir pasiones: mientras él da rienda suelta a su amor por la parrilla y la carne, ella a su vez puede comer en un lugar elegante y con toques de cocina de autor. Imposible no ponerse romántico con la mirada perdida sobre el río.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas