Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

José Ignacio Giraudo: "Hay que seguir trabajando para mejorar la competitividad"

El CEO de Acindar, la empresa de aceros que invirtió US$ 150 millones para ampliar su capacidad instalada, dice que la importación china pega más en la región que en el país

Domingo 30 de julio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Mañana se celebrará el Día de la Siderurgia, una fecha que encuentra a Acindar festejando sus 75 años de vida. José Ignacio Giraudo, CEO de Acindar Grupo Arcelor Mittal, se muestra optimista con la marcha de la actividad, dice que la construcción está motorizando la demanda de acero y que su empresa hizo las inversiones necesarias para tener una oferta adecuada. Más allá de todo eso, advierte que en el país hay que seguir trabajando para mejorar la competitividad.

-¿Cómo está su negocio hoy?

-Está atravesando una etapa de crecimiento de la demanda interesante, fundamentalmente motorizado por la construcción en obra pública. A partir de marzo hemos visto un crecimiento de tasas interanuales más que interesantes y crecientes a medida que transcurren los meses. El primer trimestre fue estable respecto del año pasado, pero ya a partir de marzo estamos viendo variaciones interanuales del orden de 10%.

-¿Y cómo están otros sectores en cuanto a la demanda?

-Nosotros no solo abastecemos a la construcción, sino también a la industria y al agro. Claramente, la construcción es lo que está creciendo mucho más, con tasas del orden del 15%, y la industria tira más a la estabilidad. Todo está liderado por la obra pública, aunque en las últimas semanas empezamos a ver que esto se derrama hacia emprendimientos privados. Esto, a nuestro juicio, va a dar sustentabilidad a la recuperación.

Foto: Patricio Pidal/AFV

-Todo esto respecto del mercado interno, pero ¿cómo está la exportación?

-La exportación sigue en niveles muy bajos. Hoy estamos destinando 5% nada más. Esto se debe a que hay un exceso de oferta global de acero, lo que hace que los precios hayan estado deprimidos mucho tiempo, por lo que las exportaciones siempre estuvieron dirigidas a la región, y hay que recordar que la situación de Brasil no fue la mejor y eso impactó en las ventas que hicimos a ese mercado (se pasó de lo que supo ser un 15% de las exportaciones a un 5%).

-¿Cómo están las condiciones para la producción?

-Las condiciones son las correctas y adecuadas: hay disponibilidad de materia prima, hay disponibilidad de energía. En cuestiones laborales siempre hay que buscar mayor competitividad, pero diría que estamos bien. Ahora, si nos referimos a los niveles de competitividad, hay rubros en los que debemos seguir mejorando. Hay que seguir trabajando para mejorar la competitividad y esta es una tarea que le corresponde tanto al sector privado como al público.

-¿Cómo ve el tipo de cambio, entre los factores de competitividad?

-Muchas veces tendemos a tener una visión reduccionista y a decir que la competitividad la hace solo el factor tipo de cambio. Yo creo que es una conjunción de tres factores: cómo una compañía invierte internamente y tiene vocación para mejorar su productividad; cuáles son las condiciones que el Estado da a través de infraestructura y provisión de servicios y cuál es la presión impositiva, y en tercer lugar, el tipo de cambio que tiene que ir acompañando los niveles de inflación. Así, el factor clave es tener niveles de inflación razonables.

-¿Cómo ve hoy esas dos variables,inflación y tipo de cambio?

-El tipo de cambio ha subido en los últimos días, lo que ha corregido o ha emparejado con lo que ha sido la evolución de la inflación. Creo que estamos en un proceso de inflación decreciente, que tendrá de pronto algunos desajustes estacionales, pero que claramente la tendencia es de decrecimiento. Y estos acomodamientos del tipo de cambio lo que hacen es alcanzar el nivel de inflación que en los primeros meses había estado por encima del nivel de devaluación.

-¿Cómo están con el tema de inversiones, algo que el Gobierno pide todo el tiempo?

-La siderurgia tiene procesos de inversión largos y sus capacidades duran mucho tiempo, por lo cual nuestra visión es siempre de largo plazo. Nosotros en 2015 terminamos un proceso de inversión que amplió nuestra capacidad instalada. Porque justamente teníamos la visión de que la Argentina tenía que transitar hacia un modelo que estuviera más asentado en la inversión, y que la inversión en infraestructura iba a ser una clave en el desarrollo y crecimiento. Con lo cual, nosotros iniciamos esta nueva etapa con una disponibilidad de capacidad instalada significativa. Hoy nuestras instalaciones podrían aumentar rápidamente su producción si la demanda existiera. Por lo cual, hoy las inversiones que estamos analizando no están orientadas a aumentar la capacidad instalada, sino a incrementar nuestra competitividad. En ese sentido estamos mirando mucho la energía renovable.

-¿De qué números de inversión se está hablando?

-La inversión que terminamos en 2015 nos insumió US$ 150 millones en las diversas instalaciones. En las nuevas inversiones, en términos de energía, no tenemos definido el monto, porque estamos analizando dos tipos de inversiones: una, la de energía renovable, y otra es aprovechar ciertos procesos internos de la planta para realizar autogeneración. Estamos pidiendo diferentes cotizaciones, y aún necesitamos definir cuál es la escala de estos proyectos. Pero puedo adelantar que hablamos de decenas de millones de dólares.

-¿Preocupa la importación de acero desde China?

-En el caso de la Argentina, es una amenaza que tiene momentos en los que vemos un poco más de producto importado, y otros momentos en los que no tanto. Hoy diría que la amenaza se está materializando por los sectores que consumen nuestros productos de la industria. La importación china directa se está viendo más en el resto de la región latinoamericana que en la Argentina. Pero es una amenaza latente porque la enorme capacidad disponible que tienen los chinos y el nivel de subsidios que su industria tiene en general los hace ofrecer precios que están por debajo del costo de producción. Hay que estar alerta porque sabemos los perjuicios ocasionados en otros mercados.

-¿Cómo los encuentra el Día de la Siderurgia?

-Para nosotros es un día muy importante, con la particularidad de que este año Acindar cumple 75 años. Tenemos una sólida trayectoria basada en nuestros tres pilares: liderazgo, calidad y sustentabilidad. Y la verdad es que es una conjunción muy feliz para nosotros, porque la siderurgia es proveedora de muchas otras actividades y es muy necesaria para un desarrollo sustentable.

Mini bio

Nacionalidad: Argentina

Profesión: Licenciado en Economía

Edad: 59 años

Trayectoria: Previamente se desempeñó como director ejecutivo de Administración y Finanzas. Llegó a ser CFO en 200

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas