Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mundial de Natación. Entrevista a Julio Cesar Maglione, presidente de la FINA: "Gastamos más de 2 millones de dólares en controles contra el doping"

A los 82 años, el dirigente uruguayo comenzará su tercer período al frente de la Federación Internacional

Viernes 28 de julio de 2017 • 23:10
0
A los 82 años, Maglione presidirá la FINA por un período más
A los 82 años, Maglione presidirá la FINA por un período más. Foto: @Ovaciondigital

(BUDAPEST, enviado especial). El uruguayo Julio Cesar Maglione , de 81 años, estaba por revalidar puesto en el sillón presidencial de la FINA (Federación Internacional de Natación) por tercer mandato consecutivo, cuando su principal opositor, el italiano Paolo Barelli levantó la voz en una entrevista a AP. "No hay un buen gobierno, necesitamos transparencia. No es fácil entender por qué no permiten hablar a un candidato. Esto es increíble", se quejó el político romano. "Los candidatos se presentan con tres meses de antelación. Yo mandé una sola carta a las federaciones unos quince días antes; en cambio, el italiano mandó tres o cuatro. La Asamblea fue la que resolvió que ya no se dieran más turnos de palabra porque ya se había hablado mucho. Yo dije que le den la palabra. Entonces, me dio la mano y se fue. Ganamos con el 87% de los votos, que son secretos", le cuenta Maglione, con un tono medio burlón, a LA NACION.

La entrevista acontece con el Danubio como testigo y el Parlamento húngaro como paisaje. La música se enciende y se apaga. Los silencios no son casuales: buscan la concentración de los 24 saltadores que se tiran desde 27 metros. "Mire lo que es esto. ¡Qué espectáculo!", se enorgullece. Habla despacio, un poco para dentro. Los años le gastaron la voz; no la vitalidad. Es más escurridizo que cercano, pero siempre contesta. Y cada vez que quiere gambetear un tema se hace el distraído y le pregunta a su jefe de prensa, que, por supuesto, también desconoce la respuesta. Llegó a la presidencia de la FINA en 2009 y su gobierno sigue sólido.

-¿Usted es el Grondona de la FINA?

- No, no. No tengo nada que ver con Grondona .

- ¿Cómo llega un uruguayo, un país sin tradición en la natación, a ser presidente de la FINA?

- Te tienen que votar, eso es fundamental. Pero primero tiene que haber un grupo de gente que quieran que seas candidato. Es toda una carrera que uno sigue. Primero fui nadador, récord sudamericano. Después fui delegado de un club y de ahí pasé a ser presidente de la Federación uruguaya. Luego presidente de Sudamérica, luego de las Américas. Y, después de todo eso, llegué al ejecutivo de la FINA. Además, soy vicepresidente del COI y encargado de relaciones internacionales. También, soy presidente del Comité Olímpico uruguayo.

- ¿No se cansa?

- Sí, te cansas. Pero todo esto es parte de un sistema, que empieza por el atleta, el técnico, los delegados y termina por los miembros del ejecutivo. Y para tomar una decisión la tiene que aprobar el ejecutivo y después el Bureau, un grupo que representa a los cinco continentes: seis de América, seis de Europa, seis de Asia, cinco de África y dos de Oceanía.

- ¿Cuál es la federación espejo de la FINA a nivel internacional? ¿La FIFA, la IAAF?

- ¿El espejo? El nuestro. Somos los primeros a nivel olímpico. ¿Por qué vamos a mirar a otros? Nosotros hacemos lo que tenemos que hacer. Hoy somos el deporte que tiene más medallas olímpicas, 49.

- ¿Qué hace bien?

- Yo nada, lo hacen las 208 federaciones que trabajan bien.

- ¿Pero usted deberá dar alguna indicación?

- La línea la damos, claro.

- ¿Por ejemplo?

- Mire lo que es este campeonato. Con el Parlamento de fondo y este invento de los saltos de 27 metros. Los saltadores, que están allá arriba, deben ver un agujerito en el que tienen que entrar.

- La disciplina estrella no son los saltos.

- Pero esto no es sólo la natación. Esto es un espectáculo brutal y una competencia muy importante.

- Las medallas de las que habla se las da la mayoría la natación.

- Porque tienen más competencias, pero el waterpolo, que suma sólo una, es una competencia con una cantidad importante de países que intervienen.

- ¿En qué cambió la FINA desde que usted es el presidente?

- No cambiamos ni dejamos de cambiar. Los que estuvieron antes hicieron las cosas muy bien. Esta es una Federación que no tiene problemas económicos, tenemos muy buenos patrocinadores.

- ¿El doping es el gran problema?

- No, hacemos un control brutal. Hasta el día de hoy no hubo ni un doping sino que vino un deportista argentino, pero que estaba dopado desde antes.

- ¿Y eso cómo se combate?

- Gastamos más de dos millones de dólares por año haciendo controles de dopaje fuera y dentro de competencia. Y los mejores deportistas tienen, a veces, hasta seis controles en el transcurso de un año. Y no saben cuando le va a tocar. Entonces tienen que estar muy limpios.

- ¿Se le pueden aplicar sanciones a las Federaciones?

- No, las Federaciones no tienen nada que ver, como tampoco el Comité Olímpico. Capaz que hasta la culpa ni siquiera la tiene el atleta, porque se lo dio el técnico.

- La FINA está en la mira por supuestamente tapar ciertos dopajes.

- No, ya le dije la plata que gastamos. Tenemos un grupo de gente muy bueno. El doctor Segura (miembro del Comité Antidopaje) es el director de uno de los laboratorios más grandes e importantes de Europa. Toda la gente que está ahí es cristalina. Son todos profesores. La gente que se dopa sabe que hay una barrera infranqueable que es la FINA.

- Sin embargo, siguen apareciendo casos, ¿qué tienen que hacer?

- El COI está proponiendo una solución que es la ITA (International Testing Authority).

- ¿Qué función tendría?

- La ITA propone que haya un laboratorio especial, que las penas se fijen desde este organización. Un ente que se independiente de todo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas