Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gobierno en crisis: Trump echó a su jefe de gabinete

El director de Comunicaciones lo acusó de filtraciones a la prensa; el Senado rechazó derogar el Obamacare

Sábado 29 de julio de 2017
0
Trump, ayer, durante un acto con policías de Nueva York
Trump, ayer, durante un acto con policías de Nueva York. Foto: AFP / Spencer Platt

WASHINGTON.- Fue una dura jornada ayer para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump , con la salida de su jefe de gabinete, Reince Priebus, que lo acompañaba desde su primer día en la Casa Blanca, y el fracaso en el Senado de la iniciativa oficialista para derogar el plan de salud conocido como Obamacare.

Por la tarde, en un tono en el que intentó disimular la crisis, el presidente apuntó en Twitter: "Tengo el placer de informar que he nombrado al general y secretario John Kelly como jefe del gabinete de la Casa Blanca. Es un gran estadounidense". Kelly se había desempeñado hasta ayer como secretario de Seguridad Interior.

Priebus, quien se desempeñó durante varios años como presidente del Comité Nacional del Partido Republicano, había sido una pieza fundamental en la formación del gobierno después de las elecciones, en el comité de transición.

Sin embargo, la llegada de Anthony Scaramucci a la Casa Blanca como nuevo jefe de Comunicaciones selló la suerte de Priebus.

De acuerdo con Scaramucci, Priebus bloqueó durante cinco meses su llegada a la Casa Blanca.

Además, Scaramucci llegó a la conclusión de que Priebus era el principal responsable por la incontenible secuencia de filtraciones a la prensa de datos internos de la Casa Blanca, incluyendo informaciones comprometedoras.

Esta semana, Scaramucci realizó una explosiva llamada telefónica a un periodista para presionarlo a que dijera quién le abastecía de informaciones desde la Casa Blanca, y el contenido de la conversación se tornó público (ver aparte).

Las tensiones entre Scaramucci y Priebus habían tornado literalmente explosivo el clima en la Casa Blanca en los últimos días.

Fracaso en el Senado

En otro golpe a una de las promesas más repetidas por Trump durante su campaña electoral, los republicanos fracasaron en la madrugada de ayer en su intento de derogar en el Senado la ley de salud conocida como Obamacare.

A la oposición demócrata se sumaron los senadores republicanos Susan Collins, de Maine; Lisa Murkowski, de Alaska, y el convaleciente John McCain, de Arizona.

Trump tuiteó ayer por la mañana: "3 republicanos y 48 demócratas decepcionaron al pueblo estadounidense", luego de que los senadores republicanos no pudieron llegar a dejar de lado sus diferencias partidarias y ponerse de acuerdo en un último intento para mantener con vida la iniciativa de reforma a la ley que impulsó Brack Obama.

"Como dije desde el principio, dejemos que el Obamacare implosione, negociemos después. ¡Miren!", agregó el presidente.

La iniciativa del Senado, que revocaba varias partes de la ley federal de salud, fue rechazada poco antes de las 2 de ayer, hora del este, con una votación de 51-49.

McCain, un ex candidato presidencial de 80 años, regresó el martes de manera espectacular al Capitolio luego que le detectaran un cáncer en el cerebro y emitió un voto decisivo en favor que avanzó la propuesta por poco tiempo.

Luego de que esta semana se rechazaron dos amplias propuestas republicanas para revocar la ley federal de salud, la votación de ayer puso en duda la capacidad del Senado, controlado por los republicanos, para aprobar cualquier propuesta de salud tras haber prometido durante siete años que revocarían el Obamacare.

En un comunicado, McCain dijo que era "inexcusable" que el Senado no haya podido presentar una propuesta integral. El senador por Arizona agregó que los legisladores deberían escribir una iniciativa con "aportes de todos nuestros miembros, republicanos y demócratas" y "parar el juego político".

Dirigentes de la Cámara baja no dudaron en culpar al Senado por la debacle de una de las prioridades más importantes del Partido Republicano. En un comunicado, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, que representa Wisconsin, dijo que "la Cámara de Representantes presentó una propuesta" y agregó que él estaba "decepcionado y frustrado".

Hace casi tres meses, la Cámara baja aprobó su paquete de cuidado de salud luego de varios reveses vergonzosos.

"No tenemos que darnos por vencidos. Ánimo al Senado a seguir trabajando para encontrar una solución verdadera que mantenga nuestra promesa", agregó Ryan.

Agencias AFP y AP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas