Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un refugio de la cultura under porteña

Los habitantes del edificio recuerdan el paso de músicos, actores y periodistas

Domingo 30 de julio de 2017
0

Ubicado en Paseo Colón 1598, el edificio Marconetti pudo haber sido declarado patrimonio histórico si avanzaba la propuesta de los habitantes del lugar. La catalogación lo hubiera protegido de cualquier tipo de intervención y, claro está, la demolición que sería su destino final.

La historia del Marconetti se mantiene viva por el boca en boca de las personas que pasaron por sus departamentos. Se construyó en 1929 por obra del arquitecto Basilio Dávoli; en esos primeros años albergó al consulado de Grecia y a magnates que habían llegado a la Argentina en la década del 20 para hacer negocios con la importación de tabaco.

Los habitantes actuales son los más antiguos, aquellos que llegaron en los 80. Algunos aún recuerdan cuando Los Abuelos de la Nada, la banda liderada por Miguel Abuelo, tocaba en parque Lezama y luego cruzaba al edificio. Lo mismo hacía Charly García. El Marconetti, en los 70 y 80, era considerado uno de los refugios del movimiento de la cultura under porteña.

Durante los años de bohemia artística allí vivieron músicos, pintores, actores, periodistas y escritores. Aquí recuerdan al periodista Enrique Symns que en el edificio dio rienda suelta a la revista Cerdos & Peces.

La construcción también está vinculada a los derechos humanos. Así lo deja en claro una placa colocada por los habitantes del lugar en la fachada como homenaje a los militantes desaparecidos Cristina y Néstor Morandini, hermanos de Norma Morandini, senadora nacional por la provincia de Córdoba.

En la vereda también hay una baldosa colocada por el Frente de Vecinos por los Derechos Humanos en honor a los hermanos secuestrados allí por un grupo de tareas el 18 de septiembre de 1977.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas