Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El vicepresidente de Uruguay, en riesgo de perder el cargo

El presidente Tabaré Vázquez admitió públicamente que, si renuncia, no hará nada para que cambie de opinión

Miércoles 26 de julio de 2017 • 21:48
0
Raul Sendic junto a Tabare Vazquez
Raul Sendic junto a Tabare Vazquez. Foto: Archivo

MONTEVIDEO.- El vicepresidente de la República uruguaya, Raúl Sendic, quedó en alto riesgo de perder su cargo lo que no tiene antecedentes en toda la historia de este país, debido a investigaciones sobre su gestión durante el gobierno de José Pepe Mujica y otros casos que lo han expuesto a críticas permanentes y denuncias ante la justicia penal.

El presidente Tabaré Vázquez dijo públicamente este miércoles que, si Sendic presenta renuncia, él no hará nada para que reconsidere la decisión. Eso contrasta con episodios anteriores, en los que Sendic dijo que le había ofrecido su renuncia y Vázquez declaraba que eso no había sucedido.

Esta noche transcendió que Sendic pidió licencia "por asuntos personales" hasta el próximo 5 de agosto, y que en forma temporal lo sucederá Lucía Topolansky.

"La función pública exige el máximo de ética a cada uno de quienes la tenemos que desempeñar" dijo el presidente consultado por la prensa este miércoles, en el acto de homenaje de ADEPA al periodista uruguayo, Claudio Paolillo.

Le preguntaron si creía que Sendic debía renunciar y dijo que es algo que debe evaluar el propio vice, pero cuando le insistieron sobre si se la aceptaría, respondió: "Yo creo que cuando se presenta una renuncia, se presenta una renuncia".

Dirigentes de varios sectores del Frente Amplio comenzaron en las últimas horas a conversar sobre un escenario de caída de Sendic, el hijo del extinto líder guerrilero fundador del Movimiento Tupamaro, y el delfín político de Pepe Mujica para candidato presidencial en 2019, lo que ya nadie considera.

Con estricta reserva, manejan una fórmula para la sucesión de Sendic, lo que no es sencilla, y el nombre del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, asoma como una carta de alta probablidad.

Un Tribunal de Conducta Política de esa coalición está pronto para expedirse sobre compras de bienes personales con dinero de la petrolera estatal, ANCAP, lo que se conoce como el caso de "las tarjetas corporativas".

Ese tribunal se pronunciará sobre si actuó de acuerdo a etica política pero no dispone sanciones, lo que debe hacer en base a ese reporte, la máxima autoridad política del Frente, el Plenario Nacional.

Los dirigentes no quieren llegar a esa instancia que sería un escándalo político con efecto negativo para el oficialismo, justo cuando viene en deterioro de adhesiones en las encuestas.

Una renuncia de Sendic convertiría ese Plenario en un trámite sencillo.

Que la caída del vicepresidente sea por algunos gastos de poco monto con tarjetas de ANCAP parece una paradoja, cuando Sendic es investigado en la justicia de crimen organizado por una decena de casos de supuesta corrupción en la petrolera, que derivó en pérdidas de unos USD 1.000 millones.

Pero los dirigentes que se están reuniendo en estas horas sostienen que es mejor soltarle la mano ahora.

En marzo de 2015 cuando se inició este segundo gobierno de Vázquez, Sendic aparecía como el presidenciable más potente para 2019, pero su popularidad se ha desplomado y hoy es el que recoge el índice de antipatía más fuerte.

¿Quién lo sucedería? La Constitución establece que en un caso así asumiría el primer senador de la lista más votada dentro del oficialismo, y quien está en ese lugar es José Mujica. Como la Constitución impide la reelección, muchos entienden que no podría asumir, aunque no hay nada establecido. Le sigue su esposa Lucía Topolansky y después Eduardo Bonomi, que pidió licencia a la banca y es ministro del Interior.

Para encontrar una solución de consenso, dirigentes del FA consultados por LA NACION dijeron que Bonomi sería "la carta".

Vázquez y Mujica no tienen diálogo franco, pero Bonomi puede ayudar en los equilibrios de Ejecutivo y Legislativo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas