Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo es el programa con el que Chile importa emprendedores

Sebastián Cazajús, fundador de Gencomex, un sitio que fue definido como el "Despegar de la carga", es una de las empresas que integra la Generación 17 de la iniciativa denominada Start-Up Chile, con la que el país trasandino busca fomentar un cambio cultural

Jueves 27 de julio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
La Generación 17 del Programa Semilla festeja el comienzo de la aventura emprendedora, en febrero
La Generación 17 del Programa Semilla festeja el comienzo de la aventura emprendedora, en febrero. Foto: Start-Up Chile

¿Emprendedor se nace o se hace? Sin dudarlo, en Chile responderán: Se hace.

Dicen que los cambios culturales llevan tiempo. En el caso del experimento trasandino para fomentar la cultura del emprendedurismo en una sociedad en la que prácticamente no existía, los resultados concretos se alcanzaron apenas cinco años después de poner en marcha un programa llamado Start-Up Chile.

"En el mundo emprendedor es muy importante estar con gente a la que le está yendo bien, participar y aprender, darse cuenta de que no es nada del otro mundo sino, fundamentalmente, de tener ganas", explica Sebastián Cazajús, argentino, de 23 años, que forma parte de la Generación 17 de uno de las opciones que ofrece Start-Up Chile: Seed (Semilla) cuando se le pregunta por los objetivos de la iniciativa.

Gencomex cruzó la Cordillerra

Sebastián se postuló con Gencomex (ver recuadro), un sitio que, junto con otro, puso en marcha en 2013 y que él define como un simplificador y articulador del proceso de contratación de fletes internacionales.

Hoy, Start-Up Chile se transformó en una de las principales aceleradoras de América latina y una de las más importantes en el mundo. Es reconocida globalmente como "un experimento exitoso del sector público". En la página oficial destacan que luego de su puesta en marcha, más de 50 países crearon programas similares.

En 2010, el gobierno chileno puso en marcha la iniciativa con dos objetivos: Cambiar la cultura emprendedora del país a una más global y posicionar a Chile como el polo de emprendimiento e innovación más importante de América latina.

Renovar las metas

Cuando en 2015 alcanzaron esos objetivos, decidieron fijar nuevas metas: "Asegurar que Chile siga siendo el polo de emprendimiento e innovación más importante de América latina e impactar la economía local a través de emprendimientos tecnológicos".

El programa del que participa Cazajús (que a fin de año se recibió como Administrador de Empresas) tiene una duración aproximada de seis meses. La aceleración empezó a fines de febrero y terminará en septiembre.

¿Cómo fue el aterrizaje y la experiencia de montar un emprendimiento en tierras chilenas? "El programa es una experiencia única, te abre las puertas y conecta con una comunidad de emprendedores de todo el mundo. Te impulsa y ayuda a tener una visión global del negocio. Al mismo tiempo, al ser una de las aceleradoras más grandes de América latina, te da la posibilidad de tener acceso a grandes jugadores de la industria en la que te movés, y por otro lado, a entrar en contacto con varios fondos de inversión. Chile es un país que fomenta y soporta el desarrollo de emprendedores y de nuevos proyectos, para eso se involucra y brinda beneficios a la creación de fondos, tanto públicos como privados", relata.

Sectores y países de la Generación 17

La Generación 17 de la que forma parte Gencomex está integrada por 86 emprendedores de 33 países (además de los seis representantes de la Argentina, hay gente de Australia, Austria, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Dinamarca, República Dominicana, Finlandia, Francia, Alemania, Ghana, Hungría, India, Irán, Italia, Nigeria, Pakistán, Polonia y los Estados Unidos, entre otros).

A la hora de analizar el sector al que pertenecen, la mayoría están relacionadas con la información y tecnología de la comunicación (33%), pero también hay emprendimientos educación (13%), salud (12%), turismo (5%), medioambiente (4%), servicios financieros, agricultura y supply chain (2%) y energía (1%), entre otros.

Cazajús cuenta que desde que llegó -cuando recibió los US$ 30.000 dólares que ofrece este programa para desarrollar el proyecto durante los 6 meses buscó alianzas en el mercado de la logística internacional para apalancar el negocio. "Cuando lo logramos, cerramos acuerdos con grandes operadores que serían oferentes dentro de la plataforma. Nos encontramos con varias empresas dispuestas a concretar negocios a través de Gencomex y eso nos generó grandes expectativas tanto para el mercado chileno como para abrir un horizonte de crecimiento en la región", relata.

Falencias tecnológicas

"El 90% de los bienes pasa por un contenedor antes de llegar a su destino final. La logística internacional es uno de los principales mercados del mundo, y a diferencia de otros, presenta grandes falencias a nivel tecnológico. Sabemos que existen grandes oportunidades en cuanto a la automatización y optimización de los procesos logísticos. Es por eso que junto con el equipo de la Argentina trabajamos día tras día junto con los usuarios para mantener el desarrollo continuo de la plataforma", explica Cazajús.

Luego cuenta algunos detalles del Programa.

"La idea es que durante 6/7 meses vivas en Chile, que contrates gente del país, desde desarrolladores a comerciales. Lo importante es que en los diferentes sectores de una empresa o etapas del proceso de un emprendimiento puedan ver y aprender desde adentro cómo se hace, que es posible armar algo propio. En las primeras generaciones eran sólo extranjeros, después se fueron sumando chilenos. En esta, por ejemplo, el 25% son locales."

¿Cómo se asigna el uso de los US$ 30.000?

Claro que hay limitaciones para el uso del dinero que te dan, pero básicamente es para que vivas y desarrolles el proyecto. Gran parte de ese dinero termina volviendo a la economía de Chile. Aparte de eso te pagan los tickets del avión, el seguro médico, las comisiones y la garantía del departamento en el que vivirás. Acá se puede hacer una sociedad comercial en un día. Llegás, la hacés y te asignás como empleado de esa sociedad.

Luego cuenta que a cambio de lo que se recibe, el Estado chileno pide que los participantes "le devuelvan algo al ecosistema o la sociedad" de su país. Por ejemplo, para fomentar el emprendedurismo dar charlas sobre el tema en las universidades.

"Tienen un sistema de puntos que tenés que completar con diferentes actividades como las charlas u organizando talleres de marketing o comercio internacional o de nuevas tecnologías", explica Cazajús.

En los últimos seis años, Start-Up Chile recibió más de 1400 emprendedores de 79 países a través de los tres programas. Uno de cada tres levantó capital después de participar de la iniciativa y casi el 80% siguen activos.

En cuanto al futuro de Gencomex, Sebastián cuenta que los contratos que cerraron en Chile hasta ahora no sólo le permitirán mantener activa la operación en el país, sino seguir escalando. "Tenemos grandes proyecciones en cuanto a la parte comercial y también para el desarrollo de nuevas soluciones dentro de la industria. Estoy muy sorprendido por el fomento y las oportunidades que hay para emprendedores acá, tanto desde el Estado, como en incubadoras, aceleradoras y fondos de inversión privados. El hecho de tener tracción con Gencomex en Chile nos deja bien posicionado para acceder a este tipo de programas, y escalar el negocio con mayor rapidez", dice desde Santiago pensando, por ahora en la región.

Qué es Gencomex

¿Por qué si un pasajero de carne y hueso puede comparar el precio de un ticket y comprar el que le resulte más conveniente, cuando el que viaja es un contenedor eso no pasa? Esa fue la pregunta que dio vida a Gencomex, y de ahí que fuera bautizado como el "Despegar de la carga" (en alusión al sitio de venta de pasajes). Hace un par de años, Sebastián Cazajús y un socio arrancaron con la idea. Hoy, es sólo cuestión de un par de clics. "Es un lugar que conecta a la oferta con la demanda, los operadores logísticos, los agentes de carga con los exportadores e importadores." Llevan hechas más de 350 operaciones y 3000 presupuestos. "El grado de satisfacción lo medimos en el ahorro que le generamos a las empresas que lo estimamos entre 20 y 30% en el costo del flete por el hecho de estar abriendo el abanico de opciones", dice Cazajús.

Los tres programas

Start-up chile

Cuáles son las opciones que hay del otro lado dela Cordillera

The S Factory

Es un programa de pre-aceleración para startups en etapa temprana liderados por mujeres. Hay dos convocatorias anuales. En cada una se habilitan entre 20 y 30 empresas. Cada una recibe US$ 15.000.

Seed

Es un programa de aceleración para startups con producto funcional y validado. Hay dos convocatorias anuales. En cada una se habilitan entre 80 y 100 empresas. Cada una recibe US$ 30.000.

Scale

Es un programa destinado a empresas incorporadas en Chile quee stán buscando expandirse a Latinoamérica y el mundo. Hay dos convocatorias anuales. Se seleccionan 15 empresas en cada ocasión. Cada firma recibe US$ 90.000.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas