Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mundial de Natación: Mireia Belmonte, la Benjamin Button española

Con 27 años, parece ajena a las agujas del reloj: nada cada vez más rápido en cada campeonato; logró la medalla dorada en los 200 metros mariposa

Jueves 27 de julio de 2017 • 23:59
0
Mireia Belmonte, ganadora
Mireia Belmonte, ganadora.

BUDAPEST.- "Ahora quiero ganar un bronce en un europeo de piscina corta", le dijo la española Mireia Belmonte a su entrenador Fred Vergnoux. Se acaba de colgar el oro en los 200 metros mariposa en el Mundial de Budapest cuando, para el asombro de su preparador francés, la catalana repasó sus vitrinas. Tiene buena memoria Belmonte. Suma 42 medallas (22 oros, 13 platas y 7 bronces), entre Juegos y Mundiales y Europeos, tanto de piletas largas (50 metros), como cortas (25). Pero la falta el bronce en los Europeos de piscinas cortas. "Todavía no sé lo que ha salido. Desde dentro se ve una carrera y desde fuera otra. Aunque creo que ha salido una carrera bonita. Estoy súper contenta", dijo Belmonte, después de escuchar el himno español. Con un tiempo de 2m5s26, la nadadora de Cataluña superó por 13 centésimas, a alemana Franziska Hentke (2:05,39). La local, Katinka Hosszú, se quedó con el tercer puesto (2:06,02). "Todavía no me lo creo, acabo de hacerlo hace unos minutos y lo estoy asimilando. Es la medalla que me faltaba", subrayó la española.

Después de conseguir el oro en Río, a Belmonte se le había metido en la cabeza que quería subirse a lo más alto del podio en un Mundial. Un poco tímida, bastante vanidosa, por momentos arisca, Belmonte no guarda una buena relación con la derrota. Sin embargo, la española, de 27 años, parece ajena a las agujas del reloj. Nada cada vez más rápido en cada campeonato. "Mireia se parece Benjamin Button, está cada día más joven", le dijo su entrenador al diario EL PAÍS, antes de enfilar rumbo a Budapest.

Lo que terminó entre festejos, comenzó entre pañuelos. Belmonte no quería salir de la habitación de su hotel. "Estoy resfriada y por la mañana me encontraba fatal, no sabía que rendimiento podría sacar, pero todo ha ido bien", reveló. Y añadió: "Se me pasó por la cabeza quedarme en la cama; pero luego pensé: 'voy para la piscina y que sea lo que Dios quiera". No le salió mal, se subió a lo más alto del podio en un Mundial. Otra de las que conquistó su primer oro en un Mundial fue la brasilera Etiene Medeiros, de 26 años, se impuso con un tiempo de 27s14, en los 50 metros espalda, disciplina en la que quedó eliminada en semifinales la cordobesa Andrea Berrino.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas