Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Restó SCA: un bistró de la saga notable

Con estilo francés, en la Sociedad Central de Arquitectos

Domingo 30 de julio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: Martín Lucesole

Cumple 18 años el resto de la Sociedad Central de Arquitectos, en la planta baja de un edificio admirable. Lo abrió la virtuosa María Barrutia, sommelier directora de CAVE, que se formó en la cocina del notable tres estrellas francés Michel Bras, en el sudoeste francés; en El Bulli y con Jean Paul Bondox, en Buenos Aires, sin olvidar a su abuela, cocinera amorosa.

Es un lugar con el tamaño y estilo bistró francés, al fondo de la entrada de un espléndido edificio bien mantenido con un portón de madera art déco digno de admirar. Barrutia, exitosa creadora del Centro Argentino de Vinos y Espirituosas, fue pionera de la saga de cocineros que la sucedieron cuando dejó el bistró. En el restó de Bras se conocieron María y Guido Tassi, otro argentino fanático del francés que acompañó a Barrutia en la apertura del restó y hace tres meses lo dejó en manos de su actual jefa, Maggi Piagio, que también se formó con María y Guido después de estudiar en el Ott College y lleva 10 años allí. Julián Rizzi también es del grupo desde entonces, como sous chef. Maggi comienza tempranísimo el día para salir a elegir los pescados y mariscos más frescos. El bistró fue poniéndose más lindo con los años, y con Maggi adoptó buenas mesas y sillas Thonet, fotos o pinturas de los arquitectos del centro, buena música de fondo, el servicio de vinos del colombiano Camilo -de Cave- o Matías a la noche y una pareja de camareros. Mesas bien puestas, correcta vajilla, amplias servilletas completan el estilo bistró de Restó, que de noche se pone algo romántico.

La carta es completa aunque no extensa, de noche hay un menú de tres pasos y una lista corta para elegir. Los platos son abundantes y los precios, sensatos. De los productos todos de origen se destaca el cuadril de cordero patagónico con puré de boniato asado, hongos shiitake y nabo ($280); codorniz rellena de espinaca -un must-; tortellini de ricota con lomo de conejo sautée (240), y arroces. El plato de quesos artesanales de Neuquén es imperdible para entrada o final (220 para dos); las croquetas de ossobuco y hongos de pino, otro acierto (110); los langostinos al ajillo (180) y el dúo tortilla de papa con cebolla caramelizada y trucha arco iris (180). La tarta de crema de almendra y peras con helado de vainilla de Tahití destaca la calidad de las especias de origen (120), como los higos de Jujuy confitados con crema batida y masa sablé de cardamomo.

RESTÓ SCA

Dónde: Montevideo 938, Recoleta

Teléfono: 4816-6711

Otros: Lunes a viernes, al mediodía; jueves y viernes, mediodía y noche; sábado, noche. Tarjetas VISA débito, American Express.

El plato: Cuadril de cordero patagónico

Quesos: Con miel de Entre Ríos, del padre de Maggi. El petit suisse es delicioso.

Vinos: Destacables los dulces Mosela, Riesling y Alsace, de origen, ideales para los postres. Copa de espumante o apertivo de cortesía a la noche.

Arroces: Tres especialidades de arroz para la noche: meloso con codorniz, shiitake y espinacas; conejo, salchicha parrillera y arvejas; pulpo y chipirones al azafrán y morrones asados

Para mejorar: Calentar los platos

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas