Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Argentina será sede del Mundial de Montaña 2019

Bajo la órbita de la World Mountain Running Association (WMRA) será sobre una distancia de 42km en el K42, carrera insignia de la empresa Patagonia Eventos

Viernes 28 de julio de 2017 • 21:37
SEGUIR
PARA LA NACION
Soto y Zarba en Italia junto con los miembros de la WMRA
Soto y Zarba en Italia junto con los miembros de la WMRA.

Las negociaciones llegaron a buen puerto. El cometido empresarial también. Desde el acercamiento de la Confederación Argentina de Atletismo (CADA) y Patagonia Eventos, empresa privada que organiza el K42 de Villa La Angostura, se logró que la Argentina se convierta en la sede del Mundial de Montaña 2019. El mismo será en el mes de noviembre dentro de la carrera insignia de la empresa neuquina que conducen el exatleta y entrenador Diego Zarba y Rodolfo Dómina, ex Subsecretario de Turismo de Neuquén.

La vinculación con la World Mountain Running Association (WMRA), una de las dos entidades a nivel global que organizan competencias de trail running, se forjó por partida doble. Por un lado, la entidad internacional sintió debilitada su posición ante la IAAF (International Association of Athletics Federations) en su vieja puja con International Trail Running Association (ITRA) y, por el otro, la empresa organizadora del K42 busca expandir su área de influencia más allá de su histórica carrera, del circuito de competencias K21 a lo largo del país y de la venta de su prueba a modo de franquicia en países como Colombia, Italia y España.

De este maridaje surgió el vínculo, en verdad, que fue aprovechado por la CADA en su intento por hacer caja a partir de la promesa de apoyo económico que derivaría en las arcas de la máxima entidad atlética de la Argentina desde Patagonia Eventos en su misión de apoyar a la actividad. Lo mismo hizo la CADA, por ejemplo, con el Maratón de Buenos Aires que este año será campeonato Iberoamericano de la distancia. Para ello, logró hacer a un lado a la Federación Atlética Metropolitana (FAM), entidad que hace años fiscalizaba tanto los 42 como los 21k más convocantes del país. Esto se traduce en un ingreso no menor a los 300.000 pesos que dejarán de llegar a las cuentas de la FAM e irán a la siempre cuestionada CADA de Juan Alberto Scarpín.

Influencias de selección

Las internas y las actitudes en pos de un interés personal más allá de lo deportivo no son potestad exclusiva del mundo del atletismo. Es decir, de las competencias de pista y calle, sino que también atraviesan el mundo de la montaña, un espacio que creció en la última década a niveles insospechados. Por caso, la inscripción al K42 este año rondará, según la fecha en la que cada atleta se anote, los $5995 o U$S360 en el caso de los extranjeros. En contraste, en España, el Maratón de Montaña Zegama-Aizkorri sale 70 euros (unos 1500 pesos) y Transvulcania, en su distancia de maratón, 75 euros (unos 1600 pesos).

En su cambio radical sobre una actividad a la que nunca le había puesto la atención, el nuevo interés por el trail running de la CADA lo formalizó con la conformación de una Comisión de Montaña con un cuerpo de delegados con grandes antecedentes y trayectoria dentro del universo del atletismo (entiéndase de la pista) pero con poco conocimiento en pruebas de montaña. La misma es presidida por Daniel Sotto, vicepresidente 2° de la CADA. La novedad será oficializada y anunciada tras la Asamblea de la WMRA en la que participan el propio Soto, como autoridad CADA, y Zarba, en su doble rol de máxima autoridad de Patagonia Eventos y contacto en los comunicados oficiales de la propia CADA. Todo, en el marco del 33º Mundial de Mountain Running de la WMRA que se celebra este fin de semana en Premana, Italia, en el que no habrá argentinos que sí estarán el próximo domingo 6 de agosto en los 33km del Long Distance World Mountain Running Championships.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.