Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Estoy haciendo una pasantía pero siento que no puedo aprender nada de mi jefa"

Consuelo

SEGUIR

Viernes 28 de julio de 2017 • 15:12
0
Foto: Pixabay

Hola Consuelo, cómo estás?

Te escribo ya que vi la publicación del artículo "socio sin paciencia" en La Nación y demostraste un inmenso conocimiento e intuición de la situación planteada. Por lo que me atrevo a enviarte el presente mail con la explicación de la posición que estoy atravesando el día de hoy.

Hace poco comencé a trabajar en una importante empresa internacional. Me estoy desempeñando como pasante en un área clave, donde el trabajo está centralizado en mi jefa y yo. El objetivo principal del departamento en el que estoy involucrado es la estimación de las futuras ventas de los diferentes productos teniendo en cuenta el contexto macro-económico argentino.

El trabajo me resulta muy interesante, pero mi relación con la joven jefa es distante. La veo sobrecargada, abrumada de trabajo y sin paciencia para enseñar e instruir a un novicio de 22 años que está teniendo su segunda experiencia laboral. Trabajamos con un software de gestión de proyectos, Asana, tal vez lo conocés: ella en teoría debería asignarme tareas por esa vía pero últimamente se limita a etiquetarme en tareas de otros. La idea es que el Asana reemplace los mails internos, pero a veces paso tanto tiempo sin recibir nada de ella que rompo el código de la empresa y le escribo. Rara vez me contesta y cuando lo hace me dice que chequee el Asana para ver mis tareas...y no hay nada.

Creo que soy una molestia para ella. Cada incertidumbre que se me presenta la resuelvo sin recurrir a ella. Por otro lado, la ignorancia y falta de atención que siento me frustran, y agregándole que muchas veces tengo tiempos muertos en el trabajo como consecuencia de la falta de delegación, lo único que espero es que acabe la jornada laboral, ya que no estoy ni aprendiendo ni disfrutando. Siento que es una oportunidad desperdiciada pero no sé qué hacer.

Desde ya muchisimas gracias!

El Pasante Frustrado (20)

Querido Pasante:

Estás ingresando al mundo del trabajo. La primera lección, la madre de todas las lecciones: el trabajo nunca es lo que uno se espera, lo que uno vio en las series de abogados o, en mi caso, lo que imaginaba cuando jugaba con la valijita de Juliana Periodista. Vos te imaginabas que el desafío va a ser conseguir el mejor cliente, lidiar con el jefe más exigente, entregar informes de alta complejidad en tiempo récord...y resulta que te toca aprender a tratar con una jefa que en lugar de pedirte de más te pide de menos, y a manejar los momentos de aburrimiento que, más seguido o menos seguido, son una parte de cualquier trabajo. Lo primero, entonces: todo esto tomalo como un aprendizaje en sí mismo, igual de valioso que lo que puedas aprender sobre macroeconomía. Trabajar con gente diferente y manejar la ansiedad o el tedio son cosas que te van a servir para toda la vida.

En segundo lugar, lo de tu jefa. ¿ella va a ser tu jefa en el largo plazo, o estás rotando por distintos lugares en la empresa? ¿O es una pasantía breve? Si es una cuestión de corto plazo, de unos meses, la verdad, yo no la molestaría demasiado: hacele saber, de una forma NO INVASIVA (si no se estila mandar mails en tu oficina, ¡no los mandes! Lo primero que hay que hacer como pasante es adecuarse a las reglas de la empresa: nada peor que un millennial malcriado que da la sensación de creerse "por encima" de la cultura de la compañía), que estás disponible, que la admirás mucho a ella y a su trabajo y que apreciás mucho la oportunidad de aprender de ella. Yo si fuera vos aprovecharía algún recreíto en que me la cruzo, aunque entiendo que te la cruzás poco, pero algún breve momento para decírselo en persona. Ella también es chica, y te aseguro que nadie le debe andar diciendo seguido que labura muy bien y que es digna de admiración: le va a gustar, la va a sorprender y quizás la lleve a prestarte un poco más de atención. Pero si ves que le decís eso y no pasa nada...y ya está, ya hiciste lo que podías. No te pongas pesado porque casi seguro que ella tiene que evaluar tu performance al final de la pasantía, y si sos denso algo va a poner. Si en cambio siente que es ella la que está en falta por las dudas te va a llenar de flores, para que no la mandes al frente vos de que no te dio bolilla en toda la pasantía (será tu jefa, pero es parte de su trabajo orientarte).

Si por las condiciones del trabajo la idea es que ella sea tu jefa en un plazo más largo, también, empezá con esta conversación que te sugerí más arriba. Sin solemnidad: breve, entusiasta, respetuoso pero amistoso. Y si después de eso ves que sigue sin pasar nada...no la mandes al frente, pero tratá de gestionar un pase a otra área. Sos muy chico, y efectivamente es un momento en el que tenés que estar aprendiendo: no tiene por qué ser el trabajo más divertido de tu vida, pero cobrar sueldo de pasante para estar en Facebook esperando a que pase el rato no cierra por ningún lado, te conviene más ir a laburar a un local de ropa. Hablá con recursos humanos, o con la persona que te contrató, para ver una reubicación (otra vez, si es una cuestión de largo plazo, todo ese baile por tres meses). Y si es imposible, empezá a buscar otra cosa. Quizás es, efectivamente, algo que podía estar muy bueno "en los papeles" pero que por el modo en que se dio no es lo que esperabas, y es hora de volar.

Ante todo, no entres (te lo digo por experiencia) en la rosca de angustiarse por "todo el tiempo que estoy perdiendo". De todo se aprende y te prometo que algo vas a sacar de esto también, aunque no sea lo que tenías en mente.

Éxitos, y un cariño

Consuelo

Consuelo estará disponible para resolver todos los conflictos digitales que lleguen a la casilla modalesdebolsillo@lanacion.com.ar, como comentario a esta nota o a la cuenta de Facebook de LA NACION. Si la consulta es comprometedora, cuidará el anonimato del remitente.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas