Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La devaluación del peso posibilitó una nueva suba del precio de la soja

Las fábricas ofrecieron $ 4400 por tonelada para la zona del Gran Rosario, 100 pesos más que anteayer

Viernes 28 de julio de 2017
SEGUIR
LA NACION

La devaluación del peso respecto del dólar genera en el mercado físico de granos argentino dos reacciones: los vendedores elevan sus pretensiones y los compradores (exportadores e industriales), que en general luego comercializan las materias primas y los subproductos en dólares, pueden mejorar sus propuestas en pesos.

En los últimos días estas reacciones se comprobaron, sobre todo, en el mercado de la soja, donde las necesidades de la demanda están menos satisfechas. Y ayer, conforme el proceso devaluatorio de la moneda argentina sumó otra jornada, se volvió a evidenciar al acuerdo tácito entre las partes, dado que los compradores convalidaron el pedido de los vendedores y pagaron en forma abierta $ 4400 por tonelada de soja con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario, 100 pesos más que anteayer.

"A ese valor se negoció mucho volumen, con cerca de 150.000 toneladas en nuevas operaciones y con unas 200.000 toneladas a las que se les fijó precio", dijo a LA NACION un operador que ejerce su tarea en el ámbito de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Añadió que pese a que los vendedores entienden que el actual es un buen precio, "sólo venden lo indispensable, porque creen que su mejor capital es la soja que pueden seguir conservando, que es mucha".

Ayer, la devaluación del peso frente al dólar fue del 0,80%, dado que la paridad pasó de 17,40 a 17,54 pesos, según el tipo de cambio comprador del Banco Nación (cotización divisa). En la semana la depreciación resulta del 1,27% y en lo que va del mes, del 6,11%, frente a una paridad de 16,53 pesos de la última jornada de junio.

La devaluación del peso posibilitó una nueva suba del precio de la soja
La devaluación del peso posibilitó una nueva suba del precio de la soja. Foto: Archivo / MARIO GARCIA

Un dato que podría conspirar contra la firmeza de los precios de la oleaginosa vista en las últimas ruedas es la grieta que separa la capacidad de pago de la exportación, que ayer fue de 4337 pesos según el Ministerio de Agroindustria de la Nación, del FAS teórico de la industria aceitera, calculado en 4120 pesos por la BCR.

En cuanto a la soja de la próxima cosecha, ayer el saldo también fue alcista, con ofertas de los compradores que subieron de 255 a 257 dólares por tonelada para el Gran Rosario.

También resultó positivo el saldo de la rueda en el Mercado a Término de Buenos Aires, donde los contratos noviembre y mayo de la soja sumaron US$ 2,50 y 1,20, al cerrar con ajustes de 261 y de 258,50 dólares.

Apuntalaron las mejoras domésticas las subas registradas en Chicago, vinculadas con compras del los fondos de inversión y con nuevas ventas externas de soja estadounidense. Al cierre de los negocios, las pizarras mostraron alzas de US$ 2,20 y de 2,67 sobre las posiciones agosto y noviembre, cuyos ajustes fueron de 365,51 y de 370,20 dólares.

Acerca de los cereales argentinos, los exportadores pagaron 2950 y 2900 pesos por trigo con entrega sobre Necochea y sobre el Gran Rosario, $ 50 y 100 más que anteayer. Para Bahía Blanca la demanda volvió a ofrecer $ 3000. El cereal de la nueva cosecha, con entrega entre diciembre y enero, osciló de US$ 170 a 172.

El maíz se cotizó a $ 2400 en Rosario y a $ 2350 en Necochea, con subas de $ 50. En Bahía Blanca se mantuvo estable, en 2350 pesos.

Prevén menos trigo en Brasil

La sequía que se registra desde junio y las heladas caídas durante el presente mes redujeron el potencial productivo de los cultivos de trigo en el estado brasileño de Paraná, cuya cosecha ahora se prevé en 2,82 millones de toneladas, según lo proyectó ayer el Departamento de Economía Rural Paranaense. Antes de las adversas condiciones climáticas este organismo había estimado una cosecha de 3,10 millones para el principal Estado productor de trigo de Brasil, que en 2016 recolectó 4,48 millones de toneladas, informó la agencia Reuters. En su último reporte mensual, la Conab estimó la producción brasileña de trigo en 5,58 millones de toneladas.

Te puede interesar