Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los Museos Vaticanos en Buenos Aires

Firmaron esta mañana en Pilar un acuerdo con el artista argentino Alejandro Marmo un convenio de colaboración cultural que incluye la réplica de la Capilla Sixtina

Sábado 29 de julio de 2017 • 18:07
SEGUIR
LA NACION
0
El artista argentino Marmo y Mapelli, de los Museos Vaticanos
El artista argentino Marmo y Mapelli, de los Museos Vaticanos.

"El arte no es solamente una pintura que se hace sobre un muro, sino que es algo que además tiene una función social. También en los Museos Vaticanos". Es una de las enseñanzas que, según monseñor Nicola Mapelli, director del Museo Etnográfico de los Museos de la Santa Sede, el papa Francisco busca trasmitir a quienes trabajan a su lado y a todos. Guiado por esa consigna Mapelli volvió ayer al país, después de cuatro años de su primera visita, para concretar la firma de un acuerdo de colaboración cultural con el proyecto Arte en las fábricas, del artista plástico Alejandro Marmo.

El acuerdo, renovable cada tres años, según explicó Mapeli, "es el marco general para acciones dirigidas al sosten y la valorización del arte como oportunidad de integración y de rescate social". Marco que incluye acciones ya realizadas como las esculturas de la Virgen de Luján y el Cristo obrero, de Marmo, en los jardines de los Museos Vaticanos; el libro "La mia idea di arte" (Mi idea sobre el arte), a cargo de Tiziana Lupi y un documental que emiten también los museos vaticanos.

"Para el país es algo innovador y sin antecedentes", dijo Marmo. Y también lo es para la Santa Sede. Si bien los Museos vaticanos tienen proyectos con muchas instituciones , dijo Mapelli, "este es verdaderamente nuevo y original porque promueve el arte como forma de promoción; lo descartado que debe ser recuperado para darle plena dignidad. Es un proyecto bello por esto estamos interesados en llevarlo adelante".

Entre los proyectos más firmes está el de hacer aquí una réplica de la Capilla Sixtina, tal como ya se hizo en México. Si bien la idea está muy avanzada, Marmo es prudente en cuanto a su realización. "Lo estamos estudiando. Los tiempos los determinara la complejidad del proyecto", dijo.

La obra que sí está a menos de dos meses de salir a escena es una de la Serie de diálogo interreligioso, de siete metros de alto que se implantará en la intercesión de las avenidas 9 de Julio y San Juan. Es una pieza que integra los símbolos de las religiones judía, musulmana y cristiana, hecha en hierro de descarte del parque industrial de Pilar.

Entre los planes figura también traer al país una escultura hecha sobre piedra (granito) sacada de los escombros de la calle en Hiroshima luego de la explosión de la bomba atómica. "La gente esculpió el rostro de una mujer en el que los budistas ven a la Señora de la paz y los cristianos vemos a la Virgen María. Es como decir: no más guerras", contó monseñor Mapelli a la nación. Y agregó que desde que fue donada a la Santa Sede, hace varias décadas, nunca salió de los museos Vaticanos. Es una obra "que tiene que ver con esta filosofía de la recuperación del descarte y de la paz que estamos planteando", dijo Mapelli.

El acuerdo registró también ayer el apoyo de la Iglesia en el país y del Gobierno. Dos obispos, Pedro Laxague y Fernando Maletti, participaron del encuentro y firmaron a su vez un convenio con Marmo por el cual garantizan la recepción en sus diócesis, Zarate-Campana y Merlo-Moreno respectivamente, de las iniciativas conjuntas con Museos Vaticanos. Del gobierno nacional asistió el Secretario de Culto de la Nación, Santiago de Estrada, y se comunicó también el ministro de Cultura, Pablo Avelluto . Lo hicieron porque, según se dejó trascender, el presidente Mauricio Macri pidió que se acompañara y apoyara el acuerdo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas